Este es el enésimo artículo que escribo sobre el tema de los Ahorradores Energéticos para el hogar: esos aparatos que “te ahorran hasta un 30 % en la factura de la luz”, según sus interesados vendedores.
 
Una vez más (y espero que sea la definitiva) tengo que salir al paso de las presiones de unos y otros que o bien no saben o si saben pretenden tergiversar la realidad. Dos comentaros sobre el tema han dejado estos días en mi artículo
El “Ahorrador Energético”: un nuevo timo para “ahorrar energía eléctrica” (I)
Uno de los comentarios, firmado por Pedro, el día 8 de Julio y el otro, Anónimo”, del 18 de Agosto. He estado más de un mes fuera del ordenador por una intervención quirúrgica de glaucoma en ambos ojos. Desde hace unos días estoy contestando correos, escribiendo nuevos artículos y ahora le ha tocado el turno a estos dos comentarios, relacionados entre sí por el mismo tema de los supuestos ”ahorradores energéticos”.


Como considero que el tan publicitado  “Ahorrador Energético” es un verdadero timo, en lugar de contestar a ambos en el apartado “comentarios”, lo hago aquí, en un nuevo y definitivo artículo, porque considero el tema de gran interés general.


Comienzo con  el comentario del amigo Pedro. La puesta de palabras en negritas es mía. Por lo demás, no he puesto ni quitado ni corregido nada. El texto es exactamente el original, como podéis verificarlo yendo al comentario en mi blog.


“Muy buenas caballero, soy ingeniero al igual que usted, y me gustaria explicarle un par de cosas que usted no cuenta cuando afirma que no puede producir un ahorro real en una vivienda. Sin entrar en el debate de si cobran la reactiva o no (y le aconsejo que se ponga al dia en la legislación actual, en 2011), hablemos de potencia activa. Como usted sabra, un pico (de tensión o de intensidad, y por lo tanto de potencia) no es mas que un exceso de energia que pasa por sus aparatos sin que estos la aprovechen, de hecho provoca un deterioro mas acusado de estos, acortando su vida. Supongo que hasta aqui estamos de acuerdo… Pues una de las funciones que este tipo de ahorradores de energia tiene es acumular ese exceso para aportarlo progresivamente produciendo ya un ahorro claro de “potencia activa”. Ademas, tampoco se le a ocurrido antes de escribir un articulo tan exaltado (hasta el punto de llamar timo a una tecnologia que puede usted comprovar empiricamente que funciona) que al quitar  el ruido electrico (lease, que las ondas de tension e intensidad, que deberian ser senoidales, tienen rugosidades debidas a los efectos transitorios que se producen en las redes por la conexion y desconexion de equipos) aumenta el rendimiento electrico de los aparatos y por lo tanto disminuyendo su consumo de potencia activa (A la vez que disminuye nuevamente el deterioro de sus aparatos y equipos de trabajo, que no se cuenta pero tambien es ahorro. No es lo mismo comprar una bombilla cada año que cada 2 años y menos con lo que cuestan las de bajo consumo). Antes de despedirme, un consejo: Critica cuando hayas sido estafado, es mas, denuncia! Pero no cuando lo unico que tienes son suposiciones y no conoces lo que estas criticando. Y lo que mas siento es que en un pais como españa, en el que que la baja productividad y la ineficiencia es una lacra, haya gente que ponga trabas a la optimizacion y prefiera seguir enriqueciendo en cada factura a los sinverguenzas de las compañias eléctricas.


Contesto al ingeniero Pedro.


A mí si me interesa entrar en el debate de si las compañías cobran o no la energía reactiva en las instalaciones domésticas. Y me interesa porque eso ES LO QIUE LES INTERESA SABER A MIS LECTORES, cosa que a ti parece  importarte poco. A la mayoría de mis lectores les importan un rábano el coseno de Fi, los picos de voltaje o de intensidad, si las ondas son sinusoidales lisas,  rugosas o con flecos, y otros tecnicismos que no les aclaran lo que les interesa saber o que lo esconden. Veamos lo que se dice en este blog especializado en el tema de energía reactiva

“Las compañías eléctricas penalizan el consumo de energía reactiva con el objeto de incrementar su corrección. En todos los contratos de potencia superior a 15 Kw. es obligatorio medir  la energía reactiva.” 

Queda meridianamente claro que las viviendas, con una potencia instalada nferior a 15 KW, que  seguro es tu caso, como el de la casi totalidad de hogares españoles, la energía contratada no llega a los 15 KW de potencia, por lo que, no tienen que pagar ningún complemento por la energía reactiva consumida, ni colocar un contador de energía reactiva. Y si no hay contador, no la pueden facturar las compañías. Y si no la pueden facturar, no consta energía reactiva en la factura. Y si no consta, no te la pueden cobrar ni descontar si tú con uno de esos cacharros, la ahorras.
¿Qué pasa entonces con los Ahorradores Energéticos? Estos aparatos solo se aplican a partir de 15 KW de potencia instalada, como es el caso de grandes comercios, talleres, oficinas, fábricas, hospitales, edificios públicos, etc. Entonces SI son realmente eficaces, siempre que estén perfectamente calculados para cada instalación, pues hay que hacer unas mediciones para determinar qué condensadores o motores síncronos hay que colocar para anular o reducir la energía reactiva consumida.
¿Y en los domicilios, qué pasa si pones un aparatejo de esos estandarizados y “baratísimos”?. Pues que si llegar a acertar el que va mejor a tu instalación, es posible que pueda ahorrar algo de energía reactiva¡A LA COMPAÑÍA SUMINISTRADORA!, PUES COMO HE DICHO EN INNUMERABLES OCASIONES y REPETIDO HOY, CUANDO LA POTENCIA INSTALADA EN TU CASA ES INFERIOR A 15 kw, Ni te cobran complemento por reactiva (no pueden medirla, pues solo tienes un contador de energía actica) ni te puedes ahorrar tu nada en la factura de la luz, pues la compañía ni se entera, por lo mismo, porque al no haber en tu instalación contador de energía reactiva (se mide en kilovoltioamperios por horas (KVAH) cuando la que sí se mide en tu contador es la energía activa, que se expresa en kilovatios por hora (KWh)
Más sobre lo mismo: Coge una factura de la luz, por favor. Ve a buscarla, que te espero…¿Ya la tienes? Bien, mira en el apartado “Facturación”, y allí,”coste consumo”. Pone una cifra, que son los KWh consumidos, que se multiplican por el precio del KWh, en mi caso, 0,14 euros. Y éste es el importe (mas alquiler de contador, y otras historias, pero ¿Ves en algún sitio que te facturen –o te abonen- la energía reactiva? Debería estar expresada en KVARh (kilovoltioamperios reactivos hora).
¿No tienes este concepto? ¿Solo tienes un contador, el que mide la energía activa KWh? Entonces, amigo mío, NO COMPRES EL TIMO DEL AHORRADOR. Y SI LO HAS COMPRADO, TÍRALO.
Repito para que quede bien claro: por encima de una potencia instalada de 15 KW, sea un domicilio, una empresa, unas oficinas, etc, Monta una batería de condensador4es BIEN CALCULADA, EXACTAMENTE PARA TU INSTALACION. Si ni lo haces, la compañía eléctrica te va a facturar la energía reactiva y te va a freír…


Lamento la extensión de este artículo. Dejo para mañana el resto, para no hacerme más pesado. Pero…no te lo pierdas, que ser¨_a interesante y verás mis conclusiones y la respuesta al comentario de Anónimo…