El consumo de agua el las lavadoras, por ciclo de lavado, se ha reducido sensiblemente  -y se seguirá reduciendo en el futuro-, con lo que podemos ahorrar cada día no solo agua, sino la energía eléctrica necesaria para calentarla y la cantidad de detergente y suavizante necesarios en cada lavado, ya que, a menos cantidad de agua, menos consumo eléctrico y menos cantidad de detergente y suavizante para llegar a la misma concentración.
 
Viene a cuento este artículo, porque hace unos días, navegando por la Red, encontré una especie de encuesta/estadística de los consumos de agua en el hogar. Era de la Confederación de Asociaciones de Vecinos, Consumidores y Usuarios de España, y explicaba el modo de reducir consumos del líquido elemento por cada uno de nosotros.
 
Me llamó la atención que asignara un consumo de agua por ciclo de lavado de 90 litros  para las “lavadoras “normales”. Intenté ver la fecha del artículo, pero no se indicaba en el documento. Pensé ¿Cómo puede hablarse de un consumo “normal” de 90 litros, cuando esta cantidad era la que consumían las lavadoras en 1.988?. Pero el artículo no podía ser de aquel año,  pues ni siquiera existía Internet…
 
Voy a transcribir (en cursiva) el texto donde se habla del consumo de las lavadoras, con mis comentarios entre paréntesis y en negritas.
 
“….Suponemos que todo el mundo dispone de una lavadora automática en casa. El consumo de agua en las lavadoras depende del modelo que tengamos (el modelo no influye: es el año de fabricación el que influye). Las antiguas son las que más gastan (Lógico). También hay que tener en cuenta que existen lavadoras con programas económicos y varios ciclos de lavado más o menos cortos (El que los programas sean económicos y más o menos cortos no influyen para nada en el consumo de agua). Consideraremos que se gastan 90 litros de agua por término medio en una lavadora normal. (No es cierto: ninguna lavadora consume más allá de 50 litros en la actualidad)…”
 
Sin embargo, cuando se refiere al consumo del lavavajillas habla de 17 litros en cada ciclo “para los lavavajillas eficientes” y 30 litros para los “normales”. Eso demuestra que el artículo es relativamente reciente, aunque hoy en día los lavavajillas llegan ya a consumir hasta menos de 10 litros de agua por ciclo, con un máximo de 15.
 
Hago estas observaciones para que no se asuste nadie (el error, en este caso de las lavadoras, es del 45 %), y para que cuando se escriba un dato, se verifique antes de lanzarlo a los cuatro vientos. Y si no se conoce el tema, recúrrase a Internet, donde se encontrarán los datos cientos de veces. Este error no avala precisamente las opiniones y conclusiones de quien lo escribe, siendo más grave aún al tratarse de la Confederación de Vecinos, Consumidores y Usuarios  de España, que pretende dar consejos a los Vecinos, Consumidores y Usuarios.