No es fácil acertar en la compra del aparato de aire acondicionado qiue mejor convenga a nuestras necesidades. No se trata solo de elegir una buena marca, sino que debemos tener en cuenta muchos factores antes de decidirnos. A continuación indicaré una serie de pasos a seguir para que nuestra compra se adapte mejor a nuestras necesidades y podamos elegir el modelo y marca más adecuados.

 
1.- Mi primer consejo es recurrir a un buen profesional de la zona. Alguien que te recomienden otros o que merezca tu total confianza. Ten en cuenta que ese profesional va a determinar los siguientes puntos:
  • La zona climática que corresponde a tu domicilio.
  • El aislamiento de la casa, la orientación, su superficie y volumen,
  • Ver si es interesante no solo refrigerar en verano, sino también, mediante la bomba de calor, calentar en invierno, a un coste de menos de la mitad que el coste de consumo eléctrico de los radiadores o emisores térmicos.
  • Qué sistema de aire acondicionado te interesa más en función de la distribución de tu casa y número de habitaciones (de pared, de conductos, una sola unidad exterior y varias interiores, etc,)
  • Cómo y por donde debe efectuarse la instalaciones en la parte interior y en la parte exterior (permisos de los vecinos, reglamentos del ayuntamiento, condiciones de accesibilidad de la casa, etc.)
2.- Determinar la potencia del aparato. El mismo instalador calculará, en función de los resultados de su revisión in situ, la potencia necesaria del aparato o aparatos, tanto en refrigeración como en calefacción.
3.- Determinar la marca. La elección debe buscar una buena marca que nos garantice la calidad y la eficiencia energética, y que nos garantice un buen Servicio Técnico Oficial de la marca fabricante. No solo para la atención en garantía, sino para la larga vida del aparato.
4.- Determinar el modelo. En función del sistema elegido y de la potencia, hay que elegir el modelo (o modelos) adecuados. Para ello hay que verificar que coincida la potencia con el cálculo efectuado por el profesional y ver comparativas entre marcas de la eficiencia energética de los aparatos, eligiendo el de mayor eficiencia, A o superior (A+, A++, A+++). Para ello hay que comprobar estos datos en la etiqueta energética que se incluye en cada aparato y también en su folleto publicitario. .
En el caso de bomba de calor, y si las temperaturas en invierno son inferiores a cero grados, es conveniente ver en los datos del fabricante hasta qué temperatura inferior son eficientes los equipos con bomba de calor, 

En el próximo capítulo de esta serie explicaré EL PRECIO.