MARIO, un lector asiduo, me recuerda en un comentario dejado en mi artículo  que tengo escrito que el invierno es el mejor momento para comprar e instalar un equipo de Aire Acondicionado, pues es en esa época cuando podemos disponer de los mejores instaladores que en verano van atosigados y pueden tocarte instaladores menos preparados, además de importantes demoras que en invierno no tendrás. Me pregunta además cómo podemos identificar a una buena empresa instaladora de aire acondicionado. 

Creo MARIO que tus preguntas van a despertar el interés de mucha gente que quiere instalar el aire acondicionado y no ha pensado ni en el momento adecuado, ni en los mejores equipos ni en la extraordinaria importancia que tiene la instalación de este tipo de aparatos.
Ya he dicho que la mejor época del año para instalar el aire acondicionado es el invierno, pues en esa estación podemos encontrar disponibles a los mejores profesionales que en verano no dan abasto. Aprovechemos pues el momento.
El siguiente requisito sería decidir el tipo de aparato que más nos conviene. Podéis ver otros artículos míos sobre el tema abajo, al final, tenéis los enlaces. Pero a modo de resumen yo diría que lo más importante es: 1) Tipo de aparato, 2) Qué marca, 3) Dónde lo compro y 4) Quién me lo instala. Vamos a comentar cada una de estas elecciones.
¿Qué tipo de aparato me interesa más? Yo diría que debe ser de la máxima eficiencia energética, A o superior, con sistema inverter y con bomba de calor.
¿Qué marca me compro? Mi opinión es buscar una primera marca, como pueden serlo las japonesas, las coreanas y de las chinas, HAIER. Prácticamente el resto de marcas están fabricadas en China, pero no estaremos seguros de su calidad si no tenemos referencias fiables. También existen las marcas blancas, pero no las recomiendo a menos que estén amparadas por una gran cadena o prestigioso especialista.
¿Dónde compro? Ya sé que este sería el orden lógico de decisión: primero elegir el tipo, luego la marca y después dónde se compra. Eso sería así en cualquier otro aparato doméstico, pero en mi opinión no es correcto este orden en el caso del aire acondicionad. Es tanto o más importante decidir quién lo va a instalar como dónde vamos a comprarlo. Me explicaré.
Así como cualquier oro electrodoméstico (una lavadora, un frigorífico, un lavavajillas, etc.) se compra se lleva al domicilio, se conecta, y a funcionar, no es igual en el aire acondicionado. En efecto, en estos aparatos necesitamos que un técnico vaya a nuestro domicilio a ver dónde va a ubicarse el aparato. Cuál es el volumen a acondicionar, cómo está el aislamiento de la casa, cuál es su distribución. Si se trata de una unidad exterior y uno o varios splits interiores, en qué zona climática estamos, qué potencia necesitamos, etc, etc. Así pues será imprescindible que un técnico (si es posible el mismo que va a instalarlo) vaya a nuestro domicilio y vea todas las condiciones y necesidades. Ese mismo técnico nos debe aconsejar sobre el aparato, sobre el modo de instalarlo, sobre su precio… y ¿Por qué no?, por recomendarnos una marca de garantía que además, tenga un buen Servicio Técnico.
¿Por qué digo que es muy importante encargar el trabajo de instalación a un buen profesional? He llevado a través de mi empresa durante casi una década los Servicios de asistencia técnica de reparaciones de aparatos de aire acondicionado a grandes clientes en toda Espala como pueden ser EL CORTE INGLÉS, HIPERCOR, EROSKI, Grandes Cadenas, muchas marcas blancas, etc. etc. Las estadísticas que he elaborado personalmente sobre las intervenciones de mis Servicios Técnicos en el período de garantía eran sorprendentes: Algo más de la mitad de las peticiones de Servicio por avería del aparato no eran debidas al propio aparato, sino a su defectuosa instalación.
Esta cantidad de errores o defectos en la instalación de los aparatos de aire acondicionado eran producidos por profesionales de poca monta e incluso por intrusos poco formados pero que en verano, al no encontrase buenos profesionales disponibles, se recurre a veces al primero que se ofrece.
Por consiguiente, es fundamental que el instalador sea reconocido por su buen hacer, si no queremos caer en los problemas posteriores. Porque… ¿Qué sucede si al presentarse el Servicio Técnico oficial de la marca a “reparar” un aire acondicionad en garantía y resulta que el problema es de la instalación? Pues sencillamente, que te cobra el desplazamiento, el tiempo empleado en las revisión y además no te lo repara, remitiéndote al instalador que lo hizo mal para que lo repare. Y el instalador, “si te he visto, no me acuerdo”. Os aseguro que he vivido cientos de estos desagradables casos…
Otra práctica parecida, pero picaresca, es cuando llega el Servicio Técnico y ve la cosa difícil y lo primero que te dice es que la culpa es del instalador. Y llamas al instalador y te dice que la culpa es del Servicio Técnico. ¿A quién hacemos caso? Problema seguro.
Por eso mi consejo es procurar que la compra se efectúe siempre que sea posible en el establecimiento que además de venderte el aparato, que sea el que te ha aconsejado el tipo y potencia y TE LO HAYA INSTALADO. En ese caso tienes la absoluta seguridad de que el vendedor debe siempre responder, sea por problema de aparato (aunque delegue en el Servicio de la marca) o de la instalación, que la ha hecho él o un profesional de su confianza. Lo mejor en estos casos es que en la factura del aparato se incluya también el coste de la instalación, con lo que tienes la seguridad de que debe responder en todos los casos, sea problema de instalación o de Servicio. Y además legalmente la instalación queda garantizada por tres meses, tiempo normalmente suficiente para detectar los problemas si los hubiere.
Es aconsejable comentarlo con amigos y conocidos para ver quién te recomienda el profesional. Si en tu localidad no hay ninguno, acude a la ciudad más cercana. Y si tampoco lo tienes claro, yo, en tu lugar, acudiría a unos grandes almacenes (sí, claro, esos que piensas) porque estés donde estés de la geografía española, tienes la seguridad de que su especializada organización puede hacerte un presupuesto del aparato y de la instalación, puede vendértelo y garantizártelo. No tendrás ningún problema en garantía, pues si es problema de instalación ellos te lo resolverán y si es problema del Servicio, ellos presionaran y si fuera un problema que requiriera el cambio de aparato, nadie como ellos te aseguran el cambio, bien directamente bien presionando al fabricante. De todo esto doy fe, pues como he dicho he trabajado para esa organización en sus marcas blancas (de muy buena calidad, por cierto) y tengo las mejores referencias de sus actuaciones en todos los casos. Supongo que nadie pensara que me mueve interés alguno distinto de ofrecer un buen y seguro consejo a mis lectores. Otra cosa es que los costes pudieran salirse de presupuesto. Entonces hay que buscar con un candil el buen profesional del pueblo o de la ciudad, valiendo igualmente que sea ese profesional quien te venda en aparato y te lo instale, por las razones ya expuestas.
Como siempre, pero especialmente en este tema, os aconsejo que leáis otros de mis artículos sobre este tema que podéis localizar haciendo Clic al final del siguiente párrafo.