Mi amigo el ingeniero sevillano Antonio Moreno Alfaro me ha enviado un correo rectificando el coste de la potencia contratada que yo decía en mi artículo y comentándome la nueva estafa que se está produciendo por compañías eléctricas que puede afectar de forma importante a los bolsillos de los consumidores. En el primer caso, por el importe del Término fijo de Potencia Contratada las Eléctricas se embolsan anualmente 6.500 millones de euros. Respecto al nuevo fraude, “… las compañías eléctricas están remitiendo a muchos de sus clientes un escrito en el que les advierten de que han detectado “una anomalía en el equipo de medida” y les informan de que les facturarán los kWh que habrían consumido si no hubiera existido dicha “anomalía”. El importe a facturar por la nueva estafa para una potencia contratada de 4,6 kW es de 1.590,15 €. De todo eso tratará el artículo de hoy.


Por el interés del correo recibido de mi amigo, lo reproduzco a continuación. Advierto que las “negritas” las he puesto yo. Dice así:

“Buenos noches, amigo Antonio.

El importe actual del término de potencia no es 32 €/(kW x año), sino 42 €/(kW x año), según establece la Resolución de 31.01.2014 de la DG de Política Energética y Minas, vigente desde el 01.02.2014..

Si como indicas en el último párrafo de tu artículo, añades los impuestos (impuesto sobre la electricidad + IVA), el importe pagado por el usuario es 53,48 €/año. Dado que la potencia media contratada por el usuario doméstico (P < 10 kW) es 4,6 kW, la cantidad media que cada usuario tiene que pagar a su compañía eléctrica aunque no consuma ningún kWh es 246 €/año.

Como consta en el documento que te adjunto, la cantidad total pagada en 2011 (último año del que existen datos oficiales) en concepto de término de potencia por los 26,64 millones de usuarios con potencia contratada inferior a 10 kW supera los 6.500 millones de €/año. 

¿Conoces algún otro tipo de empresa que obligue a sus clientes a pagar 6.500 millones de €/año por el simple hecho de permitirles entrar a comprar?

Como sabes, las compañías eléctricas están remitiendo a muchos de sus clientes un escrito en el que les advierten de que han detectado “una anomalía en el equipo de medida” y les informan de que les facturarán los kWh que habrían consumido si no hubiera existido dicha “anomalía”. Generalmente, los kWh facturados son los que el usuario habría consumido si hubiera tenido conectada durante 6 horas diarias y 365 días la potencia contratada. En este caso, si el usuario tuviera contratada una potencia de 4,6 kW, la energía facturada sería 10.074 kWh, cuyo importe, con la tarifa vigente (0,124107 €/kWh), asciende a 1.590,15 €

Pues bien, he conseguido reunir los documentos necesarios para demostrar de forma fehaciente e irrebatible que en el caso de que un usuario de una determinada compañía eléctrica solicite la verificación del contador (para comprobar si, efectivamente, existe la anomalía), dicha compañía manipula fraudulentamente el contador antes de entregarlo en el laboratorio oficial. Es decir, la compañía eléctrica produce premeditamente la anomalía, la cual, lógicamente, va acompañada de la falsificación de las facturas originales correspondientes al período durante el cual dicha compañía afirma que existió la (falsa) anomalía.

Lo peor de todo es que, según varios indicios, tanto la producción premeditada de la anomalía como la falsificación de las facturas originales habrían sido cometidas con la colaboración de funcionarios de la Comunidad Autónoma.
Por supuesto, voy a llevar el asunto a los tribunales de lo penal.

Te reitero mi felicitación por la enorme labor social que realizas a través de tu blog.

Un abrazo.
Antonio Moreno Alfaro”

Como podéis ver, amigos lectores y sufridos usuarios de las Compañías Eléctricas, éstas no cesan en sus continuos engaños para estafar a los consumidores. No solo eso sino que, como en tantos casos anteriores, hay una evidente connivencia con los poderes políticos y/o funcionarios, tas como dice el autor “…Lo peor de todo es que, según varios indicios, tanto la producción premeditada de la anomalía como la falsificación de las facturas originales habrían sido cometidas con la colaboración de funcionarios de la Comunidad Autónoma.”
Una vez más he de agradecer a mi amigo Antonio Moreno Alfaro sus valiosas informaciones sobre el descubrimiento de esta nueva tropelía convertida en verdadera estafa. Atención pues, amigos lectores, si habéis recibido –o recibís- esa carta anunciada por Antonio Moreno Alfaro, Podéis informaros de todos los engaños y estafas de las eléctricas en su Web ESTAFALUZ , un compendio de investigación sobre las estafas de las eléctricas en connivencia, como él mismo dice, “.., con políticos y jueces, y a través del Boletín Oficial del Estado…” dirigido en estos casos de corrupción por los tejemanejes del Oligopolio de las Eléctricas. Os recomiendo que entréis en esta Web si queréis informaros de todas las estafas de la eléctricas y de la titánica lucha de este ingeniero desde hace casi 20 anoas. Solo ante las eléctricas y ante los tres poderes del estado, El Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial, todos ellos controlados por los políticos. Si Montesquieu levantara la cabeza  y viera en qué han convertido nuestros políticos  su “separación de poderes” diría lo mismo que Ortega y Gasset sobre la democracia del gobierno de la Republica en 1.931: “No es esto, no es esto”
Animo amigo Antonio, aunque sé que a ti no te falta, tienes a la totalidad de tus lectores dándote nuestro apoyo moral y nuestro agradecimiento por tu extraordinaria labor de información y tu lucha contra los abusos y estafas continúas de las eléctricas.