El combi QUADRIO de HOT POINT (Marca propiedad de la italiana ARISTON), que se ve en la imagen, es  de 70 cms. de ancho y tiene cuatro puertas (de ahí el nombre, supongo). La inferior corresponde al Congelador, la central es de un cajón que puede graduarse opcionalmente desde 0º a -24º, o sea que sirve como refrigerador o como congelador, según convenga en cada momento.

El Conservador o Frigorífico, en la parte superior, en lugar de una sola puerta, tiene dos. Ahí reside la gran novedad de este aparato, según el fabricante. Veamos qué dice la publicidad sobre este aparato, en la reseña publicada en ELECTRO MARKET, y supongo que en otras revistas del sector de los electrodomésticos:

“…. La nueva gama  de frigoríficos Quadrio consigue superar a la anterior, internacionalmente reconocida y premiada en varias ocasiones.  Elevando su clasificaciónenergética a A+, consigue un rendimiento que permite un importante ahorro energético: un 25% de ahorro con respecto a la clase A y un 50% más que un combinado tradicional gracias a sus dos puertas independientes, que hacen que, al abrir sólo una de ellas, se pierdan sólo la mitad de frigorías…”

Según esto, gracias a su Eficiencia Energética, de clase A+, consigue hasta un 25 % de ahorro respecto a la clase energética A. Estamos de acuerdo hasta aquí. Pero sin interrupción dice y un 50%  más que un combinado tradicional gracias a sus dos puertas independientes”. Claro, se abre solo la mitad de una puerta grande cada vez que se accede al compartimento  del frigorífico.



¿Qué interpreta el profano, o mejor dicho, el lector NO especializado que lee esta publicidad?. Pues que el aparato consume un 25 % menosque uno de la clase A y además, otro 50 % más de ahorro por las dos puertas del conservador o frigorífico.. O sea, consume un 75 % menos que otro de la clase A pero con una sola puerta en el frigorífico.


 Exactamente a esa conclusión conduce el redactado de la publicidad, que, lógicamente es el objetivo perseguido.


Pero eso no es cierto, y aquí es donde la publicidad es engañosa. Veamos por qué es falso que consuma un 50 % menos que otro con una sola puerta en el conservador o frigorífico en lugar de las dos del QUADRIO.

Si observamos el círculo de la imagen, vemos que la distribución de las pérdidas de frío en un frigorífico son:
  • Aislante, 68 %
  • Alimentos, 13 %
  • Juntas de las puertas, 8 %
  • Aperturas, 7 %
  • Varios, 4 %

Estamos hablando de un Combi, o sea un  aparato compuesto de tres compartimentos. Los del congelador y del espacio variable de temperatura, no tienen nada que ver con lo que suceda en el compartimento frigorífico. Vamos a suponer que entre los dos cajones, por su más baja temperatura (mayor pérdida de frío) supongan un 60 % del consumo total del combi, correspondiéndole al compartimento frigorífico un 40 % del consumo total del combi.


Un combi de clase energética A puede gastar 320 KW/hora al año. Contando un coste por KW/hora de 0,15 euros, el coste anual sería de 48 euros. La reducción publicitada por ser de clase A+, del 25 %, ahorraría al año 12 euros, quedando el consumo en 36 euros al año en lugar de los 48 de un aparato de la clase A para el total del aparato. De esta cantidad, veamos ahora el ahorro que supone la “doble puerta”sobre el coste del consumo del combi. En primer lugar, separemos el conservador del resto, asignándole, como he dicho, un 40 % al conservador, o sea, su consumo sería de  14,4 euros del total de 36 euros. Según la publicidad, el 50 % si lo tomamos  al pié de la letra,  sería sobre los 36 euros, o sea, 18  euros de ahorro sobre el consumo


Pero esto es absolutamente falso, puesto que la doble puerta solo afecta al conservador, o sea, el 50 % de los 14,4 euros, que consume, como hemos visto, la parte del consevador. Eso nos llevaría a un pírrico ahorro de 7,2 euros al año. Pero esto tampoco es cierto, puesto que dentro del consumo del aparato, en este caso, de la parte del conservador o frigorífico, las pérdidas de frío imputables a la apertura de puertas suponen solo  un 7 % de las las pérdidas totales del conservador.  Ver IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético)


http://www.idae.es/capitulos/electrodomesticos/e4.htm



O sea, el ahorro real por la doble puerta del conservador es del 7 % de los 7,2 euros de ahorro al año, lo que representa un ahorro real de 0,50 euros al año. Suponiendo que el coste de la doble puerta represente para el usuario un mayor coste de compra de 50 euros, se amortizarán por menor consumo…  ¡En cien años!. Esa es la pura realidad y no la publicidad engañosa, que sugiere un ahorro del 25 % por ser de clase A+ y un 50 % más por las dos puertas. Las dos puertas solo ahorran, en realidad, 50 céntimos de euro anual


Y aún esta cifra es discutible, porque cuando se abre una puerta de las dos del conservador, el aire frío del interior “cae” al exterior por su mayor peso, y no solo la mitad del compartimento, sino mucho más, pues dentro del aparato, entre la dos puertas, no hay separación. Si esto no es publicidad engañosa


Esta y otras publicidades engañosas deberían ser investigadas de oficio. Actualmente, si un particular denuncia estos hechos, tiene que pleitear contra  (normalmente) una multiinacional. Esto limita las actuaciones a pleitos entre las empresas, normalmente competidoras entre sí, porque se sienten perjudicadas por la publicidad engañosa de su competencia. ¿Quién defiende al consumidor de la publicidad engañosa?. Nadie. A ver cuándo se crea una especie de “defensor del consumidor” a imagen y semejanza del “defensor del pueblo”.