Los puntos a tener en cuenta para elegir una secadora son los siguientes:
  •   Evacuación o condensación?
  •   Vaciado del agua de condensación: manual o automático?
  •   Instalación
  •   Temporizador mecánico o sistema electrónico de control?
  •   Eficacia del Secado
  •   Programas 
 
Veamos, en primer lugar, si debe ser de Evacuación o de Condensación. Esta decisión vendrá obligada por el lugar donde se instalará el aparato. Si se coloca en una terraza o un lugar donde se pueda sacar un tubo flexible de unos 10 cms. de diámetro al exterior para evacuar el vapor de agua, podrá ser de Evacuación.
 
Si debe ser ubicada en un recinto cerrado, sin posibilidad de salida del vapor al exterior, el aparato deberá ser de Condensación. Este tipo, en lugar de enviar el vapor de agua extraído de la ropa al exterior, lo manda a un serpentín  o Condensador, donde el vapor  se condensa en forma de agua, que es enviada a un depósito.
 
Este depósito de recogida del agua condensada, deber ser vaciado después de cada secado. A menos que se pueda prescindir del depósito conectando el tubo que lo llena directamente a un desagüe, el de la lavadora, a un fregadero, o cualquier otro sistema.
 
Una manera muy práctica de instalar la secadora es colocándola encima de la lavadora, con lo que se aprovecha espacio, queda a la altura de la vista para sacar la ropa de la lavadora y directamente cargarla en la secadora, y además, el tubito de salida de agua de condensación, en lugar de llevarlo al depósito de recogida de agua, se puede colocar en el mismo tubo de desagüe de la lavadora.
 
Hasta aquí los puntos que definirán el tipo de secadora. Mañana continuaremos con los tres últimos puntos que sirven indistintamente para las secadoras de evacuacióno de condensación.