En mi artículo anterior explicaba la necesidad de eliminar las capas de hielo que se forman en el congelador de los frigoríficos CICLICOS, no en los del tipo NO FROST. Pero dejé la segunda parte, que os explico hoy, sobre la necesidad de eliminar correctamente el hielo si no queremos estropear irremisiblemente el frigorífico.

En primer lugar es conveniente gastar todos los alimentos congelados que tengamos, y no comprar nada más hasta llevar a cabo la eliminación del hielo del frigorífico (combi) o congelador. Desenchufar la clavija de enchufe de la base de enchufe. He dicho desenchufar, sacar la clavija de la base para más seguridad. No solo desconectar el aparato,
  • Conectar un secador de pelo a la base de enchufe e ir calentando las placas de hielo para que se vayan desprendiendo de las paredes y base del congelador, posicionado el secador de manera que no le pueda entrar hielo o agua.
  • Ayudarse con la mano o una espátula de MADERA o PLASTICO, nunca metálica, pues podría perforar el circuito de aluminio del evaporador, que lleva el gas refrigerante que enfría el congelador. Un pinchazo obligaría a sustituir el frigorífico, sin posibilidad de reparación a un coste asumible. 
  • Los trozos de hielo que se van desprendiendo los ponéis en un recipiente y vais secando con un paño las zonas limpias hasta que haya desaparecido todo el hielo y la superficie del congelador esté limpia y seca. 
Fácil ¿No? Solo debéis seguir los pasos que os he indicado. Tened cuidado en no estropear el aparato haciendo “inventos”. 
Voy a añadir algo que en mi anterior artículo me olvidé de comentaros, y que me pasó a mí hace unas semanas. Un buen día, al abrir el conservador del combi NO FROST de mi casa, me di cuenta de que en el techo había gotas de agua. Me extrañó porque siendo NO FROST, en el conservador del frigorífico se produce frío seco por lo que era muy extraño ver las gotas de agua en el techo. Eso era señal de una entrada extra de aire. Miré la puerta por arriba y parecía ajustar bien la goma. También ajustaba bien por los lados. Perro sin embargo, la junta en la parte inferior de la puerta, estaba colgando. Se había desprendido de su encaje, y por allí entraba todo el aire que quería y contínuamente. De ahí las gotas, pues el aparato no tenía tiempo suficiente de eliminar el vapor de agua al entrar aire nuevo (con humedad) constantemente. Encajé a presión la junta de la puerta en su alojamiento y ya solucionado, a funcionar sin problemas. 
Os digo esto porque en los casos de gotas de agua en NO FROST (en el conservador) o hielo en el congelador, además de las excesivas aperturas de la puerta hay que comprobar con cuidado que las gomas de las puertas cierren herméticamente. 
Para terminar este tema de los congeladores os diré que me ha llevado a recordar que no he tratado nunca ningún tema de congelación de los alimentos, asunto harto importante y cada día más. Por ello voy a preparar una serie de artículos sobre el tema que os podrán ser de utilidad y de paso aclararé algunas “leyendas urbanas” sobre este asunto.