El día 19 de Diciembre pasado escribí mi artículo sobre la subida de la luz, que finalmente iba a quedar en un incremento del 11 % a partir del 1º de Enero  de 2.014. Pero eseo fu´ñe anulado por el gobierno, que deciudió que el incremento fuera solo del 2,3 %. De entonces acá se han producido manifestaciones y decisiones por parte del gobierno y manifestaciones también por parte del CÁRTEL de las eléctricas, manifestando su estupefacción y cabreo por las mediadas aplicadas por el gobierno. Las eléctricas montaron su publicidad para intentar limpiar su muy deteriorada imagen que, después de lo ocurrido, no podía ser más negativa. Una desatada –y poco limpia- publicidad de las compañías, ha sido el contrapunto de las decisiones del gobierno….De todo eso y de cómo se gestaron las decisiones esos días voy a tratar hoy. 

En mi afán de informarme a fondo del tema, he recorrido muchos informes y opiniones, entre las que destacan los del diario EL MUNDO, que podéis leer al completo este enlace.  Voy a ir transcribiendo lo más destacado de ese artículo, comentándolo a continuación.
La entidad encargada de revisar y controlar los precios de la energía eléctrica derivados de las subastas trimestrales es la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CINC). Fue esta Comisión la que, mediante un informe confidencial y urgente, hizo “…abortar esa subasta de cientos de millones de euros en la que intervino una treintena de entidades de todo el mundo. … las entidades financieras que operan en la subasta…. argumenta con movimientos extraños del sector que influyeron en el precio y una deserción inhabitual de operadores en las sucesivas rondas de la subasta, entre otras picarescas. Si sus argumentos son sólidos, va a ser impresentable la actuación del administrador de la subasta, el operador OMEL que preside actualmente un ex secretario de Estado de Zapatero como Pedro Mejía y que bendijo el tarifazo anulado horas después.”
Nunca entendí cómo puede calcularse el coste de la energía eléctrica mediante una subasta entre las compañías eléctricas y financieros e inmversores de medio mundo. Si de lo que se trata es de calcular el coste real y las variaciones en el tiempo de la fabricación de la energía eléctrica, eso debería depender de los costes de amortización y funcionamiento de centrales nucleares, eólicas, solares, hidráulicas, de gas, etc. Los componentes de coste, las materias primas son la parte principal que puede mover arriba y abajo el coste de producción. Todo lo demás es prácticamente fijo. En ese caso, si parece lo lógico, ¿Por qué se ha buscado tan retorcida fórmula de cálculo del coste de la energía basada en una subasta de banqueros, eléctricas y espabilados financieros? Claro., se trata de que funcione el ¡Mercado LIBRE! Pero vamos a ver, ¿De qué mercado libre nos están hablando? ¿Desde cuándo el Cártel de las eléctricas es un mercado libre? ¿Desde cuándo las eléctricas compiten entre ellas? La realidad es que son un grupo de presión, un LOBBY de intereses, mezclado con especuladores sin más principios que embolsarse el máximo beneficio,
Cabe preguntarse ¿Es ese el interés que tienen nuestros gobernantes para hacer competitivo nuestro país? Los costes eléctricos son una parte fundamental para ser competitivos. Pero según esos cretinos, la competitividad de nuestro país se basa en la reducción de costes de sueldos, bajas de personal, recortes en la calidad de vida. Pero la reducción del mastodóntico súper estado que nos han montado los políticos, eso no hay que tocarlo. Como tampoco controlar los exagerados costes de las eléctricas…¿Dónde irían esos cientos de miles de políticos, ayudantes, asesores, vividores, estafadores, cursilleros, liberados, etc, Entonces…¿Para qué incidir en ese control y rebaja de costes de las eléctricas? Lo importante es asegurarse una buena pensión los mangantes que ahora nos gobiernan para cuando se les acabe este momio, les llegue el otro, el de consejeros y asesores de las eléctricas, que es mejor y mayor que el que ahora tienen como políticos…aparte de la corrupción, claro.
Y así llegamos a un nuevo párrafo del artículo de EL MUNDO: “…Es para echarse a temblar en qué manos han dejado los gobiernos de todos los colores la formación del precio del recibo de la luz para 14,6 millones de hogares. Es en realidad un mercado financiero de futuros -especulativo por definición- en el que los traders de, por ejemplo, Morgan Stanley buscan un elevado precio que, cuanto más alto, mejor también para las eléctricas. En esta última subasta y ante paradas nucleares o falta de viento, marcó precio por ejemplo el costoso carbón, a estas alturas de la edad moderna.”
Lo que decía antes: “Es para echarse a temblar en qué manos han dejado los sucesivos gobiernos…” Se dice que España pertenece al primer mundo, entendiendo por esa “categoría” un país libre, moderno, democrático, con leyes adecuadas para la protección de los ciudadanos…. ¿Protección de los ciudadanos? Pero…¿De qué están hablando? Si en este momento el gobierno se ha “acongojado” ante una posible y casi segura rebelión de los ciudadanos ante tanto cretino y tanto abuso de las eléctricas y los anteriores gobiernos sucesivos que las han amparado –y siguen y seguirán haciéndolo- favoreciendo a los más poderosos en detrimento de los ciudadanos a los que debían proteger en primer lugar, ¿Dónde está la protección al consumidor?
Es de vergüenza ajena ver esta situación: especular constantemente con el precio de la energía, en manos de especuladores, en lugar de fijar una fórmula basada en los costes reales y sus movimientos. Por el contrario, “…Es en realidad un mercado financiero de futuros -especulativo por definición- en el que los traders de, por ejemplo, Morgan Stanley buscan un elevado precio que, cuanto más alto, mejor también para las eléctricas. En esta última subasta y ante paradas nucleares o falta de viento, marcó precio por ejemplo el costoso carbón, a estas alturas de la edad moderna.”
No se trata solo de la estupidez de los gobiernos aceptando una supuesta subasta en aras del “mercado libre” (ja, ja, ja). Es que, además, nos toman por tontos´súbditos de las eléctricas. Veamos: durante este pasado año 2.013, los `precios de subasta del MegaVatio.hora (MWh). han rondado los 50 € cada mes, con caída importante en Abril, a 18 € MWh, en Noviembre a 41 € el MWh, y en Diciembre, ¡Oh casualidad!, subió hasta a 91 € el MWh. Luego sueltan el “TARIFAZO” y a los pocos días la subasta bajaba a los 9 € el MWh. Todo casualidad, claro… Una vez conseguido el objetivo, un 26 % de incremento en el término del coste de la electricidad, que debía servir para aplicarlo durante el primer trimestre de 2.014, ya puede bajar a solo 9 € lo que en el momento de la decisión fue elevado a 91 € el MWh. Y el gobierno, tragando. Y nosotros, los consumidores, PAGANDO.
El Ministro de Energía, JOSÉ MANUEL SORIA, cabreado por la burrada de los incrementos “cocinados” por las eléctricas llegó a decir “…Soria no deja de repetir en privado que el problema es que en anteriores gobiernos, este grupo de empresas hacía y deshacía. “Las eléctricas están acostumbradas a hacer el BOE, pero eso se acabó”. Ya lo veremos. Ojalá sea así, Sr. Ministro.
Pero las eléctricas, además de cara dura, con su desfachatez habitual han arremetido contra la intervención del gobierno publicitando en radio y televisión, lindezas como ésta: “el precio base de la electricidad representa algo menos del 40 % del recibo de la luz, el resto son añadidos”. Claro, son añadidos: la parte fija de laña potencia contratada, la financiación de las energías renovables, los impuestos… Pero eso, ¿Justifica un incremento del 26 % en el coste básico de la electricidad en la subasta? Pues claro que no lo justifica. No se puede justificar el robo perpetrado mediante el BOE (Boletín Oficial del Estado), donde las eléctricas han mandado siempre. Naturalmente con la connivencia de gobernantes y también, por qué no decirlo, de la judicatura.
Ese bestial incremento del 26 % del coste del KWh, se aplicaba sobre aproximadamente el 40 % del recibo de la luz, que junto al 2 % sobre el otro 60 % del recibió es lo que subía en promedio el 11 %. Yo me pregunto ¿En razón a qué el gobierno sube un 2 % los costes fijos de la luz? ¿En qué se ha basado? Pues simplemente en hacer un guiño a las eléctricas jugando con nuestro dinero. El de todos y cada uno de los súbditos de las eléctricas.
Así termina el artículo de EL MUNDO “Soria es un irresponsable, debería dimitir”, dicen en el sector, que espera abiertamente ya que Rajoy lo releve en la primera crisis de Gobierno. Mientras, nadie parece saber aún cuánto subirá la luz en enero.”  Ahora sí lo sabemos ya: un 2,3 % de incremento. Pero… (siempre hay un pero) Según dice el gobierno, se está trabajando con una nueva fórmula para el cálculo del coste básico de la electricidad. Si calculado según el futuro sistema, resultara que el coste del kWh saliera inferior al 2,3 % que vamos a apagar en el primer trimestre, las eléctricas nos deberán devolver la diferencia en próximos recibos. Y si resultara superior a ese 2,3 % incrementado, las eléctricas nos cobrarán la diferencia en los próximos recibos. Hay que ser tarugos intelectuales para no haber dejado el coste sin modificaciones y aplicar luego el resultado cuando se conozca el coste según el nuevo cálculo. Pero…¡Otra vez el “pero”…! había que hacerles un guiñó a las eléctricas subiendo algo…
Espero que el nuevo sistema de cálculo del coste base de la energía eléctrica se piense con la cabeza y no con los pies, como hasta ahora… Si puede ser, sin estafar al consumidor (por una vez). Como he dicho en repetidas ocasiones, no se trata de modificar la fórmula actual. Eso no sirve. Hay que hacer borrón y cuenta nueva. Hay que partir de cero y crear una fórmula lógica, que entendamos todos y que se publique urbi et orbi. Nada de fórmulas raras ni retorcidas. Nada de ocultismo… Es tan fácil establecer una fórmula lógica y comprensible… Pero precisamente la claridad está en contra de los intereses de unas y otros: eléctricas y políticos.
Eso no se arreglará hasta que nos convirtamos en un país justo, transparente y controlado por leyes lógicas. Para eso necesitamos algo que ya clama al cielo: Necesitamos un MINISTERIO DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR. Como sucede en Alemania, por ejemplo, que existe el Ministerio doble de JUSTICIA y de DEFENSA DEL CONSUMIDOR. Brindo la idea de crear un Ministerio de Defensa del Consumidor a todos los políticos…Seguro que sería impactante ponerlo en sus programas electorales….Aunque, tal como estamos viendo, las ofertas electorales están hechas precisamente para no cumplirlas (Tierno Galván dixit).