El pasado miércoles día 18 de Mayo, escribí mi artículo “Continúa la polémica sobre la ESTAFA de los “Ahorradores Energéticos” 
Javier González (CONOPLUSS) ha dejado un comentario en mi artículo donde dice no estar de acuerdo con mis conclusiones, que son: en los domicilios particulares, con menos de 10 KW de energía eléctrica contratada, las compañías de la luz NO FACTURAN LA ENERGÍA REACTIVA. Javier González asegura que si nos la facturan, por lo que recomienda en estos casos los ahorradores energéticos, y también en las grandes instalaciones de mayor potencia.

En el segundo caso (bares, restaurantes, oficinas, clínicas, etc,) con potencia  instalada superior a 13 KW dice que se ahorra mucho dinero si se instala un sistema para compensar la energía reactiva consumida. Y yo me pregunto ¿Cuándo he negado tal cosa? Jamás he dicho lo contrario. Ahí está todos mis artículos, para quien quiera leerlos.

Sin embargo, no estoy de acuerdo con su aseveración de que en los domicilios particulares AHORRAREMOS DINERO si ponemos un “Ahorrador Energético”. Sea cual sea, me da igual.
 
Tengo la impresión de que el amigo Javier vende estos aparatos, y si no es así, está muy bien informado de los tipos y precios. Si estoy equivocado, Javier, te pido disculpas por adelantado.

Pero a lo que íbamos: estoy en total desacuerdo sobre que estos aparatos ahorren un solo céntimo en las facturas de la luz en nuestras casas con potencia instalada inferior a 15 KW. Coger cualquier factura de cualquier compañía eléctrica. La de vuestro domicilio particular. No figura, en ningún caso, un apartado de facturación por la energía REACTIVA consumida, que se mide en “kilovoltioamperios” reactivos por hora (KVArh) y no en KW.hora, que es la energía “activa” consumida y que es la que se factura.
 
Más: estoy de acuerdo en que los motores, reactancias de los fluorescentes, bombillas de bajo consumo, etc., consumen energía reactiva. Pero… ¿Tenéis un contador de energía reactiva en vuestra casa? Pues no. Solo tenéis uno, que mide la energía activa consumida y es la que os factura la compañía.


¿Qué pasa entonces con la energía reactiva consumida? Pues que, como no se mide, la compañía no puede  facturarla. No la factura por separado, pero sí nos la han metido en la composición del coste del KWhora, que es el que consumimos. Es algo parecido al canon famoso que nos cobran en los CDs “por si hacemos copias y no pagamos derechos de autor”. Aquí es igual: nos meten, en el coste del KWhora el coste de una supuesta energía reactiva, la consumamos o no. ¿Queda claro?. Las compañías eléctricas no son idiotas y se lo cobran ya por si acaso.


Vuelvo al tema. Para poder facturarnos la energía reactiva que producimos en nuestras casas, la compañía eléctrica debe instalarnos un contador de “energía reactiva”, como sucede en potencias comerciales e industriales (superiores a 15 KW contratados). Si no tenemos instalado un contador de reactiva, ¿Cómo van a facturarla?


Otra cosa es que, siendo cierto que en los domicilios se consume energía reactiva, si ponemos un Ahorrador Energético “serio”, eliminará/compensará esta energía reactiva, con lo que le hacemos el caldo gordo a la compañía eléctrica, pues nos la cobra “por si acaso” en el precio del KWhora y encima somos tan “buenos” (¿tontos?) que la corregimos y no le cuesta un céntimo a…la compañía. ¿Queda claro, amigo Javier?. Por si no te fías de mis palabras, y para ilustrar más ampliamente a mis apreciados lectores, he buscado otros textos explicativos. He encontrado éste, de CONSUMOASTUR que Me parece perfecto para el tema, y del que copio el párrafo que nos interesa y remarco en negritas lo que me parece destacable para nuestro tema:
“…Para los consumidores cualificados que tienen contratada la tarifa 2.0A, de baja tensión con potencia contratada no superior a 15 kW sólo se le aplicará el recargo de energía reactiva si se midiera un consumo de energía reactiva superior al 50 % de la energía activa consumida durante el periodo de facturación, para ello deberán de disponer de equipos de medida; en caso contrario, la empresa distribuidora podrá exigir al consumidor la instalación, a su costa, del contador correspondiente o bien instalarlo con cargo a dicho consumidor cobrando el alquiler legalmente establecido y efectuar en el futuro la facturación a este consumidor del término por energía reactiva correspondiente en los períodos de lectura en los que el consumo de reactiva exceda los límites fijados a la distribución en la regulación correspondiente…
Conclusión: No te pueden facturar la energía reactiva si no te instalan un contador específico para medir el consumo de esta energía reactiva, que se mide en Kilovoltioamperios”, y no en KWhora, que es lo que nos facturan por la energía activa.

Repito: Si pones un buen “Ahorrador Energético” en tu casa, si algo hace es evitarle costes a tu compañía eléctrica. A ti no te ahorrará un solo céntimo.