Hace unos días leí un interesante artículo de la revista MARRÓN y BLANCO donde se explicaba por parte de AFEC las ventajas de la bomba de calor en relación con cualquier otro sistema de calefacción por su mayor eficiencia energética, por su sostenibilidad y por el coste de sus aportaciones de calor, el más bajo de todos los sistemas de calefacción. Estas ventajas del sistema de calefacción por bomba de calor son las que he venido informando y manteniendo en este blog desde hace años, pero también he recibido comentarios y opiniones negativas que he procurado contrarrestar. Como sea que la pregunta ¿Qué calefacción me interesa más? Sigue siendo el pan nuestro de casi cada día, vuelvo a aprovechar ese artículo para reafirmar las ventajas de este tipo de calefacción.

Veamos qué dice el artículo en cuestión por párrafos, a los que iré añadiendo mis comentarios. Como siempre, las “negritas” en los textos reproducidos las he puesto yo.

¿Quién presenta este plan de promoción de la bomba de calor?

“AFEC presenta su Plan para la promoción de la bomba de calor. Ayer en Madrid, la Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización, AFEC, celebró un acto para presentar el Plan de promoción de la bomba de calor en el que trabaja conjuntamente con 21 empresas del sector, para fomentar el conocimiento y el uso de lo que, según Greenpeace, es el mejor sistema de calefacción en materia de eficiencia energética y sostenibilidad”

A destacar la referencia a GREENPEACE, asociación harto conocida y no sospechosa de favoritismos, que reconoce ser el sistema de mayor eficiencia energética, lo que favorece la sostenibilidad, y yo añado que esa eficiencia energética hace que el coste de calentar un espacio sea muy inferior a cualquier otro sistema de calefacción habitual..

“Durante su intervención, Luís Mena, presidente de AFEC, hizo un repaso de la historia de la bomba de calor en nuestro país, en donde ha pasado por tres fases. De ser un sistema de calefacción de resultados poco satisfactorios hasta mediados de los 90, “en los que los equipos aún no estaban preparados para trabajar a bajas temperaturas”, la bomba de calor pasó a convertirse a finales de los 90 “en un sistema de calefacción secundario todavía afectado por la mala prensa heredada y por la falta de presión hacia la reducción de emisiones de CO2”. Según AFEC, ahora estamos en una tercera fase en la que gracias a la mejora continua de la tecnología, a la popularización de sistemas multitarea frío/calor y al apoyo de las administraciones, la bomba de calor se empieza a considerar como un sistema de calefacción principal.

¿Cómo ha evolucionado la bomba de calor?

Primeramente la bomba de calor era un sistema poco satisfactorio en cuanto a su aprovechamiento como calefacción ya que su rendimiento era bajo a temperaturas bajas. La segunda fase de estos aparatos pasó sin pena ni gloria debido al convencimiento de muchos de su primer período de poco eficientes a bajas temperaturas y la todavía desconocida eficiencia energética y las consecuencias de los elevados consumos perjudiciales para el medio ambiente, y actual, donde estamos en la tercera fase en la que el rendimiento habitual como promedio ronda un COP de 4, o sea, cada kWh consumido de electricidad produce, con la bomba de calor, 4 veces más cantidad de calor que un aparato de calefacción eléctrico por resistencia (emisores térmicos, radiadores, convectores, etc., O sea que consumiendo un kWh de energía da lo mismo que 4 calefactores eléctricos de 1 kWh cada uno, habiendo resuelto con eficacia su rendimiento a bajas temperaturas, como he venido afirmando y demostrando en mis artículos sobre el tema.

“Para Pilar Budí, directora general de la asociación, “la bomba de calor es una gran desconocida entre los conocidos”. AFEC considera que tanto los consumidores, como gran parte de los profesionales y las administraciones, desconoce las ventajas de este sistema “capaz de bombear calor del agua, tierra o aire y trasladarlo al foco final consumiendo una parte de energía de la red por cada cuatro partes de la energía aprovechada”. De ahí que el objetivo de este plan sea dar a conocer a todos los públicos las ventajas y beneficios de esta tecnología fiable y consolidada.”

La bomba de calor….esa gran desconocida?

No para los lectores de este blog, pues en Septiembre de 2.010, un mes después de la creación de este blog, escribí mi primer artículo sobre la bomba de calor.
Las referencias y explicaciones sobre la bomba de calor en este blog son 45 artículos, contando la de hoy. No es pues una desconocida para los lectores asiduos del blog. Pero lo cierto es que sigue siendo una desconocida para mucha gente que no oyó hablar nunca de este sistema de calefacción o, como antes he referido, creen todavía que se trata de un aparato incompleto que cuando la temperatura exterior se acerca a los cero gradpos, deja de actiuar, cuando hemos visto en varios de mis artículos y hoy lo comenta la asociación de fabricantes de estos aparatos, se tata del mejor sistema de calefacción en cuanto a los costes de la generación del calor. Como ya saben los lectores, la afirmación de la AFEC es cierta: un kWh genera en calor con este sistema el equivalente a 4 veces el consumo eléctrico.

¿Cómo es posible generar calor cuatro veces más de lo que consumad?

Es muy sencillo de explicar, aunque quizá no tanto de entender. Un emisor térmico de 1.000 W de potencia, funcionando durante una hora, gasta 1 kWh eléctrico, que se transforma en 860 Kcalorías. En este caso, la corriente eléctrica que pasa por la resistencia del emisor térmico se transforma íntegramente en calo.
Distinto es el caso de la bomba de calor, puesto que el calor lo capta el aparato en el exterior, en el caso más frecuente, del aire, y lo transporta al interior de la casa mediante el sistema del bombeo del calor desde fuera a dentro. Así pues el calor es gratuito, solo se gasta en la electricidad que consume el bombeo del calor, cuya generación, como he dicho, no cuesta nada pues se obtiene del ambiente. (Ver mi citado artículo anterior donde se explica el funcionamiento). Por eso, por el aprovechamiento del calor del aire, es tan eficiente la bomba de calor, que genera en calor 4 veces lo que consume.

“Para llevarlo a cabo, AFEC ha creado diversas herramientas como el logotipo de la bomba de calor, un vídeo explicativo o la web www.bombadecalor.org, pensada para dos tipos de público: el consumidor final y los profesionales, con toda la información necesaria sobre este tipo de equipos, así como una sección de noticias y publicaciones donde pronto estará también el libro “La bomba de calor. Fundamentos, tecnología y casos prácticos”, elaborado por AFEC en febrero de este año”

¿Necesitas más información sobre la bomba de calor?

En el párrafo anterior puedes ver todo tipo de explicaciones en la web www.bombadecalor.org y en un libro sobre el tema.

“Además, AFEC va a celebrar diversas jornadas en diferentes ciudades españolas en colaboración con asociaciones, organismos y entidades para dar a conocer la bomba de calor. La primera de ellas se celebrará el próximo 16 de diciembre en Barcelona, con la colaboración del Institut Català d’Energia y Actecir (Associació Catalana de Tècnics en Energia, Climatització i Refrigeració).

 Según Luís Mena, en 2014 se vendieron en España 55.000 equipos de bomba de calor, lo que nos sitúa en la séptima posición en Europa por detrás de países como Francia e Italia. “La posición de España no es coherente con la situación que tenemos. Hay que apelar a los principales actores del mercado para promover este sistema”. Para ello, AFEC insta a la responsabilidad de las administraciones para que consideren la bomba de calor como fuente de energía renovable, a los profesionales a los que quieren aportar un mayor conocimiento y formación y a los fabricantes, responsables de poner en el mercado sistemas cada vez más fiables junto a un buen servicio postventa.”

¿Cómo promocionar la bomba de calor?

Hemos visto que se trata de un sistema muy eficiente, con lo que ahorramos dinero en calefacción y gracias a su menor consumo que otros sistemas, necesita menos energía eléctrica y por lo tanto genera menos gases de efecto invernadero. Eso debería hacer reflexionar al gobierno central y a los de las Comunidades Autónomas pues un fomento de la bomba de calort estaría perfectamente justificado, ya que si en los electrodomésticos, sustituir un aparato antiguo por otro más eficiente puede ahorrar hasta un 75 % de energía, la bomba de calor sustituyendo a otros tipos de calefacción, como la eléctrica por resistencia, ahorra un 75 % de energía para facilitar la misma cantidad de caloir.

¿Cuánto ahorra la bomba de calor en relación con otros sistemas de calefacción?

La calefacción eléctrica por resistencia (emisores térmicos, radiadores, convectores, etc) es la que más gasta. Supongamos que estos aparatos gastan 100. La calefacción a gas (butano, natural) gasta la mitad que la eléctrica. O sea que su gasto sería 50. Y por último la bomba de calor, que en relación a la eléctrica gasta 4 veces menos, o sea gasta 25. Por consiguiente la bomba de calor gasta 4 ves menos que la calefacción eléctrica y la mitad que la calefacción a gas.
Por último, otra gran ventaja de la bomba de calor es su reversibilidad: en invierno calienta la casa, pero en verano, gracias a ser reversible el sistema, nos enfría la casa, “bombeando” el calor del interior al exterior. Todo con el mismo aparato y de manera sencilla e inmediata, pues la bomba de carro calienta la casa en menos tiempo que otros sistemas.
Para resumir y que sirva de ejemplo-recordatorio, una bomba de calor de 1.000 varios de potencia (1 kW) genera el mismo calor que 4 emisores térmicos de 1.000 vatios cada uno.