ALEJANDRO, un lector del blog me dejó un comentario en mi artículo preguntando cuánto dinero se ahorra al mes y al año con un frigorífico de Clase Energética A, A+, A++, A+++. Para ver hasta dónde compensa el hacer un esfuerzo económico para comprar un frigorífico con una mayor eficiencia. Vamos a verlo.


Antes de empezar le pido disculpas a ALEJANDRO por no haber contestado antes a sus preguntas. Vi el comentario y lo dejé en aquel momento sin contestar pues pensé que las preguntas de este lector podían interesar a otros, por lo que lo aparté para hacer un nuevo artículo pues se consigue una mayor divulgación. Y esa reserva que hice se me despistó y la he encontrado ahora, al contestar a otros dos comentarios en el mismo artículo, en cuyo momento he vuelto a ver el no respondió a ALEJANDRO. 
 
Vamos a suponer que el frigorñifico en cuestión consumía en el momento de su compra, hace 15 años, 625 KWh al año, que era el consumo normal en aquella época. Correspondiéndole entonces la clase energética media de aquel momento, entre la D y la E. Había otras más eficientes, hacia arriba, y otras menos eficientes, hacia abajo, que hoy ya no existen pues quedaron absolutamente superadas.
Vamos a la tabla que elaboré para escribir mi artículo 
CLASE
COEF.
AHORRO
CONSUMO
CONSUMO ELECTRICO KWh
A+++
0,24
76%
24%
150
A++
0,3
70%
30%
187
A+
0,42
58%
42%
250
A
0,5
50%
50%
312
B
0,65
35%
65%
406
C
0,8
20%
80%
500
D/E
1
0%
100%
625
He cambiado en aquella tabla los consumos de la columna de los KWh, adaptándolos a este caso, partiendo del consumo de la clase D/E de hace 15 años, y recalculando las clases energéticas según los coeficientes de mi tabla (segunda columna). He tomado el consumo de un frigorífico Combi de una eficiencia media de hace 15 años, de 625 KWh al año, y aprovechando los coeficientes que en su día calculé, los he aplicado a las clases energéticas superiores a aquella media, con lo que nos da en la tercera columna el porcentaje de ahorro respecto a la clase D/E. Como podéis ver, los consumos anuales van disminuyendo hasta llegar a 150 KWh que es más o menos lo que consumen hoy los combis de 2 ms. de altura con clase energética A+++. 
La primera observación que he de hacer antes de continuar es que los cálculos para determinar la eficiencia energética de los electrodomésticos se hacen con datos estándar, en los ensayos para determinar la eficiencia energética entre los diferentes modelos, aparatos y marcas. Algún lector me ha dejado en comentarios algo así como “cada usuario pone diferentes productos en su frigorifico y aunque sean igual al de otro usuario, abre las puertas más o menos frecuentemente, pone diferentes temperaturas de funcionamiento, etc”, Cierto es, pero precisamente por eso, los ensayos de los fabricantes para determinar la clase energética de cada aparato, se basan siempre en unos protocolos que se refieren a cada capacidad del frigorífico, a una carga idéntica, a una misma temperatura de funcionamiento, a un determinado número de aperturas, etc. O sea que las condiciones de la prueba son las mismas para todos los fabricantes, de manera que las comparaciones entre ellos y sus aparatos puedan ser homogéneas.
Dicha esta aclaración, sigamos con los consumos. el frigorífico estándar, con productos estándar y aperturas iguales, etc., consumaría, el fabricado hace 15 años 625 KWh al año, y con la eficiencia energética A+++ consume 150 KWh. La diferencia es pues de 475 KWh de ahorro. Eso significa, como vemos en la tabla, un 76 % de ahorro en electricidad. O lo que es lo mismo, consume solo el 24 % de lo que consumía un frigorñifico de clase D/E hace 15 años.
Hemos dicho que ahorraría cada año 475 KWh. Al precio total actual del KWh es de 0,19 € (comprobado en mi casa en la última factura recibida), ahorramos cada año 475x 0,19 = 90 euros. Vamos a suponer que un frigorífico de la clase energética A+++ vale 900  € y el mismo, en la clase D/E valdría hoy 300 € menos. Eso nos diría que si cada año se ahorra 90 €, en 3,33 años (3 años y 4 meses) se amortizaría (compensaría) el mayor coste del aparato. Y si después de amortizado, durase otros diez años, por ejemplo, se ahorrarían otros 475 KWh cada año, lo que supondrías un ahorro total de 475 x 10 = 4.750 KWh, que multiplicados por 0,19 € el KWh, el ahorro total neto sería de 902 €, además de haber amortizado en los primeros 3 años y 4 meses la diferencia de precio de los aparatos.
Creo que no es necesario convertir el ahorro en mensual para ver el resultado. Pero si ahorraba al año 90 €, cada mes está claro que ahorra 90/12 = 7,5 € al mes. 
Me puedes decir, ALEJANDRO, que lo que también querías saber es la diferencia entre las clases más elevadas, o sea, la diferencia, por ejemplo, entre la eficiencia A+++ sobre la de A+. Bien. Te vas a la tabla y ves que la clase A+++ consume 150 KWh al año. Y la A+ consume, como vemos en la tabla, 250 KWh al año. Así pues, la eficiencia A+++ consume 100 KWh menos al año, que multiplicados por 0,19 € el KWh, nos dan un ahorro de 19 € al año. Supongamos que como en el ejemplo anterior, el precio de frigorífico A+++ era de 900 € y supongamos también que el precio del de eficiencia A+ es de 800 €. Con el ahorro de 19 € tardaremos 100/19 = 5,26 años en amortizar el mayor precio del frigorífico más eficiente. Pero después de amortizado, si dura 8 años más el aparato, se ahorrarían 8 x 19 = 152 € el resto de su vida útil.
Podríamos añadir que como el precio del KWh no para de subir (y creo que no parará), tanto la amortización como el ahorro serán más favorables (menos tiempo de amortización que el calculado y más ahorro en su viuda útil).
Espero ALEJANDRO, y todos los lectores interesados en el tema, que haya sido capaz de explicaros bien cómo se calculan los ahorros y las amortizaciones del mayor coste, y que podáis hacerlo solos en cualquier caso que se os presente. Partiendo de la tabla que en su día calculé para aquel otro artículo, solo debéis seguir los pasos que os he explicado. Y mucha atención: esta misma tabla sirve para cualquier tipo de electrodoméstico, lavadora, lavavajilas, etc