RUBÉN, un lector, licenciado en Educación Física y profesor en LANJARÓN (Granada), me ha dejado un Comentario en dos de mis artículos, hablando de la “inercia térmica” y consultas sobre unos calefactores eléctricos para su hogar. Así, aprovechando las consultas de RUBÉN, vuelvo otra vez con la imaginación al pueblo donde nací, sin necesidad de recurrir a GOOGLE EARTH. 

 
Empezaré por reproducir el comentario de RUBÉN, para que mis lectores puedan ver las consutas y entender las respuestas, como acostumbro a proceder siempre en estos casos. Pero en esta ocasión, lo confieso, con un cariño especial hacia mi pueblo, sus naturales y los que, como RUBÉN, tienen la suerte de ejercer la docencia en tan añorado entorno natural. Veamos lo que dice nuestro amigo docente. 

“Estimado Antonio:Es un lujo disponer de asesores altruistas como usted. Leyendo su pequeña biografía, veo que nació en Lanjarón, curiosamente pueblo donde yo desempeño mi labor como docente y encantado que estoy. He llegado a su blog buscando opiniones sobre emisores de fluido baratos, caros y secos baratos y caros.

Estaba decidido por los de fluio, entre haverland y gabarron, pues creia haber encontrado precios competitivos. Previamente haber comparado precios de secos en Bricodepot, aki y leroy, estos últimos marca equation.La historia es que con tanto mercado, tanta opinion y sin ser experto uno no sabe que es mas eficiente. 

Un vecino, instalador y vendedor, el otro día me decía que los de fluido gastan menos por lo de la inercia térmica(se me quedo claro que no con sus comentarios anteriores) y entre marcas conocidas y no conocidas que la diferencia es el ruido que emiten al conectarse – desconectarse o cuando están calientes. ¿que opina usted de esto? ¿sigue aconsejandome los más baratos? Por ejemplo. Acabo ver unos en bricodepot de 900 w por 95 euros??? El piso tiene una habitación (cocina + salon) de 25 M, pensaba en poner 2 de 900w. Dos dormitorios de 12m cada uno, 900w por dormitorio. ¿Lo ve bien? Gracias” 

Tengo claro, amigo RUBÉN, que lo de la inercia térmica, al leer mi artículo sobre HAVERLAND no te produzca ya ninguna duda. Lo que tarda más en ceder calor al ambiente el aparato con aceite o cualquier otro líquido, por la necesidad de calentarlo primero, es lo que, al desconectarlo, sigue cediendolo al ambiente hasta alcanzar la temperatura de la habitación. Pero el consumo en KWh y por consiguiente, las Kcalorías aportadas por cada KWh (860,4) son siempre las mismas. Por tanto, todo aquel que publicite que sus calefactores ahorran dinero porque “siguen calentando” después de apagados, o no tienen ni idea de lo que dicen, o lo que es peor, engañan a los consumidores.
Dicho esto, vamos al tema del ruido de conexión y desconexión del aparato, e incluso durante su funcionamiento. En efecto, puede haber ruidos producidos por la dilatación de los materiales del calefactor, quizá más en unos que otros. Pero la única forma de averiguar si el ruido se produce y si es soportable o no, es que en el momento de la compra, te pongan en marcha el aparato que normalmente tienen en exposición. Solo así saldrás de dudas. No obstante creo que normalmente no se producirá ese ruido que alegan los fabricantes de calefactores que funcionan con aceite.
No hace falta incidir en que cualquier tipo de calefactor eléctrico consume igual que otro a igualdad de potencia, incluidos por supuesto los “emisores térmicos” bautizados con ese pomposo nombre por sus fabricantes con objeto de buscarles un factor diferencial como ahorradores de electricidad cuando tal ahorro no existe. (ver mis artículos sobre la materia en  Emisores Térmicos (calefacción) (27)
He de decirte, amigo RUBÉN, que recibí tu primer comentario del día 6 y lo dejé pendiente de contestar porque tenía in mente preparar un artículo que hablara de los precios de los calefactores eléctricos y de los emisores térmicos (que son lo mismo, claro). Hecho el artículo, tenía previsto hoy elaborar la respuesta con este otro artículo y te has adelantado con tu nuevo comentario. Y eso está bien, por lo que recomiendo a mis lectores que si no reciben respuesta a sus consultas en unos días, vuelvan a enviar su comentario pues no sería la primera vez que se me pierde alguno, porque no es raro que entre 1.629 comentarios recibidos/contestados hasta ahora en los poco más de dos años desde el inicio del blog, se pierda alguno, como de hacho ha sucedido. 
En el artículo citado, que habla de una marca concreta, no es que quiera publicitarla, sino que me ha llamado la atención sus buenos precios y que muchos aparatos llevan incluidos ya el termostato y el programador, con lo que, a efectos prácticos, estos aparatos (y los similares de otras marcas) son comparables, en cuanto a consumos, eficiencia energética, prestaciones, etc., a los caros bautizados como “emisores térmicos” 
Vamos finalmente a comentar la propuesta de RUBÉN de la potencia de cada aparato en las correspondientes habitaciones de su casa. Teniendo en cuenta que LANJARÓN tiene una temperatura media en invierno de 7 ºC, y que orientado al sur, recibe el sol todo el día, no creo que sea necesaria más potencia de la que tú indicas. Pero tengo dos observaciones.
¿Qué potencia contratada tienes en tu casa? Ten en cuenta que con los dos calefactores de 900 W para el salón-cocina y los otros dos también de 900 W para ambas habitaciones, sumamos 3.600 W. Mira a ver en el contrato de la luz o cualquier recibo, la potencia contratada. Si es superior a 4 KW, adelanté. Siempre que no pongas otros aparatos de consumo importante (lavavajillas, lavadora, secadora, etc) al mismo tiempo. Si es inferior, deberías solicitar un incremento de potencia a la compañía eléctrica, aunque eso representa un pago fijo mayor, uses o no uses toda la potencia, durante todo el año, Si este fuera el caso, o te adaptas al coste o podrías pensar en una estufa de butano para el salón… Solo añadir que quizá deberías pensar en un pequeño convector con ventilador, para calentar el baño por ejemplo, ya que el calentamiento por aire caliente es inmediato. Y en el caso del baño, sirve además para desentelar espejos y paredes.
Para terminar este punto, si tienes potencia contratada de sobra, te sugiero que algunos aparatos los compres con 2 potencias, por ejemplo, 900 ó 1.000 W en la primera, y en la segunda, 1.500 W. De esa manera, podrías conectar la potencia máxima en el momento inicial del calentamiento, pues se ambientaría más rápidamente. Y no se consume ni un KWh más, ya que, si el aparato lleva termostato, como sería el caso, al llegar a la temperatura prevista, se desconectaría. Por lo tanto, a mayor potencia, menos tiempo de funcionamiento. Y el consumo, el mismo.
Terminadas las consultas, amigo RUBÉN, te diré que he leído algo en tus blogs, que volveré a retomar en otro momento, pues siempre he admirado a los maestros, profesores, catedráticos y a cualquier persona que se dedique a la docencia, que considero una de los trabajos más importantes, serios y gratificantes a los que pueden dedicarse las personas. Decirte también que me ha sorprendido en tu blog la implicación de los alumnos en los proyectos, en buscar por ellos mismos lo necesario, motivarlos y dirigirlos. En una palabra: enseñarles a pescar. No solamente darles los peces.  Tus alumnos y el Centro deben estar agradecidos y contentos con tu labor. Otra cosa: me gusta eso de buscar empleos futuros aprovechando las riquezas naturales del pueblo. Y todavía más si eso, como haces tú, se lo infundes a tus alumnos, pues ellos serían los primeros en ser compensados por su labor. Y la tuya.
Me ronda por la cabeza acercarme unos días a LANJARÓN. Hace más de 20 años que no he ido. Aunque como diría en mi caso Alonso Quijano, “En un lugar de Andalucía de cuyo nombre me acuerdo cada día…” Necesito volver. Buscar a mis amigos, que algunos viven ahí. Y disfrutar andando por las calles, por el entorno, hablando con la gente, admirando el paisaje, gozando de la gastronomía… Y bebiendo el agua, aunque eso vengo haciéndolo desde hace muchos años. Pues en mi casa no entra otra agua embotellada que no sea de LANJARÓN. Tengo tu correo. Si llego a hacerlo, me gustaría saludarte personalmente, Por lo que te avisaría. Recibe un fuerte apretón de manos, y ya sabes donde estoy, si necesitas o quieres comentarme algo. Y si hay algún “cañonero” más que siga mi blog, me gustaría mucho saberlo. Un abrazo para todos.