EDUARDO, de profesión periodista, me ha dejado un comentario en mi artículo sobre descalcificadores magnéticos donde denuncia la complicidad de los medios de comunicación con la publicidad engañosa. El comentario de este periodista, además de absolutamente acertado, pone en evidencia su valentía ante los engaños publicitarios que invaden nuestras televisiones, radios y publicidad en general, que no se denuncian por los medios de comunicación por internes económico. Pero veamos lo que dice EDUARDO en su comentario, que transcribo íntegramente.

Eduardo Löwenberg27 de agosto de 2013 10:55
Soy periodista y quiero denunciar, aunque ya sé que clamo en el desierto, la complicidad de los medios de comunicación, y del periodismo en general, con un aparato publicitario perverso.

Si un supuesto papel de la publicidad es, entre otros, servir de vehículo de información útil al consumidor, los periodistas tienen la obligación profesional de velar por su veracidad. 

No hacerlo porque sus empresas reciben una determinada compensación económica para que miren hacia otro lado y, aún mayor por colaborar activamente en el engaño, es una vergüenza para la profesión e invalida toda pretensión de defender su función social.
Van para ocho décadas sin “encontrar” una alternativa digna a la financiación de la información.

Cuando algo así persiste durante tanto tiempo no cabe ver inocencia en los implicados.”

Quiero resaltar la valentía de EDUARDO frente a los medios de comunicación que tienen que subsistir CON LO QUE INGRESAN DE PUBLICIDAD. Basta oír la radio con los productos milagreros para darse cuenta de los embaucadores que proclaman las infinitas y falsas ventajas de sus productos, como es el caso del producto que se publicita y que da origen a mi artículo citado. 
También he de decirle a EDUARDO que por lo que a mí respecta, y a muchos otros que denunciamos la publicidad engañosa, no está clamando en el desierto, sino que está poniendo su granito de arena para que entre todos lleguemos a conseguir algún día que las instancias oficiales, de defensa de los consumidores, apliquen de una vez las leyes contra la publicidad engañosa, pues de eso se trata: si la publicidad es engañosa, lo que hay que hacer es aplicar la ley, penalizando al que la crea, no a quien la emite, que unas veces sí sabe que es falso lo que dicen, pero otras veces no conocen a fondo las supuesta ventajas del producto anunciado.
Si un ladronzuelo roba una manzana para comer, se le echa la justicia encima, pero si es alguien que publicita una falsedad para meter la mano en los bolsillos de los ciudadanos, consciente de que está estafando a sus clientes, NO LE PASA NADA.
Amigo EDUARDO, tienes razón cuando se trata de artículos de opinión que tantas veces tergiversan la realidad por interés de la línea editorial del medio, y que frecuentemente están subvencionados por los poderes públicos interesados. Pero repito que en el caso de la venta de aparatos milagreros no tiene solo la culpa el mensajero, sino el que lo envía.
En cualquier caso, te agradezco tu aportación en lo mucho que vale y te animo a seguir en la brecha de la defensa de la verdad, que en tu profesión hay muchos como tú, aunque no todos. También te diré que hay mucha gente que escribe en los blogs que procura decir las verdades denunciando engaños y que recibimos (yo me encuentro entre ellos) las iras de algunos, por ignorancia o por interés. Sin embargo debo decirte que en vista de los comentarios que recibo en este blog, son muchísimos más los lectores que agradecen las denuncias que los que me critican. Y te aseguro que los primeros son muchos, por lo que aporto mis granitos de arena para que algún día se cumplan las leyes sobre la publicidad engañosa. 
Sigue luchando por la causa, amigo periodista, que por la parte de este técnico no cejaré en mis denuncias, pues no me callarán ni debajo del agua. Recibe un cordial y afectuoso saludo.

Si te ha interesado lo que has leído aquí, díselo a tus familiares y amigos. Posiblemente también les interese…

Artículos relacionados 
Para localizar los artículos directamente relacionados con éste, clica aquí debajo, en el recuadro azul y podrás ver toda la serie. El número de artículos está indicado a la derecha del enlace. 

Clica → Estafas (63)
               Publicidad engañosa (100)
           Timos (31)