VICENT, un lector del blog, se extraña de mi afirmación de que la clasificación de la eficacia del secado en una secadora sea normalmente “B”, y que la máxima es “A”. Manifiesta que hay muchas secadoras con eficiencia energética A+, A++ y A+++, por lo que no entiende mi comentario. Yendo más allá, añado que la eficacia del lavado en una lavadora es, como máximo “A”. Supongo que VICENT argumentará también que hay muchas lavadoras `’con eficiencia energética A+, A++ y A+++. Y tiene toda la razón. Pero yo también la tengo, pues estamos hablando de cosas diferentes. Todo eso lo vamos a explicar a continuación, después de leer el comentario de VICENT, que transcribo seguidamente. Dice así:

vicent8 de octubre de 2014, 16:46
Hola Antonio,

No entiendo el siguiente comentario suyo:

“La clasificación normal es B, y algunas (casi siempre con bomba de calor, que no es el caso aquí) pueden llegara eficiencia máxima A. Y de ahí no se puede pasar. Porque es cuando la ropa ya no tiene humedad. Y si ya no tiene humedad no puede sacarse más. Por eso no existe en el secado el A+, A++, A+++…” 

Actualmente hay una notable variedad en secadoras A+, A++ e incluso A+++, todas ellas funcionando con bomba de calor. Las hay ya practicamente en todas las marcas conocidas que fabrican secadoras y llegando a consumos por ciclo de casi 1 Khw en vez de los 4 Kwh o más típicos de las B.

Sin ir más lejos este modelo de AEG (modelo T97668IH): http://www.aeg.com.es/Products/Lavado/Secadoras/Secadoras_de_Condensaci%C3%B3n/T97680IH o este de Bosch (modelo WTY88710EE), ambos son A+++: http://www.bosch-home.es/productos/secadoras/bomba-de-calor/WTY88710EE.html

Pienso que contra mejor rendimiento se le saque a la bomba de calor mejor califcación podrán llegar a tener estas secadoras sin que el tope tenga que ser A como usted afirma. 

Saludos y felicidades por el blog”

Como antes decía, VICENT tiene razón en sus argumentos sobre la eficiencia energética de las secadoras. Pero no la tiene porque yo no hablaba de eficiencia energética sino de la clasificación de la EFICACIA DEL SECADO, que son cosas muy distintas. Insisto: la eficacia del secado es la capacidad de la secadora de eliminar la humedad de las prendas de ropa, y la eficiencia energética es el conjunto de funciones de la secadora que reducen su consumo energético. Como puede verse, son cuestiones completamente distintas.
Volviendo al tema de la eficacia del secado, o sea, el porcentaje de eliminación de humedad en la ropa, como decía en mi anterior artículo, la mayoría de las secadoras presentan eficacia “B”, pero algunas, mas evolucionadas y especialmente las de bomba de calor, llegan a la eficacia “A”. Eso quiere decir que eliminan toda la humedad de la ropa. Que la secan totalmente. Por eso, cuando son de la clasificación de secado “A” se dice que la ropa queda completamente sin humedad, seca, por lo que ya es imposible subir de categoría, a menos que queramos “tostar” la ropa…
Esta misma diferenciación, y aprovechando lo dicho para la secadora, la tienen también las lavadoras. Su función es lavar la ropa. La escala de clasificaciones era de 7, de la “A” a la   “G”, como menos eficaz. Cuando después de muchos años se ha conseguido en pruebas de laboratorio, con ropa ensuciada también en laboratorio, que el resultado de lavado de una lavadora sea satisfactorio, se les llama de clase “A” de eficacia de lavado. Por encima ya no hay más, pues se ha llegado al tope. Por esa razón se considera, y las pruebas lo confirman, que la máxima calidad de lavado es la “A”. Y que ya no puede mejorarse. Como la inmensa mayoría de las lavadoras cumplen este requisito de calidad de lavado “A”, ya ni siquiera se tiene en cuenta este factor en las lavadoras, pues se da por hecho que TODAS tienen “A” de eficacia de lavado.
En cuanto a la clasificación energética de las lavadoras, como sabéis, va desde la A+++ como más eficiente hasta la “E”, como menos eficiente. Como se ve también aquí, nada tiene que ver la eficiencia energética con la eficacia (o eficiencia) del lavado.
Espero, amigo VICENT, haberte aclarado este entuerto a ti y a otros lectores que tuvieran dudas o que no se le hubieran ocurrido tales la dudas.