El elevado precio es el culpable de que los electrodomésticos de mayor Eficiencia Energética (A+, A++ y A+++) que son los de mayor ahorro de electricidad, no se compren masivamente a pesar de que un aparato de clase alta consume muchísimo menos. Un frigorífico de clase energética A+++ consume un 60 % menos que uno de la clase A, ahorrando al año 200 € en el consumo eléctrico. Si a eso añadimos que estos aparatos, si entran en un PLAN RENOVE, tienen una bonificación de 125 € como ayuda a la compra, vemos que la vuelta a los antiguos planes RENOVE de electrodomésticos sería, en este preciso momento, un elevadísimo incentivo para descargar stocks acumulados por la crisis, especialmente virulenta con los electrodomésticos, y un fuerte impulso al sector, como sucede con las ayudas actuales al sector del automóvil. Se me ha ocurrido este artículo tras el último y, como es habitual, acertado comentario dejado por ROSA, frecuente “comentarista” del blog, que decía:

“Anónimo17 de mayo de 2015, 13:37
RosaLa verdad, es que se echa de menos algún tipo de “plan renove” similar a la industria del automóvil. No da la sensación que la industria del elctrodoméstico tenga la misma consideración.Feliz semana”

El acertado comentario de ROSA ne ha recordado también un artículo de CONSTRUNARIO del pasado 9 de Abril de 2015, que voy a reproducir íntegro (las negritas las he puesto yo) comentándolo luego. Cono veremos después, la activación a nivel nacional de los PLANES RENOVE de electrodomésticos sería un ’muy buen aliciente para usuarios, vendedores, fabricantes …y también para hacienda, pues a pesar de las ayudas, la mayor actividad y las ventas de los aparatos proporcionarían, como sucede en el mundo del automóvil, pingües ingresos y reducción del coste energético español. Vayamos al citado artículo, elaborado por  FECE (Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos). Dice así:

“El sondeo realizado entre comercio y profesionales del sector electrodomésticos arroja unos resultados aplastantes sobre la compra de aparatos de alta eficiencia energética.

El 97% de los encuestados por FECE a través del sondeo periódico Observatorio FECE han afirmado que el precio es la razón por la que los consumidores no compran aparatos de alta eficiencia energética a pesar de que la mayoría se interesa por comprarlos. Poseer un electrodoméstico de elevada eficiencia puede llevar a un gran ahorro en la factura energética, además de ser más respetuosos con el medio ambiente y, a nivel global, contribuir al cumplimiento de los objetivos de ahorro energético y de recogida de RAEE marcados por la Unión Europea.

El Observatorio FECE es un medidor de opinión a través de sondeos que la Federación realiza entre sus asociados -comercio y profesionales- para conocer la opinión del sector sobre los temas clave. En esta ocasión, la encuesta pretendía conocer el interés real que podría haber en el lanzamiento de un plan renove desde el punto de vista del comprador. Los resultados han sido aplastantes: un 94% de los encuestados afirmó que los consumidores se interesan por comprar los aparatos de mayor eficiencia energética por la posibilidad de ahorro económico que supone para su factura, pero hasta un 97% de los mismos contestaron que este interés se veía disuadido por el precio más elevado de estos aparatos. Como conclusión final, un 94% de los mismos afirmaron que ayudas públicas como las de los planes renove que se realizaron hace unos años, serían un incentivo fundamental para la compra de estos electrodomésticos por parte del consumidor.

La Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos, FECE, ha tenido como objetivo en los últimos años la consecución de un Plan PRIE de electrodomésticos a nivel nacional, un plan cuya inversión se recuperaría íntegra vía impuestos. Este tipo de planes está pensado para el consumidor, que debido a que dispone de menos renta para consumo, no está renovando sus electrodomésticos con la regularidad habitual. En palabras de José Prat, secretario general de FECE“En este momento hay una demanda embalsada de un millón de aparatos a causa de la crisis, ya que el parque no se renueva y se compone de aparatos muy antiguos que inciden en la calidad de vida y la factura energética de los hogares. Por ejemplo, un frigorífico A+++ consume un 60% menos que un modelo de clase A, y como consecuencia de ello, supone un ahorro de alrededor de 200 € anuales en la factura eléctrica de una familia. La sustitución del parque de aparatos obsoletos por otros de alta clasificación energética supondría un ahorro anual para el país de más de 175 millones de €”.

En este año 2.015 ha lanzado el plan RENOVE la Comunidad Autónoma de Castilla-la Mancha, repitiendo la excelente experiencia obtenida el pasado año 2.014, en el que invirtieron igualmente en planes RENOVE el País vasco y Aragón. Todos ellos con cargo a sus presupuestos regionales. En este ENLACE encontraréis las condiciones, aparatos que intervienen, marcas, modelos, y cantidades de euros en ayuda por aparato. En lavadoras, por ejemplo, la ayuda es de 100 € y en frigoríficos, 125 €.
 
Sin embargo, no parecen animarse el resto de Comunidades para activar planes RENOVE, al menos este año, después de no ver resultados del plan nacional PRIE. Pero no quiero cansaros más por hoy y dejaré este tema, del PLAN NACIONAL PRIE, para un próximo artículo.