Es sabido que las estufas de butano están obligadas por Ley a llevar un sistema de seguridad llamado pomposamente “ANALIZADOR DE ATMÓSFERA” para impedir que siga funcionando la estufa si se detecta falta de oxigeno en el ambiente, lo que podría ocasionar monóxido de carbono (CO) que es tóxico y puede producir la muerte. Por eso, desde hace muchos años se dispuso que las estufas de butano fueran provistas de este artilugio. Hoy vamos a ver con más detalle ese elemento importante de seguridad, cómo funciona y cuándo.

 
Primeramente explicaré cómo puede producirse esa irregularidad peligrosa en las estufas de butano, aunque ya lo he explicado en repetidas ocasiones, prefiero volver sobre ello para entender bien la necesidad y el funcionamiento del sistema de seguridad llamado analizador de atmósfera,
La combustión de gases como el butano,  el propano y el gas natural, al quemar consumen oxígeno del aire. En la combustión se toma oxigeno (en química se le llama “O”) y se produce anhídrido carbónico (CO2), que es un gas NO tóxico. Sus moléculas están compuestas de un átomo de carbono (C) y dos átomos de oxigeno (O2), cuya fórmula química es CO2, que repito, es inofensivo.
En una estufa de butano, al producirse la combustión, se toman del aire los dos átomos de oxigeno, (O2) y todo marcha correctamente. Pero si hay escasez de oxígeno, al rato de estar la estufa funcionando en un lugar pequeño y cerrado, se va consumiendo el oxigeno del aire y llega un momento en que en lugar de tomar los dos ´átomos de oxígeno que se necesitan para la combustión, solo encuentra un átomo, por lo que en lugar de anhídrido carbónico (CO2) se produce monóxido de carbono (CO) que es venenoso. Se produce en este caso, por la falta de oxigeno, una combustión incompleta. Respirar ese gas es mortal.
¿Por qué se produce esa falta de oxigeno? Pues sucede en habitaciones pequeñas y cerradas, sin renovación del aire, que la estufa va consumiendo oxígeno sin que ese elemento se renueve, a través de una ventana o puerta abierta, una rejilla de ventilación, etc. Por eso repito siempre que tengo la oportunidad que si el lugar donde está la estufa es pequeño, debe abrirse la puerta hacia el resto de la casa, y mejor dejar una ventana o puerta entreabierta, para que se renueve el aire.
¿Qué sistema de seguridad tienen las estufas de butano? Pues el comentado Analizador de Atmósfera, que es un artilugio que, ante la escasez de oxígeno, interviene apagando el piloto del termopar, que a su vez cierra el paso del gas a los quemadores, con lo que se apaga la estufa, cesando el peligro de combustión incompleta.
¿En qué consiste el artilugio? En cierta ocasión VÍCTOR, un amable lector, técnico especializado en las estufas de butano y su reparación, me envió este primer texto que yo repetí en uno de mis comentarios.

Te doy una práctica definición dada por un técnico en un comentario a este blog. Copio textualmente.

VÍCTOR: “Hola a todos, ya que veo que el blog va de buen rollo, voy a colaborar por primera vez con el tema: ANALIZADOR DE ATMOSFERA. En una estufa que te ha costado entre 20 y 90 euros, el analizador no sabe de átomos, CO2 ni nada de eso. Es una chapita de zinc, u otro metal, con una pestaña anexa, sujeta esta última al mechero que calienta el termopar y que al calentarse en exceso (recinto cerrado, falta de ventilacion, la puerta que se cierra sin querer, etc,) dilata empujando la chapita (con forma de media caña, para que se adapte al tubo) y cerrando la ventana de entrada de aire situada en el mismo conducto que suministra gas al mechero. Al faltarle el aire necesario para la mezla la llama del mechero o piloto se apaga, el termopar se enfría y la válvula se seguridad de la estufa cierra el paso de gas al resto de quemadores.”

Recientemente VÍCTOR, que así se llama el lector, me ha pasado un nuevo comentario ampliando sus explicaciones sobre estos elementos de seguridad. Dice así:

 Victor25 de septiembre de 2013 23:37

Hola Antonio. Soy Victor el del comentario original del analizador de atmosferas al que haces referencia. Ese modelo lo puedes buscar en ” imágenes “, que es el que yo he usado siempre, pero el de las estufas domésticas, que también lo puedes buscar en imágenes, es de lo más barato, por eso da tantos problemas. Es una hendidura hecha en la parte de arriba del mechero, la cuál complementa la entrada de aire del mechero de toda la vida. Se supone que esta entrada es más reducida y necesita esa hendidura como complemento para que el mechero se estabilice y caliente el termopar. El problema es que cuando el aire que entra por esa raja es pobre en oxígeno la llama se altera y deja de calentar el termopar. Si la raja la haces mas grande tampoco funciona, está calculada la relación aire gas de manera que la pieza anexa no existe, el analizador es un mero taladro, en una pieza ( el mechero, o la rosca de sujetar el soporte del termopar y el electrodo de encendido ) lo que abarata el producto, pero da problemas al consumidor, ya que este ” analizador ” es inalterable, si lo agrandas, levanta la llama y tienes que variar la posición del termopar, al final una vez agrandado es un descontrol para gente que no entiende, si es de los de rosca el cliente tendrá que acabar llevando la estufa al servicio técnico después de haber jugado con fuego. También ví una vez un comentario en el blog de una persona ue aconsejaba a otra de que no había problema en cerrar las puertas pues el analizador ya cortaba. Contesté a esta persona que las estufas domésticas llevan el analizador en la parte baja del aparato, si una persona está durmiendo en la parte alta de una litera o en un sofá sentado, cuando el analizador corte está persona ya estará intoxicada en mayor o menor grado, cosa nada agradable.Aparte de que los mecanismos fallan incluso cuando son nuevos.Saludos.”

Quiero dar las gracias al amigo VÍCTOR por sus claras y valiosas aportaciones. Sabes que puedes colaborar cuando lo desees, que serás bien recibido en el blog.
Amigos lectores, creo que en este caso especialmente hay que ser previsores y no encerrase en una pequeña habitación con la estufa de butano funcionando. Hay que abrir puerta o ventana para que el aire se renueve. Así evitaremos la producción de ese gas venenoso llamado monóxido de carburo. La estufa ya dispone de este elemento de seguridad, pero además, recuerda: no cierres esa habitación donde está la estufa. Por precaución, deja algo abierto para que se renueve el aire.
Aprovecho para insistir en otro punto: he dicho al principio que en la combustión del gas se produce normalmente el anhídrido carbónico ya citado y agua en forma de vapor. El agua va al ambiente, cargándolo de humedad. Por eso recomiendo también ventilar cada día la casa abriendo ventanas no más de diez minutos, que son suficientes para renovar el aire, húmedo en exceso, por aire nuevo del exterior. De no hacerlo, en poco tiempo las paredes y la pintura de las mismas tendrán manchurrones de humedad…