El frigorífico de 0,1 Kwh al día: según Tom Chalko, Mt Best, Australia, mtbest.net. Fué   inventado por este australiano, que VÍCTOR, un lector del blog, me ha facilitado en su comentario sobre mi artículo del día 14 de Agosto, donde trataba del calentamiento de la parte frontal del mueble de los congeladores de los combis. La gran novedad del invento es su mínimo consumo, de 0,1 KWh al día, lo que representa un consumo anual de 36,5 KWh. ¿Quién da más? VÍCTOR en su comentario me pide opinión sobre ese invento de Tom Chalko, que podéis leer aquí.

 
Primero permitidme que transcriba dicho comentario de VÍCTOR. Dice así:
“Estimado Antonio.

LLevo leyendo, y recomendado, su interesantísimo blog desde hace años. Aprovecho para darle las gracias por sus desinteresados artículos y comentarios.

Estoy en proceso de construcción de una vivienda unifamiliar y pretendo montar una instalación fotovoltaica aislada de la red. En principio pretendia tener una instalación conectada a red para autoconsumo, pero trás el sobre-cogedor RD del Ministerio de Industria para favorecer a los “amigos” de Unesa, he decidido tirarme al monte y desconectarnos totalmente de la compañia eléctrica.

Su blog esta siendo esencial para determinar que electrodomésticos elegir para poder reducir el tamaño de la instalación fotovoltaica y hacer viable el proyecto, pero además de una correcta elección de los electrodomésticos y un diseño óptimo de la instalación fotovoltaica, vamos a necesitar adaptar nuestros usos y costumbres para disponer de cierta calidad de vida gastando mucho menos en energía.

Recientemente he leido este interesante artículo acerca de un arcón congelador reconvertido en frigorífico, y quisiera saber si sería tan amable de comentar su punto de vista acerca de esta solución. Me ha parecido curioso observar como, a excepción de Waeco, centrada en productos para refrigeración movil, las grandes marcas no tienen arcones frigoríficos entre sus productos.

El frigorífico de 0,1 Kwh al día

http://emigrantebruce.blogspot.com/2010/08/el-frigorifico-de-01-kwh-al-dia.html
Atentamente, Víctor.”
He de manifestar mi extrañeza al leer el artículo citado, yendo de sorpresa en sorpresa. Podéis leerlo completo en el enlace que he indicado. Yo lo que voy a hacer es ir recogiendo los datos más interesantes, comentándolos. Todas las palabras en negritas las he destacado yo. No venían así en el original.
“No hay ningún error en el título. Este artículo describe un barato frigorífico con un consumo energético entre 10 y 20 veces menor que cualquier frigorífico estándar del mercado. También se expone que las mayores limitaciones se encuentran en nuestros mediocres hábitos y actitudes, no en la tecnología o en el precio”. Comienza bien: nos dice que nuestros hábitos y actitudes son mediocres. Muy aventurado, ¿No? Eso habrá que verlo.
“Comparando el consumo energético de varios aparatos de refrigeración disponibles en el mercado, me percaté de que los congeladores de arcón bien diseñados consumen menos electricidad que los frigoríficos de volumen similar, incluso aunque los congeladores deban mantener una temperatura mucho más fría en su interior. Los congeladores de arcón también suelen tener un mejor aislamiento térmico que los frigoríficos, he aquí otra de las razones de su eficiencia.” Correcto. El autor ha descubierto la pólvora. Claro que consumen menos comparativamente los congeladores que los frigoríficos (conservadores). Hay dos razones: a) las puertas de los congeladores no se están abriendo constantemente, como en los frigoríficos, ya que solo se abren para meter o sacar productos congelados. Cada vez que se abre la puerta, se pierde frío, por lo que cuanto menos se abran las puertas, memos frío se pierde. b) El aislamiento de los congeladores de arcón (como de los congeladores verticales) es mayor que el del departamento frigorífico, al ser las temperaturas de -18 º C como máximo mientras que en el conservador las temperaturas van entre los 4 y los 8 ºC, por lo que no necesitan tanto grueso de aislamiento.
Luego el autor, con su descubrimiento de que los arcones congeladores tienen mejor aislante que los frigoríficos de armario (verticales), compró un arcón congelador, “…y un termostato a pilas de 40 $ equipado con un marcador de temperatura y relé de enclavamiento…” Luego se pone a instalar y modificar circuitos cuya detallada información podéis seguir en el original, y ya tiene el aparato preparado. Si no eres experto electricista dudo mucho que puadas realizar el trabajo de modificaciones y adaptación de los elementos incorporados por el autor. De no ser así, deberás recurrir a un experto electricista que entre materiales y mano de obra no te costará menos de 300 € la adaptación.
“Las puertas verticales en los aparatos de refrigeración resultan inherentemente ineficientes. Desde el momento en que abres la puerta de un frigorífico vertical – el aire frío escapa, debido a que es más pesado que el aire templado en la habitación. Cuando abres un congelador de arcón – el aire frío permanece dentro, a consecuencia de su peso…. Por otro lado, incluso aunque tú mantengas la puerta del congelador de arcón completamente abierta, el pesado aire frío se mantendrá en el interior. ¿Alguna vez te has preguntado por qué los congeladores de los supermercados mantienen sus puertas o abiertas o sin aislamiento térmico?” Tiene razón el autor del invento: con el congelador de arcón u horizontal, al abrir la puerta no “cae” el aire frío del interior, por lo que las pérdidas son mínimas. Pero en su explicación de los arcones de los supermercados se olvida resaltar una importante observación: en esos arcones, se colocan por zonas los mismos artículos, un paquete encima de otro, así desde abajo hasta arriba. Eso te permite ir cogiendo fácilmente los paquetes sin tener que revolverlos. Se coge el más alto y ya está. Más adelante comentaremos lo que ocurriría en un arcón en nuestra casa.
“El diseño de refrigeradores con puertas verticales es un claro acto contra la Naturaleza del Aire Frío. ¿No deberíamos cooperar con la naturaleza en lugar de trabajar contra ella?· Me he vuelto muy curioso en relación a cómo de eficiente puede llegar a ser un frigorífico de arcón. Tras contactar con varios principales fabricantes de frigoríficos y descubrir que ninguno había probado un frigorífico de arcón, me decidí a hacer mis propias pruebas. Compré un buen congelador de arcón y lo convertí en un frigorífico” O sea que el diseño del frigorífico vertical es una barbaridad anti natura, y los fabricantes de frigoríficos unos ineptos por no haber pensado en hacer lo que ha hecho Tom. ¡Hasta ahí podíamos llegar! Voy a hacer luego unas comparaciones de consumos entre un frigorífico vertical de dimensiones (alto x ancho x fondo): 186 x 60 x 65 cm. Vamos entonces a compararlo con un arcón congelador reconvertido en frigorífico, de las mismas dimensiones: 1,86 x 60 x 65 cms. Ahora, apreciado lector (o lectora) vete a tu cocina. ¿Ya estás allí? Bien, piensa entonces… ¿Dónde coloco el arcón congelador de 1,86 metros de largo por 60 cms. de ancho? Teniendo en cuenta además que sobre su tapa hacia arriba, no puedo poner nada encima, pues hay que abrirlo por allí. ¿Has visto ya dónde colocarlo? ¿Cómo que no puedes, que no tienes espacio? ¡Claro! Tu cocina es normal. No es australiana como la de Tom. No te cabe ese arcón tumbado en el suelo….Pero imagínate que tienes un anexo y lo colocas allí. Lo llenas de productos: cervezas, botellas de agua, verduras, yogures, carnes, huevos, botellas de leche, pescado, sobras de platos anteriores, frutas, etc. etc. Ahora ponte a cocinar. Buscas por el arcón y por fin encuentras las verduras, que estaban debajo de los refrescos. Preparas las verduras, pero necesitas los huevos. Vas al arcón y buscas los huevos ¿Dónde estarán? Al final los encuentras. Llega tu marido. Con este calor quiere beber algo fresco. Empieza a remover buscando una cerveza. Lo pone todo patas arriba, pero al final la encuentra. Llega el niño y quiere un yogur. De nuevo a removerlo todo hasta que lo encuentra….¿Te imaginas el follón?. En el supermercado no pasa eso, porque los paquetes están colocados uno encima de otro y son lo mismo siempre. Cuando hay muchos variantes, en los supermercados se colocan en ARMARIOS CONGELADORES VERTICALES.
Y resulta que según el autor los fabricantes son unos subnormales por no haber caído en su invento… este hombre no sabe lo que es la NORMALIZACIÓN. Me explicarme. Imaginnáis que cuando fuerais a comprar una lavadora o un lavavajillas, os preguntaran ¿De qué dimensiones lo quiere? Cada fabricante lo haría según su criterio, y ninguno seria igual. Lo mismo sucedería con los muebles de cocina, que deberían hacerse a medida del electrodoméstico en cada caso.
Los “normalizadores“ por excelencia han sido siempre los alemanes. En 1.917 crearon sus normas DIN (El acrónimo DIN ha sido interpretado como Deutsche Industrie Norm y Das Ist Norm.). Las normas universales ISO, creadas en 1.947, han sido adaptadas por la mayoría de países del mundo. Las normas referidas a la electricidad se recogen en el CEI (Comisión Electrotécnica Internacional)….
Pero volvamos a nuestro asunto: cuando comienza el auge de los electrodomésticos, a mitad del siglo pasado, en Alemania se empezaron a normalizar estos aparatos y también los muebles de cocina, divididos en módulos para albergar en su interior todos los objetos, enseres, productos, etc. de la cocina y muy especialmente para integrar dentro de esos módulos las lavadoras, lavavajillas, hornos y frigoríficos. Así pues se estudiaron las dimensiones de estos aparatos para perder integrarlos en los espacios modulares adecuados, tanto como aparatos independientes como integrados en muebles y “escondidos” dentro de dichos muebles.
Volvamos a Tom, el inventor del arcón congelador horizontal reconvertido en frigorífico “tumbado”. ¿En qué mueble de cocina puede integrarse? En ninguno. Es imposible. Esto es un problema que elimina la posibilidad de usarlo en la inmensa mayoría de las cocinas.
Los fabricantes de electrodomésticos no solo buscan la mejor calidad de sus aparatos y su eficiencia energética. Hay otra faceta importante y poco conocida por el gran público, y es la APTITUD A LA FUNCIÓN. Por ejemplo: en una lavadora, lo importante es que lave bien y que pueda contener la ropa y no la estropee, lavándola con la mayor eficacia  posible. En un lavavajillas sucede lo mismo: su APTITUD A LA FUNCIÓN pasa por lavar lo mejor posible la vajilla, cubertería, etc, y estudiar los espacios adecuados para permitirnos una adecuada organización de los platos, vasos, ollas, cubertería, etc, por medio del estudio exhaustivo de las cestas, tanto en su dimensionado como en el más pequeño de los detalles. Todo debe estar perfectamente calculado para que entren 12 cubiertos “internacionales” dentro del lavavajillas y perfectamente ordenados y organizados para facilitar su carga y descarga. Así todos los electrodomésticos.
Entre estos, destacan los frigoríficos. No solo deben enfriar dentro de los márgenes de temperatura adecuados, sino que la disposición de cajones para verduleros, estantes para organizar los diferentes alimentos a refrigerar, carnes y pescados, los huecos para botellas, los soportes para huevos, los compartimentos con tapa para la mantequilla, las diferentes alturas de los estantes, etc., etc, Todo para que puedan organizarse separadamente y en su sitio todos y cada una de las clases de alimentos. Eso solo se consigue mediante un ARMARIO frigorífico. Es imposible hacerlo en un congelador o frigorífico tipo arcón, como ya hemos visto. Entonces ¿quiénes desconocen cómo deben ser los frigoríficos, Tom o los fabricantes de esos aparatos? Evidentemente Tom no tiene idea de este asunto por lo que arremete contra la supuesta ignorancia de los fabricantes, cuando el ignorante resulta ser él.
Algunos de los lectores pensarán “sí, todo eso está muy bien, pero ¿Y el consumo?” No os preocupéis. Lo he dejado para el final, pues indudablemente el ahorro energético y económico del coste de la electricidad tienen cada día más importancia. Por eso vamos a estudiarlo a cointinuación. He buscado un armario frigorífico de BOSCH,
Según Tom, su arcón frigorífico consume solo 0,1 KWh al día (100 vatios al día). Supongamos que ese consumo corresponde a un determinado volumen del invento. Para comparar con un frigorífico normal de las siguientes características:
Frigorífico 1 puerta de libre instalación. Eficiencia Energética A+++
Blanco, 186 x 60 cm
EAN: 4242002740218 KSV36AW41
· Datos técnicos
· Capacidad bruta/útil total: 348/346 litros
· Consumo de energía: 75 kWh/año 
· Dimensiones (alto x ancho x fondo sin tirador): 186 x 60 x 65 cm
Vamos ahora con las comparaciones. Primero con el de Tom. Si consume al día 0,1 KWh, al año consumirá 0,1 x 365 días = 36,5 KWh/año. Calculando el coste del KWh a 0,19 €, el coste anual de energía sería de 36,5 X 0,19 = 6.93 €/año.
Al precio de coste del arcón debemos añadir los costes de adaptación y montaje de los instrumentos y circuitos necesarios para reconvertir el arcón congelador en frigorífico normal. Hemos dicho antes que podía ser de unos 300 € entre materiales y mano de obra.
Veamos ahora los costes del denostado frigorífico “vulgar”. Según nos índice el fabricante y consta en la tarjeta energética del aparato, el consumo anual es de 75 KWh/año. El coste anual sería 75 x 0,19 = 14,25 €/ año. 
El ahorro anual del invento de Tom sería de 7,33 €/año. Pero hay que contar la amortización de los trabajos a realizar en el aparato, que hemos calculado en 300 €. Así pues ese dinero se amortizara con el ahorro de 7,33 €/año en…41 años (300/7,33= 41).
Fabuloso ahorro que se amortiza en 41 años, ¿No os parece? Además del “muerto” en medio de la cocina en cuyo interior tenemos almacenados los alimentos en un “totum revolutum”. ¿Sabéis lo que me recuerda este invento? Pues a los inventos del TBO, los del profesor Franz de Copenhague