En la siguiente tabla indico los porcentajes de consumo de los electrodomésticos empleados en el hogar, para comentar y analizar en cada aparato qué hemos de tener en cuenta al comprarlo y en su uso diario, para ahorrar energía. 
PROMEDIO CONSUMO POR HOGAR
En la   Iluminación
18%
Frigorífico
18%
Calefacción
15%
Televisión
10%
Vitrocerámica
9%
Lavadora
8%
Pequeño electrodoméstico
7%
Horno eléctrico
4%
Agua caliente
3%
Microondas
2%
Secadora
2%
Lavavajillas
2%
Ordenador
1%
Aire acondicionado
1%
TOTAL
100%
 


Estos porcentajes estadísticos  proceden del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía). Ver 
Ahorra cada día con bombillas de bajo consumo
y corresponden a un promedio nacional de todos los hogares españoles (más de 16 millones de hogares o primeras residencias).

Hay datos que no comparto, como puede ser el del aire acondicionado, que según el instituto oficial representa solo un 1 % del consumo medio de los hogares: me parece poquísimo. Sin embargo estos datos, para el fin que los voy a utilizar, son suficientes.

Veamos en primer lugar el consumo más importante. Se trata de la iluminación y representa un 18 % del coste eléctrico de los hogares. Está clarísimo que debemos rebajar este porcentaje y el modo más simple y directo (y de reducido coste) es cambiar todas las bombillas de nuestra casa por otras de bajo consumo. Ver
    
Con ellas ahorraremos un 80 % (del 18 %, claro) con lo que el coste de la iluminación con las nuevas bombillas pasaría a ser el 3,6 % del total en lugar del 18 %. En este caso no hay que hacer inversiones en nuevos aparatos, ni obras, ni hay pérdida apreciable de la calidad en la iluminación. Podríamos añadir también que no se tengan luces encendidas en zonas donde no haya nadie, en pasillos y en ciertos lugares podrían ponerse detectores de movimiento para que se enciendan cuando se pase o se esté, etc.
Con el mismo 18 % de consumo le sigue el frigorífico. Es un aparato que siempre está enchufado y que va consumiendo para mantener las temperaturas que se van elevando por causa de las fugas del frío a través del mueble del frigorífico,  en las aperturas de puertas y por la formación de capas de hielo en el congelador (en los frigoríficos “cíclicos”, no en los “no frost” Ver
La manera de ahorrar energía en los frigoríficos es comprando aparatos más eficientes. Entre un frigorífico de eficiencia energética media, de clase D y E, y los actuales de clase A++ hay un ahorro del 70 %, o sea, consumen solo un 30 % de aquellos
Si tu frigorífico tiene más de 15 años seguro que es de baja eficiencia energética. Si compras otro, busca uno con A++, pues además del importante ahooro tendrá mejores prestaciones, menos ruido, más control, y si escoges un No Frost, no tendrás que preocuparte por descongelar y tendrá más fácil regulación. El frigorífico es el mayor consumidor de energía eléctrica en el hogar, por lo que un ahorro en este aparato se convierte en el mayor ahorro en todos tus electrodomésticos.
Mira a ver si en tu Comunidad Autónoma está funcionandeo el Plan Renove: tendrás un abono adicional importante en la compra de uno nuevo, eso sí, en el más eficiente. Solo entran en este plan los alectrodomésticos de más alta eficiencia Energética.
Mañana seguiré comentando cómo ahorrar en el resto de los electrodomésticos.