Dos lectores, OSCAR y LUCY me escribieron sendos comentarios discrepando sobre el ahorro de las encimeras de inducción sobre las vitrocerámicas tradicionales. Luego escribí un artículo para OSCAR y otro para LUCY, rebatiendo sus argumentos. Ahora ambos vuelven a la carta expresando su disconformidad con lo que yo decía y me expresan de nuevo también su disconformidad con dicho ahorro. Por ese motivo vuelvo a escribir este artículo sobre el tema, para rebatir sus nuevos argumentos y  demostrar otra vez que la encimera de inducción ahorra un 40 % de electricidad respecto a la vitrocerámica tradicional.

 
Las primeras encimeras de inducción empezaron a comercializarse en 1.988..Desde entonces acá han pasado 24 años de sucesivas y numerosas patentes que han ido mejorando día a día el producto, tanto en sus prestaciones culinarias como en su fabricación y rendimientos.
En 1981 el departamento de I+D+i de la entonces “Balay S.A.”  y la Cátedra de Electrónica de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Zaragoza iniciaron las investigaciones sobre la tecnología innovadora de inducción, dentro del Plan Concertado de Investigación Científica y Técnica (CAICYT). 
En 1996 comenzó el proyecto de I+D Inducción III, realizado por BSH en colaboración con la Universidad de Zaragoza, que dio lugar en 1999 al lanzamiento del primer modelo compacto, en el que la electrónica ya estaba integrada en la zona de cocción. 
En los Estados Unidos de América, país donde se inició el invento de las encimeras de inducción, después de unos años, abandonó prácticamente el sistema y la investigación, que retomó Europa por la evidente mejora tecnológica y de ahorro de energía y de aprovechamiento energético que suponía seguir investigando y mejorando la inducción .
Resumo ya las manifestaciones del Comentario de OSCAR (podéis verlo en su totalidad aquí). Como de costumbre, iré transcribiendo sus argumentos (letra cursiva y “en negritas” y contestando por mi parte) .: 
Dice OSCAR: 
 
“1.- No soy exoerto en el tema pero confío en mi intuición”.- Amigo OSCAR, la intuición se equivoca muchas veces, sobre todo cuando no conoces a fondo el tema.
“2.- Para contrarrestar mis opiniones sobre la inducción, esta vez mer he iunformado bien”. Veamos dónde y de qué te has informado.
“3.-No es fiable Wikipedia”.- Yo considero que es más fiable, neutral y con menos intereses creados que los artículos de periódicos, de empresas o de publicidades interesadas. He revisado lo que se publica sobre la inducción y no le encuentro ni el más mínimo reparo. 
“4. -Sí es fiable el DOE (Departamento of Energía US), que dice “la eficiencia de transmisión de energía en la cocina de inducción es del 84% frente al 74% de las vitrocerámicas” No entiendo por qué es fiable el DOE de USA, que has encontrado precisamente en el artículo de la “no fiable” Wikipedia. Precisamente el artículo en cuestión llevaba fecha de 1988, cuando las encimeras de inducción acababan de salir al mercado, siendo todavía verdaderos armatostes en comparación con las sofisticadas y eficientes tecnologías digitales de las de hoy. Amigo mío, cuando se lee, hay que leerlo todo y fijarse lo necesario. No solo vale la intuición, que también.
“5.- Para los que no sepan ingles les pongo otro enlace, esta vez del IDAE. Se trata de una guía de etiquetado energético, donde describen los equipos sin etiqueta energética como la vitrocerámica” Pero OSCAR, ¿Es que no has visto en ese conjunto de eficiencias energéticas que la máxima eficiencia es todavía la A? ¿Cuántos años lleva escrito ese trabajo del IDAE? Ni siquiera hablan de la eficiencia A+, que hace ya varios años que se aceptó. Y por supuesto, siguen manteniendo las clases F y G, que se anularon hace dos años. Y eso se encuentra en la “fiable” según tu opinión del IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético) 
El IDAE tiene escrito todavía en su divulgativo sobre la eficiencia energética en esa Web que “El calentamiento por inducción es un buen ejemplo de tecnología más eficiente, pues consume un 20% menos y no provoca calor residual. Su consumo es eléctrico.”. Perfecto. Como siempre el IDAE va guardando antiguallas y no pone al día sus informaciones. Eso del 20 % era antes de la “era Sebastián”, que afortunadamente concluyó. Pues bien: En el IDAE no se actualiza nada. Igual que en el tema de las etiquetas energéticas, que desconocen su puesta al día desde los años 90, pasa lo mismo con el imaginario ahorro que suponen los lavavajillas y lavadoras “bitérmicas”, que funcionaban con agua caliente del calentador a gas o con energía solar. Por cierto ¿Cuántos españoles tienen alimentación de energía eléctrica solar producida en sus casas? En cuanto a calentar el agua con gas, eso podía tener cierto sentido (no mucho) hace 40 años. Hoy no tiene ninguno. Ver mis artículos donde lo explico. Pues el IDAE sigue dejando su coletilla, sin enterarse de los cambios
El otro tema de las verificaciones del IDAE, ver mi artículo sobre los millones de euros que nos costó a los españoles el masivo engaño de los datos falsos sobre la eficiencia energética de los electrodomésticos que se tragaron en ese Instituto estatal, dependiente del Ministerio de Industria cuando lo manejaba el polifacético, descorbatado y especialista en nada: el ministro Miguel Sebastián. 
Por cierto. Debo hacer una rectificación. He dicho que el IDAE no es fiable, y sin embargo he pasado por alto una afirmación contenida en lo del ahorro de la inducción. Reconozco que tienen razón cuando dicen “…consume un 20% menos y no provoca calor residual. Su consumo es eléctrico” En eso sí tiene razón el IDAE: el consumo de la inducción ES ELÉCTRICO. A menos que alguien esté por ahí investigando la encimera eléctrica de inducción a GAS… (Como la broma de los “bitérmicos”) que todo podría ser…en el IDAE )
“6.- Respecto a la explicación que incluyes en el artículo, la pérdida de calor continua se produce, si es el caso, por los bordes no cubiertos por la paella que están a bastante menos temperatura. La parte cubierta por la paella que está a 500ºC no son pérdidas si no transmisión de calor útil hacia la paella. No hay pérdidas significativas en la parte cubierta, más que aquellas derivadas del calentamiento del cristal hasta los 500ºC, a partir de ahí es calor transmitido.”. Lo siento, OSCAR, no has entendido nada de mi artículo. Yo digo que se llega hasta 500 ºC. en el cristal de la encimera VITROCERÁMICA, no en la de inducción, que no llega ni a 100 ºC
En la vitrocerámica tradicional se llega a poner el cristal a 500 ºC para poder calentar la base de la sartén o recipiente. Perdiendo además, como tu apuntas, por las zonas de “no contacto” de la sartén o paellera que no cubren la zona caliente, y que se pierde en su totalidad. O sea que pierde calor por calentarse para poder transmitir a la sartén una parte de ese calor y pierde la superficie no cubierta por la sartén, que va calentando el ambiente… En cambio, en la inducción, el cristal no se calienta. El calor pasa directamente a la base de la sartén, y ese calor es el que pasa a los alimentos.
Si quisieras calentar tres habitaciones contiguas pero solo tuvieras calor en la primera, deberías abrir la puerta que da a la segunda, calentarla y abrir la `puerta de la tercera para que le llegara el calor. Pero tiene otra solución: cerrar las puertas y poner un tubo que lleve el aire calientecalor desde la primera a la tercera, sin necesidad de calentar la segunda. ¿Qué sistema sería el que aprovecharía mejor el calor? Vamos OSCAR, aplica tu intuición…que aquí no te fallará…
 
En cuanto a los comentarios de LUCY, son 
“1).- Entiendo perfectamente el concepto de potencia y tiempo. Simplemente me refería a que habitualmente los focos de inducción tienen MAS potencia que los focos radiantes, es por tanto hasta cierto punto normal que sean mas rapidos, eso si, a cambio de un mayor consumo de potencia POR CADA UNIDAD DE TIEMPO. Insisto, he cambiado de radiante a inducción y de vuelta al radiante, NO HE VISTO NINGUNA MEJORA EN MI FACTURA, y reto a cualquiera a que me demuestre esa mejora con facturas por delante. Estoy convencida de que es una leyenda urbana”. Vamos a ver, LUCY, ¿Quién te ha dicho que los “focos de inducción tienen más potencia que los radiantes? Eso no es así, y aunque en algún caso pueda serlo, estamos hablando de consumo eléctrico (KWh), no de potencia. (KW) Por lo que se entiende que la comparación es siempre a igualdad de calor generado (KWh consumidos). 
 
“2).- Evidentemente si damos por supuesto que la inducción es un 40% más eficiente que la tradicional, eso será valido para cualquier consumo, pero tengo dos comentarios que hacer a esto: 
 
2.a) Lo del 40% NO ME LO CREO, y como estamos moviendonos en el terreno de las creencias porque no hay ningun ensayo normalizado o etiqueta energetica, me creencia es tan valida como la de los fabricantes (que obviamente quieren vender nuevos electrodomesticos mas caros), por cierto sería conveniente que hicieran publico el sistema que utilizan para llegar a esa conclusión. Bien, LUCY. No te crees los ensayos de los fabricantes. ¿Tampoco te crees los ensayos de BOSCH SIEMENS Gmbh?, en mi opinión quizá el primer Grupo de electrodomésticos mundial a nivel de potencia, avances tecnológicos, investigación, y fabricación. Y si no te crees lo que ha mejorado este Grupo en las encimeras de inducción, ¿Tampoco te crees a los catedráticos de la Universidad de Zaragoza, involucrada en el proyecto de ID impulsado por BOSCH ¿Tampoco al CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) de la Universidad de Zaragoza? 
 
Parece que no crees en todo eso. Tú crees en tus facturas de la luz. Las que te van viniendo cada mes. A pesar de que en los últimos cuatro años haya subido la electricidad un 80 %, y que además de la encimera tienes un montón de electrdomésticos, luces, televisión ordenador, etc. Y a pesar de todo esto no notas ninguna diferencia…. Pues sigue creyéndolo así. Yo no te voy a convencer. Pero tampoco rus argumentos me convencen a mí. Y creo que he dado suficientes explicaciones del por qué.
“b) El 40% siempre será el 40% pero en kWh es muy diferente que se lo apliques a 6kwh que a 2kwh, el ahorro resultante no será el mismo.” Por supuesto que se ahorrará más dinero con más KWh que con menos. Pero siempre será el 40 % que es lo que yo he dicho. Al menos no recuerdo que haya dicho cantidades de ahorro sin indicar a cuantos KWh corresponderían.
“3) Seguridad y salud. Yo no sería tan categorica en esas afirmaciones, en estos asuntos de radiaciones electromagneticas mas de uno se ha pillado los dedos en el 
pasado, por ejemplo con las con la radiografias o con los móviles, en los que gracias a la insistencia de muchas asociaciones, se ha conseguido crear legislación restrictiva en cuanto a las emisiones generadas. No se puede entender de todo, y especialmente estos asuntos son muy complejos, los cientificos expertos no se ponen de acuerdo, mi pregunta es: puedo entender el asumir riesgos con la telefonía movil, realmente la ventaja que ofrece la movilidad puede valer la pena, pero para cocinar un minuto mas rapido????????? POR DIOS!!!
 
Un saludo a todos, Lucy.” 
La única limitación de las encimeras de inducción es el consejo que las personas con marcapasos no cocinen con estos aparatos. No hay ninguna más. Nada tienen que ver con los teléfonos, ni con las radiografías, que no son lo mismo, sino imágenes producidas por isótopos radiactivos, y por tanto deben usarse con mucha precaución y poca frecuencia-
.Las ondas electromagnéticas se viene produciendo en los motores eléctricos desde su creación, y no sé de ningún caso que haya perjudicado a la salud la cercanía a motores eléctricos. ¿Por qué habrían de hacerlo las mismas ondas en la encimera de inducción?
Finalmente gracias te doy, LUCY, por saludar a todos los lectores.