En mi último artículo comentaba sobre el expediente sancionador a IBERDROLA por presunta manipulación de los precios de la electricidad. RICARDO, lector y comentarista frecuente del blog, ha dejado en ese artículo un interesante y aclaratorio comentario en contestación a otro anterior de JOSÉ MANUEL. Dado el interés del tema y de acuerdo con tales comentarios, he pensado trasladarlos a este nuevo artículo para su mayor difusión entre lectores interesados en el tema. Paso pues a transcribir dichos comentarios, por orden de fecha y de tema-respuesta.

jose manuel19 de junio de 2014, 16:27
La gente se cambia de compañía de teléfonos sin pensárselo mucho, pero cambiarse de compañía comercializadora eléctrica es igual de sencillo. Hay varias opciones y aunque el ahorro puede ser mínimo, sí que cambia la atención al cliente y el origen de la electricidad, que en muchos casos es 100% “verde”.

A continuación la respuesta de RICARDO:

Ricardo Quijada20 de junio de 2014, 12:10
Quería contestar a José Manuel, pero no sé por qué no me funciona el código javascript para enlazar con su comentario, así que tengo que hacer uno nuevo.
En primer lugar, doy fe de que lo que dice José Manuel en cuanto a facilidad para cambiarse de compañía, yo lo hice en febrero de este año y realmente es muy sencillo, y animo a todo el mundo a cambiarse.

Lo malo es que esto del sector eléctrico es un poco más complicado. Cuando hablamos de cambiarnos de compañía estamos hablando de cambiar de comercializadora (empresas que vende la energía), pero existen 2 figuras más que son muy importantes, influyen en nuestro suministro y en nuestra factura y no podemos elegir. Son las generadoras y las distribuidoras. Las primeras son un grupo de empresas que producen la electricidad. Las segundas son un grupo de empresas (en realidad, las mismas empresas) que llevan la electricidad a nuestras casas y se encargan de leer y mantener el contador.

No podemos elegir directamente ni a los que generan ni a los que distribuyen, que son los que se reparten realmente el mercado eléctrico; son los que dicen lo que cuesta generar la energía y los que dicen lo que cuesta llevarla hasta casa. En definitiva, estas 5-6 empresas generadoras y distribuidoras (los mismos dueños con distintos nombres) son las que dicen cuánto pagamos de luz. Y además, también son comercializadoras, son las que controlan el el mercado y son las que contratan a políticos retirados como asesores.

Eso sí, algunas comercializadoras eligen qué empresas le suministran la energía, incluso hay algunas que ya generan su propia energía. Pero son casos muy puntuales y representan un porcentaje muy pequeño en el pastel eléctrico. Según el último listado de la CNMC, hay casi 250 comercializadoras, pero para que os hagáis una idea, Endesa cuenta con el 41% de los clientes, Iberdrola el 38% y Gas Natural Fenosa el 15%. Es decir, sólo 3 empresas aglutinan el 94% de los clientes minoristas. El mercado mayorista está aún más concentrado.
Un saludo!”

Comenzaré dando mi opinión sobre lo expuesto por JOSÉ MANUEL, de que se ahorra algo yo diría que ese algo es tan mínimo que no merece la pena, pues te hacen un descuento del 10 % en el término fijo de tarifa. Y eso durante el primer año. Luego, todo igual.
En cuanto a la atención al cliente he de decir que no se mide solo por la corrección con que te hablen desde la nueva compañía cuando les dices de cambiarte a élla, que todas te dan besos y abrazos. La verdadera atención al cliente se demuestra después, cada día y cuando tienes un problema.
Y en cuanto a la “burbuja” de la “energía verde”, iniciada por un gobierno socialista en 2.004, nos ha costado a los españoles, en el recibo de la luz, 9.000 millones de euros al año hasta que otro gobierno, esta vez popular, las redujo. Más de una vez he pensado que tanto verde cuesta demasiado y además se atraganta por su coste, cuya iniciativa política  NADIE nos consultó nunca a los “paganos” ciudadanos cuando aquel gobierno se lanzó al vacío con la “bella” y verde originalidad y así nos luce el pelo, además del Déficit de Tarifa, otra “parida” de otro gobierno para evitar subir el coste eléctrico y en lugar de investigar y controlar los costes del sector, montó otra burbuja llamada Déficit de Tarifa que recientemente la Unión Europea ha exigido solucionar como sea.
Voy ahora a comentar la explicación que da RICARDO a JOSÉ MANUEL. Lo primero decir que me ha parecido una exposición excelente en todos los sentidos. Sin un solo pero. Solo añadir algo: tener cuidado al hacer los cambios de compañía: la publicidad que están dando por televisión es capciosa. Prometen unos descuentos que se limitan al primer año y son mínimos. También te inducen a que te vayas al mercado libre, donde no tienen ningún control gubernamental, hablándote de unos beneficios inexistentes que te llevarían en el futuro a arrepentirte. Exige la tarifa de último recurso. Así al menos tendrán limitados los engaños.
Tened presentes las explicaciones de RICARDO y que se os queden y retengan en la memoria especialmente la última y decisiva parte: “…Endesa cuenta con el 41% de los clientes, Iberdrola el 38% y Gas Natural Fenosa el 15%. Es decir, sólo 3 empresas aglutinan el 94% de los clientes minoristas. El mercado mayorista está aún más concentrado.”
¿Dónde está esa pregonada “libertad de mercado” a que nos obligó en su día la Unión Europea?. ¿Dónde la libre competencia?. ¿Dónde fueron a parar los millones de euros que los consumidores hemos estado pagando para que las eléctricas “pasaran” a un mercado de “libre competencia”? Naturalmente, a sus bolsillos, a sus dividendos, a los pagos a los políticos, como muy bien dice RICARDO.…
Gracias a los dos por vuestras interesantes aportaciones.