FERSAY, recambista de piezas de electrodomésticos, hace unos dias ´denunciaba falsamente de falta de formación en los Servicios Técnicos de electrodomésticos en España.
 

Según FERSAY, “en el último año, el sector de las reparaciones de electrodomésticos experimentó un crecimiento del 39,7%. Esta tendencia se mantiene en 2011 con un crecimiento significativo. Los hogares españoles han aumentado en número los aparatos o electrodomésticos de mayor y menor calidad por familia, y estos necesitan mantenimiento y reparaciones periódicas”

José Carrasco, Director General de FERSAY explica que la crisis fomenta las reparaciones, ya que ha provocado un estancamiento en el número de compras a favor de las reparaciones, asegura.

 
Dice FERSAY “Todos los productos de gama blanca, marrón y PAE están cubiertos por ley con dos años de garantía. Esto significa que todos los fabricantes están obligados a reparar aquellos productos que presenten un defecto en este periodo de tiempo. El sector necesita profesionales cualificados y capacitados para atender esta demanda patente de servicios de reparación. En España se necesitará reforzar la formación de servicios técnicos para cubrir la demanda”, explica el Director de FERSAY que añade: “preocupa especialmente que en algunas zonas de España cuando se jubila un técnico, no hay ningún joven que siga con la profesión”. En este sentido, la compañía FERSAY dice que ha desarrollado un plan que lleva vigente los últimos años a través del cual se facilita esa formación técnica mediante los cursos propios FERSAY.
 
Conozco bien el tema al haber sido, por mi parte, “cocinero antes que fraile”. Conozco a los directivos de FERSAY por haberme visitado varias veces en el pasado, y conozco perfectamente a quienes organizan y dan sus pretendidos cursillos de formación a técnicos de Servicio, que siempre rechacé por su evidente inconsistencia, falta de conocimientos y de capacidad. Un cursillo técnico no consiste en leer un libro técnico de instrucciones sobre la reparación de modelos determinados. Consiste en destacar lo más importante. Explicar casos prácticos y facilitar procedimientos a los técnicos para que puedan actuar en cada caso.
 
En mi vida profesional empecé a dar  cursillos técnicos a Servicios en el año 1.964, y he estado haciéndolo durante muchos años. Y cuando dejé de hacerlo, estaba siempre presente cuando empleados míos los daban, simplemente para puntualizar y resaltar ciertos aspectos.
 
No es el caso de FERSAY. Son cursillos generales, para varias marcas, cuando hoy en día es fundamental explicar la documentación técnica de cada marca y de cada aparato concreto de cada marca. Esa documentación básica y concreta no está en poder de FERSAY. Os lo aseguro.
 
FERSAY lo que hace es vender recambios, en su mayoría no originales (“piratas” según la denominación del sector), y ahí acaba todo.
 
La compañía (FERSAY) dice que ha experimentado un aumento muy considerable de suministro de piezas de reparación tanto a nivel nacional como internacional. Cuenta con clientes en Chile, Suecia, el polo norte (este mercado lo he añadido yo)….además de los principales mercados del sur de Europa: Francia, Portugal e Italia donde FERSAY dice se haberse  posicionado a día de hoy como la primera referencia del sector.
 
Dice también FERSAY que los fabricantes están obligados, por ley, a facilitar la posventa de sus aparatos durante dos años, para cubrir la garantía. No es cierto. La ley dice que es el vendedor quien debe asumir esta responsabilidad, como sucede en otros países de la Unión Europea. Pero también es cierto que los fabricantes, en el caso de España y de otros países, han asumido tal responsabilidad para facilitar la labor del vendedor y ofrecer un Servicio Técnico de la mejor calidad, que solo ellos pueden ofrecer, por sus medios, su formación continua a los técnicos y la documentación técnica específica que les facilita, exclusivamente, a los técnicos de SU Servicio Oficial de Fabricante.
 
FERSAY está a años luz de poder formar técnicos con cursillos de medio pelo. Su objetivo es dar cuatro explicaciones a los técnicos de quiénes son, darles algunos esquemas ya obsoletos y esperar que les pidan piezas de recambio, que es su verdadero y único objetivo.
 
En cuanto al incremento de reparaciones por la crisis está por demostrar, pues según mis noticias, igual que han bajado las ventas han bajado también las reparaciones (fuera de garantía). FERSAY confunde el incremento de venta de piezas de recambio con un incremento de averías, cuando este incremento puede venir dado por abrir nuevos mercados, en Chile, en Suecia, o la Patagonia y en el polo norte, así como en una ampliación de marcas donde se pirateen los recambios, no en un incremento de reparaciones.
 
ANFEL (Asociación Nacional de Fabricantes de Electrodomésticos) escribió una respuesta a las manifestaciones interesadas de FERSAY, que podéis leer aquí.
 
Os recomiendo encarecidamente, por vuestro propio bien, que si tenéis una avería en vuestro electrodoméstico, esté el aparato en garantía como fuera de ella, que llaméis al teléfono del fabricante que solo ANFEL os facilitará con absoluta seguridad. Y si la marca que buscáis no está en ANFEL, preguntad donde comprasteis el aparato. Allí y solo allí os darán el teléfono del Servicio Técnico correcto. No busquéis en Internet. No busquéis en páginas amarillas. No busquéis en teléfonos de compañías telefónicas de búsqueda. Los SERVICIOS PIRATA están en todas partes. NO OS FIÉIS si no queréis acabar EN UN VERDADERO DESASTRE.