Acabo de recibir un comentario de JOAQUÍN en mi artículo , donde me dice que  va a comprar un frigorífico porque  al que tiene le ha salido un bulto helado en la parte posterior y me pregunta la diferencia entre un frigorífico de dos puertas y un combi, y por qué puede ser más barato, dentro de la misma marca, un combi  de clase energética A+++ que otros A++ y  A+
 
El frigorífico que tienes debe ser antiguo. Lo que ha sucedido es que el aislante de la parte posterior que va protegido con una lámina exterior, se habrá roto o fisurado y la humedad ambiental se va condensando en el interior del aislante, con acumulaciones progresivas.  Sucede que esas condensaciones del la humedad ambiente, al condensarse en forma de agua en una zona muy fría (detrás del congelador) se va congelando y engordando sucesivamente con nuevas aportaciones.
 
El hecho tiene reparación, muy laboriosa y bastante chapucera, pero te conviene comprar in nuevo frigorífico, COMBI, y de clase energética A+++´.
 
Te cuento. Los frigoríficos de dos puertas eran los normales hace bastantes años. Una zona (inferior) para refrigerar y la zona superior para congelar.  Pero ese congelador no siempre llegaba a congelar los alimentos y sí a mantener los ya congelados, en función del número de estrellas que tenía.
 

Con los limitados espacios de las cocinas y con la beneficiosa  y acertada “manía” de los alemanes  en normalizarlo todo, cuando en los años 50 (qué mal suena “del pasado siglo”), se empezaron a NORMALIZAR las medidas de los muebles de cocina y también, lógicamente dada su frecuente integración en los muebles, de los electrodomésticos. De ahí viene que los frigoríficos se convirtieran en realidad en dos aparatos, “uno encima de otro”. Uno, convertido en  zona de refrigeración (frigorífico) y el otro que fuera capaz de congelar alimentos frescos (congelador) no solo de conservarlos.

 
Afortunadamente los muy “normalizadores” fabricantes alemanes, que difundieron en toda Europa y fuera de ella su excelente y beneficiosa “manía”  no solo normalizaron las medidas de los frigoríficos (ancho para entrar justo en un hueco de 60 cms.) sino que también, especialmente los frigoríficos combinados encastrables, se normalizaron  varias alturas. Lo mismo sucedió con los lavavajillas, normalmente encastrables o integrables en el mueble, con la misma anchura, unos milímetros menos de 60 cms. de ancho para entrar en un hueco de 60 cms. Y una altura de 85 cms. parta integrarlo bajo la encimera de la cocina. La misma achurara y altura deben tener las lavadoras y secadoras, y también son normalizadas las medidas de anchura de los hornos, para entrar en el hueco del mueble de 60 cms., la superficie de las encimeras, etc.
 
Gracias a esta normalización podemos comprar cualquier aparato de cualquier fabricante, frigorífico,  lavadora,  etc, en la seguridad de que encajarán perfectamente en el hueco de los muebles de cocina, que a su vez, lógicamente, están también normalizados.
 
Vuelvo al COMBI. Se trataba pues de COMBInar  dos aparatos en uno. De ahí su nombre.  Se eligió poner en la zona alta el conservador o frigorífico por su mayor comodidad de acceso dado que es más frecuente abrir el conservador que el congelador, que por eso se dejó en la parte inferior, que obliga a inclinarse o agacharse para abrirlo.
 
Finalmente, tu última pregunta: ¿Por qué  hay frigoríficos (o combis, todo vale) de una misma marca pueden ser más caros de clase energética  A+ y A++ que los mismos de clase energética superior A+++ Pues pueden ser varias razones. Expongo algunas
  • Diferentes materiales, por ejemplo en el mueble del aparato: plancha pintada o de acero inoxidable.
  • Diferente distribución y accesorios interiores.
  • Diferentes funciones (cajón de temperatura variable, por ejemplo)
  • Menor tirada de producción (aparatos “especiales” por medidas o por equipamiento) que las grandes series de producción de los aparatos de mayor tirada, etc…
En cualquier caso, mi recomendación es siempre que se pueda, comprar frigoríficos de la mayor clase energética actual: A+++. Tu bolsillo te lo agradecerá durante todos los días de, como mínimo, la docena de años que te va a durar.
 
Acabada mi respuesta a las preguntas de JOAQUIN, me doy cuenta que me he extendido mucho en explicaciones pero que quizá por este motivo y por el contenido, puede resultar interesante a otros lectores, por lo que en lugar de contestarle exclusivamente a JUAN, voy a publicar  esta respuesta en un nuevo artículo. Solo voy a añadir  un título, una breve introducción y algún enlace que crea de interés.  Y lo voy a publicar ahora mismo porque nuestro amigo necesita cambiar rápidamente su aparto y estará esperando la respuestas.