Seguramente habréis visto y oído en televisión la machacona publicidad del fabricante coreano LG, cuando habla de las ventajas de su nuevo frigorífico Side by Side (tipo americano de doble puerta, una para el congelador y otra para el conservador). En esa publicidad dice que “…el modelo Door-in-DoorTM es una de las últimas novedades de la compañía, su doble puerta (ECO puerta) permite acceder a los alimentos de forma más fácil y rápida a la vez que “ahorra energía, reduce hasta un 41% la pérdida de frío… Tiene la máxima eficiencia energética (A+ y A++)”. 

Parece que LG no se ha enterado todavía que la máxima eficiencia energética en los frigoríficos es A+++, no A++. El ahorro se refiere a su invento de partir en dos la puerta del compartimento del refrigerador (el de la puerta derecha), por lo que para acceder a los alimentos, solo necesitas abrir una de las dos partes de la puerta. La mentira consiste en hacer creer al usuario que con este sistema se ahorra hasta un 41 % de “pérdida de frío“. Vamos a ver lo que LG nos quiere hacer creer y lo que realmente significa esa reducción de pérdida de frío del 41 %. Podéis leer completa la nota publicitaria en la evista ALIMARKET.
Todos sábemos que los frigoríficos sirven para enfriar los alimentos y bebidas hasta la temperatura deseada, y que al alcanzar esa temperatura, se para el compresor. Luego se comienza a producir pérdidas de frío a pesar de los aislamientos del aparato, que por muy perfectos que sean siempre habrá fugas de frío, de tal manera que cuando la temperatura en el interior del frigorífico sube el diferencial previsto, debido a esas pérdidas de frío, el compresor se pone de nuevo en marcha para volver a enfriar los alimentos hasta la temperatura programada, Esto sucede en todos los aparatos.
Como también sucede en todos los aparatos, que al abrir la puerta del frigorífico, (o del congelador) sale una cantidad de aire frío al ambiente y a su vez entra aire ambiente, a mayor temperatura. Eso significa que en cada apertura de la puerta del conservador (lo mismo sucede con la puerta del congelador), hay una pérdida de frío real. Si la puerta, como en el caso de LG, se ha partido en dos y solo se abre una parte, la ´pérdida se reducirá a la mitad (si las dos puertas son iguales).
Pero esa ganancia o mejor, esa reducción de pérdidas de frío, ¿Cuándo se produce? Evidentemente SOLO AL ABRIR LA PUERTA, pues a puerta cerrada, que es la posición NORMAL del frigorífico, no se evita nada con este sistema, ya que las pérdidas se producirán igual que en cualquier frigorífico.
Quedamos pues que el ahorro del 41 % en “pérdidas de frío”, como dice LG, ya no es tal, sino que ese ahorro del 41 % en fugas es SOLO EN EL MOMENTO DE ABRIR LA PUERTA. Cosa que, evidentemente, LG se calla en su publicidad. Pero vayamos más allá: ¿Podemos valorar esa pérdida de frío en cada apertura de la puerta y calcular cuánto nos ahorramos con este sistema?. De momento según LG, hasta un 41 %. Pero vamos a lo nuestro. ¿Cuánto frío se pierde en cada apertura de la puerta?
He recordado un meticuloso estudio sobre el tema leído en el magnífico blog NERGIZA, y he localizado el artículo  donde han calculado esas pérdidas. Podéis leer este interesante artículo al completo. Yo cogeré un extracto y las conclusiones. (las negritas las pongo yo)

“…En una apertura de puerta de nuestra nevera de 3 ó 4 segundos, hemos interrumpido el proceso de enfriamiento, haciendo subir la temperatura del interior de la nevera 0,5ºC aproximadamente, lo que ha provocado que el compresor necesite 3:45 minutos de funcionamiento extra para devolver el interior de la nevera a la temperatura que había antes de que abriésemos la puerta. En la segunda apertura de puerta, el compresor ha necesitado un tiempo similar para devolver el sistema a las condiciones anteriores, unos 3:30 minutos.

Si el compresor de nuestra nevera consume unos 90W aproximadamente, esta apertura nos ha costado en términos energéticos unos 5,45 Wh de media, no es mucho, pero una familia que abra la nevera 10 veces al día, al cabo del año el consumo eléctrico debido a abrir y cerrar la puerta serían de casi 20kWh.”

Ya tenemos el consumo eléctrico: 20 kWh al año. Si tomamos el precio del kWh de 0,19 €, al cabo del año las aperturas de la puerta nos habrán costado 20 kWh x 0,19 € el kWh = 3,8 €. ¡Nada más y nada menos que un COSTE ANUAL DE 3,8 €!
Pero con el “ahorrador sistema de LG en su frigorífico con dos puertas en el conservador en lugar de una, dice el fabricante que se ahorra el 41 % EN CADA APERTURA (eso no lo dicen). Por consiguiente si a los 3,8 € anuales de ahorro, solo por el invento de las dos puertas nos ahorramos el 41 % de ese consumo. O sea, 3,8 € – 41 / 100 = 1,55 €. Fabuloso, fantástico ese ahorro de 1,55 € por el gran invento de LG. Ya tenemos 1,55 € al año de ahorro. Ya podemos tomarnos un café GRATIS al año. Eso sí, ¡A la salud de los inventos de LG!
LG en su publicidad se calla lo de que el ahorro se produce solo en los pocos segundos de apertura de la puerta. El resto del tiempo, ahorro cero.. Solo dice que gracias a esa doble puerta se ahorra un 41 % en la pérdida de frío. Eso induce a cualquiera a pensar que gracias a esa maravillosa doble puerta EL CONSUMO DEL APARATO SE REDUCE UN 41 %, POR LA MENOR PÉRDIDA DE FRÍO. Pero del dicho al hecho….hay un abismo.
No sé si me paso al decir que LG miente con esta publicidad. Yo creo que sí, porque dice verdades a medias para inducir al cliente a pensar que se va a hora un 41 % de energía cuando la verdad es qiue se trata en realidad de un ahorro ridículo.
Lo de la puerta es de chirigota, vamos… Por cierto, brindo la idea a las fantásticas chirigotas gaditanas para una coplilla sobre el coreano invento del frigorífico de doble puerta en el conservador, que, con su ahorro, da para tomarse una copa de Fino o de Manzanilla al año.. De nada, chirigoteros de la Tacita de Plata…, un placer…Ya que los japoneses se entusiasman por el flamenco y hasta lo cantan, los coreanos podía hacer lo mismo con las chirigotas en los carnavales…