Esta es la tercera entrega de ¿Es interesante comprar electrodomésticos de Marcas Blancas?. Sigo con las preguntas que hay que hacerse para decidir si nos interesa comprar un determinado electrodoméstico de Marca Blanca
 
¿Son realmente de calidad estos aparatos? Quizá no sean de primerísima línea, pero puedes tener la seguridad de que han sido homologados por las normas europeas. Si no hubiera sido así, no podrían venderse. Esto significa que, en cuanto a aptitud a la función, eficiencia energética, consumos, etc, están homologados y puedes fiarte de las indicaciones de las Etiquetas Energéticas que obligatoriamente deben llevar los aparatos puestos a la venta. Por consiguiente, si estás comprando una lavadora, por ejemplo, de clase energética A, de eficiencia de lavado A y de centrifugado B, cualquier aparato, sea de la marca que sea que lleve esta etiqueta, debe cumplir lo que en ella se dice.
 
¿Me lo cambiarán si tiene un problema irreparable? Este es un asunto crucial. Alguien tiene que responder si el aparato tiene un defecto de fabricación irreparable, cosa que puede suceder perfectamente aún cuando no sea habitual. En ese caso no vale el que lo reparen, pues es imposible. Hay que cambiar el aparato.
 
Estamos acostumbrados (mejor dicho, estábamos) a que por cualquier cosa, aunque fuera reparable, nos cambiaran el aparato por poco que insistiéramos. Esto era así, porque el vendedor cambiaba el aparato y se lo devolvía al fabricante o comercializadora de la marca. Este sistema ha llevado, en el pasado, a una auténtica vías de agua en los costes de las marcas, por la cantidad de casos (muchas veces innecesarios) de cambios de aparatos.
 
Actualmente las cosas han cambiado bastante y para hacer un cambio de aparato el vendedor tiene que pedir autorización al fabricante de la marca y éste enviar a su Servicio Técnico Oficial  para que verifique si es imprescindible el cambio.
 
Fijaros que en el caso de las marcas blancas, el fabricante puede estar en China, en Corea, en Eslovenia o en Turquía, y no tener representación en España. En este caso, nadie le va a compensar al vendedor el aparato que tenga que cambiar por necesidad, lo cual debe hacernos meditar…
 
Sobre este punto la única garantía que tendremos de que nos cambien el aparato si llegara la necesidad es la confianza que nos inspire el vendedor. Pero no la confianza personal en el momento de la venta, si no la trayectoria profesional del establecimiento vendedor…
 
Os voy a contar una anécdota real que me ocurrió personalmente con EL CORTE INGLES. Llevaba yo por entonces la posventa de sus marcas blancas de electrodomésticos (SAIVOD y ANSONIC en HIPERCOR) y un día, hablando del tema de las devoluciones de aparatos con un alto directivo de El CORTE INGLES, le pregunté como llevaban este tema.
 
Su respuesta fue: igual que las devoluciones de otras marcas. Le contesté –Pero en otras marcas lo devolvéis a la marca/fabricante y os lo abonan.  Me contestó: Aquí como puedes suponer, el fabricante no nos acepta ninguna devolución, por lo que “nos lo comemos”. Y para ilustrar mejor su explicación me contó la anécdota.
 
“Al principio de comercializar esta marca, me llamó el Jefe de departamento de electrodomésticos del Centro TAL., y me dijo –dame el teléfono del delegado de ventas en esta zona de la marca SAIVOD, que tengo que llamarle para que me cambie un aparato. Se lo di y me dice: pero este teléfono es el mío! Le contesté: Es que eres tu el delegado de ventas de esta, nuestra marca, en esa zona. Preguntó entonces ¿Qué hago? Respuesta: si tienes que cambiarlo, cámbialo. No puedes dejar de hacerlo porque tenga que pagarlo tu departamento. Cámbialo si es necesario hacerlo.
 
Con esta anécdota pretendo ilustraros sobre la conveniencia de  conocer bien al que nos vende un aparato. No es lo mismo comprarlo en EL CORTE INGÑES, EROSKI, HIPERCOR, etc, que al tendero de la esquina. Por eso decía que en estos casos hay que saber cómo responderá el establecimiento vendedor si hay un problema importante en el aparato.
 
No me extiendo más. Si alguien tiene alguna pregunta o comentario sobre este tema, que lo exponga y seguro que le contestaré. Y si fuera de interés general lo contestaría dese un nuevo artículo.
 
Dejo para otro día el importante tema de si conviene o no comprar marcas blancas de AIRE ACONDICIONADO, cuyo tratamiento difiere bastante de los electrodomésticos de Línea Blanca.