ROSA, asidua lectora de este blog, que nos dedica con frecuencia sabios comentarios y opiniones sobre nuestros artículos, nos cuenta hoy la odisea que ha sufrido con su nueva lavadora MIELE, de carga superior, que ha comprado en EL CORTE INGLES, y que el transportista que se la llevó a su domicilio no la instaló, no quitó los anclajes, ni la conectó a la corriente ni al desagüe. Al reclamar a ECI, no le dieron soluciones al problema que sus empleados habían creado, ni tampoco el Servicio Técnico de MIELE, a quien acudió explicando lo ocurrido y que le quería cobrarles 40 € para ir a hacerlo, hasta que finalmente tuvo que ir a su casa un fontanero externo que en un momento solucionó el problema. Las desatenciones y graves errores de actuación del vendedor, del transportista y de MIELE son evidentes, e impropias del vendedor y de la marca. Como eso puede seguirse produciendo en el futuro, este artículo es a modo de “aviso a navegantes”, por lo que voy a procurar advertir a futuros compradores de lo que yo entiendo hay que hacer en estos casos, que de haberlo sabido ROSA, creo que no hubiera comprado esa marca y hubiera solucionado el problema con ECI de manera fulminante. Paso pues a reproducir el comentario de ROSA explicando lo que a mí entender se debería haber hecho.

1.Anónimo1 de octubre de 2015, 2:26
Rosa
Buenas noches Antonio, al igual que otros lectores exponen sus malas experiencias o sus elecciones erróneas, creo que hoy debo hacer lo mismo por si a alguien le resulta de utilidad.

Decidimos sustituir la lavadora de casa (Otsein de hace dieciocho años) por otra nueva. El pasado sábado fuimos al Corte Inglés de Diagonal en Barcelona (años atrás los grandes electrodomésticos los adquirimos allí y el servicio postventa fue excelente).

A pesar de todo lo aprendido en el blog, acabé escogiendo una lavadora Miele de carga superior de” 1500 euros de nada”. La entrega ha sido este miércoles; si es que se puede calificar como tal que dos individuos sin un mínimo conocimiento de electrodomésticos y fontaneria (dicho por ellos mismos ) te dejen semejante “joya” en el lavadero sin conectar el desagüe ni poniéndote en contacto con algún lampista que trabaje para el Corte Inglés. En el Corte las respuestas tampoco fueron mejores, que si el cliente no tiene las instalaciones en condiciones no es su problema, que ellos sólo venden y que los lampistas son ajenos a la empresa y no siempre es fácil localizarlos. Creo que este tipo de atención te lo puede dar cualquier sitio de compra en internet dónde te dejan el aparato en casa y luego tú te buscas la vida.

A todo esto, los técnicos de Miele (la fantástica Miele) no han aparecido por ninguna parte. En el colmo de la desesperación también he llamado al Servicio Técnico de Miele para explicarles la situación y si para cuando hubiese solventado el tema de fontanería se dignarían a hacer una puesta en marcha (y sí ,si la hacen previo pago de 40 euros).Como no me han explicado absolutamente nada de la lavadora me dedico a leer exhaustivamente toda la documentación (y acto seguido llamar al Corte, que eso sí telefónicamente te atienden muy bien).Paso a relatar la lista de incongruencias

 1. Reviso el justificante de entrega y pone que me han traído un frigorífico. También en el apartado de funcionamiento estan marcadas todas las casillas cómo si efectivamente se hubiese realizado una puesta en marcha.

2. Me han instalado (enchufar el cable y conectar al grifo del agua) una lavadora con las barras de transporte atornilladas y los “instaladores” sólo me han dicho que en cuanto tuviera lo del fontanero apañado ya podía lavar tranquilamente. Lo de las barras y que lavar con ellas puestas puede dañar la lavadora lo he visto después leyendo el manual. Se considera un daño de instalación que no entra en garantía.

3. Además, en la documentación de la “joya” viene una “Tarjeta de puesta en servicio” con una parte en alemán y otra en español para que el servicio técnico lo cumplimente y lo envíe a Madrid ; interpreto que es como una garantía (bueno, pues ni los del Corte ni los de la Prestigiosa). En el Corte me han dicho que el ticket de compra ya sirve de garantía.

A pesar de que me atendieron amablemente por teléfono sólo un empleado pareció entender mis quejas (no es lo mismo que te dejen en casa una butaca o un macetero que una lavadora) y hizo lo posible por ponerme en contacto con un lampista que trabaja para el Corte Inglés, JOSEP, una maravilla de profesional que arreglo el tema de fontanería con una junta , quitó las barras e hizo la “puesta en marcha”.

Para mi, si alguien ha salvado la fama de satisfactoria atención postventa del Corte Inglés ha sido él (ajeno a la empresa) y no el mismo Corte que te dice que ellos sólo venden los electrodomésticos y te mandan a casa a cualquiera que te los “instala” sin tener ni idea.
Hasta pronto”

Pues aunque se dice que nadie escarmienta en cabeza ajena, es posible que algunos lectores aprovechen tu experiencia para saber qué pueden hacer en tales casos. Comenzaré diciendo que en ECI tienes una lavadora de carga superior BOSCH , el modelo WOT 24254 EE, de 6 kg, clasificación energética A++, por 499 €, que además incluye:

 
· Envío GRATIS
 
Añado, ya de mi cosecha,  que el Servicio Técnico de BOSCH, en mi opinión, es de lo mejor de España, cosa que no puedo decir de MIELE, cuyta lavadora cuesta exactamente el triple que la de BOSCH.
Hago un inciso para comentar la historia de las puestas en marcha de las lavadoras y del proceso en ECI.
 
Desde el comienzo de la venta de las primeras lavadoras automáticas, allá por los años 60, todas las marcas decidieron hacer las puestas en marcha, conexión de las lavadoras, extracción de las barras metálicas de los anclaje y explicaciones de funcionamiento al  usuario  a través de los Servicios Técnicos de la marca, en toda España y de manera gratuita para el usuario. Para los Servicios la puesta en marcha era una intervención más en garantía. A finales de los 80, las marcas se pusieron de acuerdo para dejar de hacer la puesta en marcha gratuita, decisión que perjudicó tanto a los usuarios como a los vendedores de los aparatos. Pero había que rebajar costes y TODOS aceptaron a regañadientes el acuerdo entre fabricantes. Todos menos El CORTE INGLÉS, que, cumpliendo con su eslogan de servir al cliente, me propusieron que mi empresa de Servicios Técnicos, que cubría todo el país, hiciera las puestas en marcha, pagándome el coste ECI. Lo que desconozco es si, como decían algunos, ese coste lo revertían luego a los fabricantes. Sea como fuere, estuvimos haciendo puestas en marcha unos dos años. ECI daba el aviso al Servicio de la zona de haber vendido una lavadora al usuario, y del día en que la llevaban, con lo que el Servicio Técnico iba al domicilio, desanclaba la máquina la conectaba y le explicaba el funcionamiento al usuario.
 
Pero por razones económicas, a los dos años me explicaron que debían cesar en ese servicio de ponerlas en marcha, y me pidieron dar unos cursillos a los transportistas que se encargaban de llevar los aparatos al domicilio. Hicimos numerosos cursillos y dejamos de hacer nosotros la puesta en marcha.
 
El problema es que los transportistas de los aparatos eran externos, no personal de ECI, por lo que tuvieron problemas de rotación de transportistas con la consiguiente necesidad de ir formándolos para ese trabajo.
 
Hace 5 años compré una lavadora y una secadora BOSCH en ECI de Diagonal, de Barcelona, el mismo centro donde ha comprado ROSA. Yo tenía claro que debían ser BOSCH, pero mi esposa, nacida en Bilbao, quería una FAGOR, fabricada en Euskadi. Nos atendió CARMEN, una excelente vendedora y mi esposa le pidió consejo. La empleada, sin yo haber mencionado la marca BOSCH nos llevó directamente a esa marca, que finalmente compramos y que, después de cinco años  de perfecto funcionamiento, ambos aparatos siguen perfectos. Vino el transporte de ECI, dos jóvenes conocedores perfectamente de esos aparatos, desanclaron la lavadora, la conectaron, colocaron sobre la lavadora la pieza donde ajustaría la secadora, la montaron encima, me preguntaron si iba a usar el depósito de agua de la secadora o quería desaguar directamente al desagüe´y me conectaron el tubito de salida de agua. Todo naturalmente sin cargo alguno.
 
Por lo que parece, ROSA, los tiempos han cambiado en estos últimos cinco años. Pero sin embargo, por lo que he dicho más arriba, hay aparatos o marcas en las que SI se hace la puesta en marcha gratuita. Sigamos con el relato de ROSA
 
El error del justificante de entrega es garrafal, por lo que eso y lo de dejar los anclajes puestos me llevan a pensar que los transportistas son unos simples peones, o peor aún, unos haraganes que no saben o no quieren hacer su trabajo correctamente, pues en efecto, el dejar los anclajes puestos perjudica al aparato ya que se ponen para que el conjunto oscilante (cuba-caldero), que va suspendido por la parte superior y apoyado en amortiguadores en lar inferior, deben quedar liberados para ponerla en funcionamiento y que ese conjunto oscilante pueda OSCILAR libremente durante el centrifugado.
 
Ahora, ROSA te digo lo que hubiera dicho y hecho yo en tu situación. Es muy sencillo: decirle a los que te llevaron la lavadora que SE LA LLEVEN A ECI, que no la quiero. En primer lugar porque no te han atendido correctamente y en segundo, por no hacer bien su trabajo. Ya sé que habías pagado ya el aparato. Pero si la entrega es deficiente, no tienes por qué aceptar el aparato, y además, porque TODAVÍA en la publicidad de ECI dicen aquello que tanto han repetido siempre en su publicidad: “SI NO QUEDA SATISFECHO, LE DEVOLVEMOS SU DINERO”. ¿O es que ya no lo dicen?.
 
Termino ROSA agradeciéndote estas informaciones sobre tu experiencia pues seguro que muchos lectores tomarán buena nota de lo que no se debe hacer y de cómo hay que actuar en estos casos.