Durante la convalecencia de mi reciente intervención quirúrgica recibí muchos comentarios que no pude leer hasta finales del mes de Septiembre. Entre ellos, un lector me envió la información de la entrada en vigor de la obligatoriedad de que los aspiradores domesticáis en toda la Unión Europea debían ser de una potencia máxima de 1.600 vatios. El comentario lo leí a primeros de Octubre y lo copié para la lista de espera de temas a tratar. Pero por un despiste mío no copié el nombre del autor del comentario. Yo supongo que fué de ALBERT, pero no estoy seguro. En dicho comentario me facilitaba el enlace con la emisión de la cadena SER de radio, que es donde al parecer se enteró de la noticia. De esta nueva directiva de la Unión Europea en busca de una mayor eficiencia de los electrodomésticos, se da cuenta en dicha emisión de la SER, que quiero que veáis vosotros, los lectores, y luego saquéis conclusiones con mis observaciones. Primeramente copiaré dicho comentario. Dice así:


Me he enterado que has pasado por “taller,” y que por suerte era un “Servicio Técnico Oficial” con conocimientos y profesionalidad suficiente para “repararte” con plenas garantías,… 🙂
No sé si para cuando te recuperes completamente tienes en mente nuevos temas para tu blog, yo como siempre con la mejor intención de ayudar, te envío un par de enlaces a un tema que podría resultarte interesante, la prohibición por parte de la CEE de la venta de aspiradores de más de 1.600W

http://www.bosch-home.es/nueva-etiqueta-energetica-para-aspiradores-ue-2014.html

http://www.consumer.es/web/es/medio_ambiente/urbano/2014/09/10/220570.php

¡Ánimo Antonio, tus lectores te echamos de menos!
Saludos cordiales.”

En primer lugar mi agradecimiento por este comentario y por interesarte por mi salud. Afortunadamente estoy muy bien y haciendo vida normal, como podéis comprobar por los artículos que voy publicando. El “técnico” era muy bueno y me reparó de urgencia, pues el aparato presentaba una avería importante, vital. Tuvo que cotar y empalmar el tubo de alimentación del corazón de la máquina para lo que tuvo que abrir un buen corte en el bombo y y graparlo luego con algo que parece una cremallera de más de un palmo, entre el tubo de salida inferior de líquidos y el centro u ombligo del bombo. Según el técnico, la reparación ha sido un éxito y me ha dado garantía de que no se producirá una nueva avería por ese sitio tan delicado de la máquina.
Dicho esto, paso a la información sobre los aspiradores domésticos.

“La Cadena SER dio el pasado dia 3 de Septiembre la siguiente noticia:
El ahorro energético llega a los aspiradoresLa Unión Europea aprueba una legislación que garantiza que sólo aquellos de menor potencia, pero iguales prestaciones, podrán comercializarse (ANDRÉS STUMPF   03-09-2014 – 12:12 CET)…Jesús Soria da, en la Guía del Consumidor de Hoy por Hoy, el aplauso de la semana a la Unión Europea y a los fabricantes de aspiradoras por dar comienzo a la retirada del mercado de los aspiradores que más consumen, los de 1600 kilovatios…. Cada día las aspiradoras son más eficientes y, para conseguir el mismo nivel de limpieza o más, no se necesita ya tanta potencia. Nos habla de ello Alberto Zapatero, director de la Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Electrodomésticos , ANFEL.”

Esto es lo que dijo la SER. Resumiendo esta introducción (luego vienen más “dichos”): “…dar comienzo a la retirada del mercado de los aspiradores que más consumen, los de 1600 kilovatios…” . Yo me pregunto: ¿Existe en el mercado un solo aspirador de una potencia de 1.600 kilovatios? Pues no. Ninguno. Entonces ¿Qué es lo que van a retirar del mercado? Nada en absoluto. Ya pueden buscar, que no encontrarlan ningún aspirador de 1.600 kilovatios de potencia. Sería un “diplodocusaspirador”.  Este error, de confundir vatios con kilovatios, que son 1.000 vatios, no tiene explicación para una persona formada como supongo debe ser el locutores de la SER.
Confundir los vatios con los kilovatios es grave. Lo que quiere decir en realidad es que la Unión Europea, a partir del 1º de Septiembre de 2.014, obliga a que los aspiradores lleven también una etiqueta energética. A partir de esta fecha, no se pueden comprar ni vender aspiradores que no la tengan. Pero sí pueden venderse los que hasta ese momento haya en los comercios. Y a partir de ahora solo se podrán comprar los que lleven la correspondiente etiqueta.
Luego sigue diciendo la SER.

“Es la época del ahorro energético. La Unión Europea ha aprobado una legislación por la cual, desde el 1 de septiembre, se irán retirando aquellos aspiradores de alrededor de 1600 kilovatios de potencia. Pero no sólo eso. El plan no se para ahí y, es que, para 2017 se espera que sólo queden en el mercado las aspiradoras de entre 850 y 900 kilovatios de potencia. Sin duda, toda una revolución en pos de la eficiencia energética.”

¡Y vuelta la mula al trigo! No es un error lo de los 1.600 kilovatios de potencia del aspirador anterior. Ahora repite las mismas barbaridades: para el 2.017, donde dice  solo entrarán en el mercado las aspiradoras entre 800 y 900 kilovatios de potencia…”. A ver si se entera ANDRÉS STUMPF que no son 850 y 900 kilovatios sino 850 y 900 vatios, o lo que es lo mismo, 0,85 kilovatios y 0,9 kilovatios. Si un aspirador de una potencia de 850 kilovatios funcionara durante una hora consumiría la electricidad que gasta una familia media española durante 6 meses… Creo que hay alguna diferencia…
Pero no se trata de un solo error: el mismo grave error se repite por Jesús Soria que da, en la Guía del Consumidor de Hoy por Hoy, el aplauso de la semana a la Unión Europea y a los fabricantes de aspiradoras por dar comienzo a la retirada del mercado de los aspiradores que más consumen, los de 1600 kilovatios. Cada día las aspiradoras son más eficientes y, para conseguir el mismo nivel de limpieza o más, no se necesita ya tanta potencia. Nos habla de ello Alberto Zapatero, director de la Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Electrodomésticos , ANFEL. que apunta:

“La legislación no tiene carácter retroactivo“, lo que se traduce en que, todos los productos que se pusieran en el mercado antes del 1 de septiembre, seguirán pudiéndose vender hasta finalizar las existencias.

“La nueva legislación tiene como objetivo reducir el consumo energético sin reducir las prestaciones del electrodoméstico de cara al consumidor. Por ello, según precisa el experto, la normativa no sólo exige los mencionados límites de potencia para el consumo de energía, sino también unos límites mínimos de recogida de polvo en las diferentes superficies. “Si el aspirador no cumple estas prestaciones mínimas, tampoco se podrá comercializar“, señala Zapatero.

En la legislación del etiquetado energético general, que regula, por ejemplo, a las lavadoras, ya se incluían estos criterios de aptitud de sus funciones. “Lo realmente novedoso, por lo tanto, es la inclusión de normativa relacionada con la durabilidad“, dice el experto.

Por primera vez la Unión Europea está legislando criterios de durabilidad que entrarán en vigor a partir del 1 de septiembre de 2017 y que obligarán a que toda aspiradora puesta en el mercado cumpla una serie de condiciones que garanticen que dure mucho más como es la normativa referida a las fricciones en el conducto de la aspiradora o al mínimo de horas de funcionamiento en lo relativo al motor del electrodoméstico.”

Tras estas aclaraciones de ANFEL, echo en falta una explicación técnica y lógica de las nuevas directivas sobre los aspiradores, cuyo resumen he encontrado en las Web dePHILIPS. Dice así:
La nueva etiqueta energética para aspiradores.
A pesar de las manifestaciones de la SER y del director de ANFEL, no se han explicado suficientemente. Hay que ir a la Etiqueta Energética de estos aparatos para enterarse bien de este asunto, cosa que vamos a hacer. Sin embargo, he encontrado toda la información necesaria en la Web de PHILI, que informa:

Todo lo que necesitas saber de un vistazo.. 

La Unión Europea ha emitido dos directivas, 665/2013 y 666/2013, que influyen en la forma de comprar los aspiradores y en su diseño por parte de Philips.

Primera directiva (666/2013):A partir de septiembre de 2014, el límite estándar para el consumo de energía es de 1600 vatios. Los únicos aspiradores que pueden introducirse en el mercado son aquellos que:

– Tienen una potencia de entrada inferior a 1600 vatios

– Tienen un rendimiento de limpieza mínimo del 70 % en la recogida del polvo en alfombras y moquetas

– Tienen un rendimiento de limpieza mínimo del 95 % en la recogida del polvo en suelos duros

Segunda directiva (665/2013):A partir de septiembre de 2014, los aspiradores incluirán una nueva etiqueta energética similar a las que vemos habitualmente en frigoríficos, lavadoras y televisores. Esta nueva etiqueta energética establecerá unos estándares de rendimiento superiores para todos los modelos de aspiradores. Además, te permitirá comparar las mismas características del producto entre todos los aspiradores, lo que hará que tu experiencia de compra sea mucho más transparente y sencilla.
La etiqueta energética muestra la clase de eficiencia energética (parte superior de la etiqueta, indicada con flechas) y cinco indicadores de rendimiento adicionales (parte inferior de la etiqueta). Los valores de estos indicadores se calculan mediante métodos de ensayo estándar adoptados por todas las empresas del sector.

Esto es informar y no el despiste de la SER. Se supone que los profesionales de los medios de comunicación estudian una carrera donde se dan diversas materias, entre ellas un mínimo conocimiento de la electricidad. No se puede confundir de ningún modo los vatoios con los kilovatios, así como informar de la retirada de los aspiradores del mercado. La Unión Europea no aplica leyes de cumplimiento retroactivo.
Veamos ahora la Nueva Etiqueta Energética de los aspiradores. Y el significado de los pictogramas.

CLASE DE EFICIENCIA ENERGÉTICA
La clase de eficiencia energética es el resultado de aunar el consumo de energía con el rendimiento de limpieza en suelos duros y en alfombras y moquetas. Se indica en una escala de la A a la G y se codifica mediante flechas de colores. La escala empieza con la A, la clase que presenta el mayor rendimiento.
CLASE DE (RE)EMISIÓN DE POLVO
Hace referencia a la calidad del aire que devuelve el aparato a la habitación; este valor indica la limpieza del aire de salida y, por tanto, la calidad del filtrado. Esto se clasifica en una escala de la A a la G, donde A es la clase con el mayor rendimiento.
RENDIMIENTO DE LIMPIEZA EN ALFOMBRAS Y MOQUETAS
Este valor refleja el porcentaje de succión de polvo en una alfombra de ensayo estandarizada.
RENDIMIENTO DE LIMPIEZA
Esta característica se indica por separado para alfombras y moquetas y para suelos duros en una escala de la A a la G, donde A es la clase con el mayor rendimiento.
CONSUMO ANUAL DE ENERGÍA (kWh/año)
Se trata de un valor orientativo basado en 50 tareas de limpieza en una superficie media por hogar de 87 m2. El valor real dependerá del uso que se haga del aparato.
NIVEL DE POTENCIA ACÚSTICA (dB)
El nivel de ruido del aspirador se indica en decibelios (dB).
RENDIMIENTO DE LIMPIEZA EN SUELOS DUROS
Este valor refleja el porcentaje de succión de polvo en una tarima de madera con una hendidura estandarizada.
CLASE DE EFICIENCIA ENERGÉTICA
La clase de eficiencia energética es el resultado de aunar el consumo de energía con el rendimiento de limpieza en suelos duros y en alfombras y moquetas. Se indica en una escala de la A a la G y se codifica mediante flechas de colores. La escala empieza con la A, la clase que presenta el mayor rendimiento.
CLASE DE (RE)EMISIÓN DE POLVO
Hace referencia a la calidad del aire que devuelve el aparato a la habitación; este valor indica la limpieza del aire de salida y, por tanto, la calidad del filtrado. Esto se clasifica en una escala de la A a la G, donde A es la clase con el mayor rendimiento.
RENDIMIENTO DE LIMPIEZA EN ALFOMBRAS Y MOQUETAS