Leído en la revista de electrodomésticos MARRÓN Y BLANCO, donde dice: “Fagor empieza el año aplicando la garantía de 5 años en sus productos. Esta garantía es complementaria a la obligatoria de 2 años, por lo que representa una ampliación de la garantía de 3 años,..

¿En qué consiste esa ampliación?
Veamos la explicación que da FAGOR en esa revista:

“Con el compromiso de lograr una mayor satisfacción del cliente y mejorar su experiencia con la marca, Fagor Electrodomésticos ha comenzado el año ampliando la garantía de 5 años durante 2016. De esta forma, sobre la garantía total de 2 años obligatoria para todos los fabricantes, Fagor ofrece 5 años de garantía para mano de obra, piezas y componentes.

Se puede activar una garantía de 5 años por cada compra de un electrodoméstico Fagor perteneciente a las siguientes familias de producto: lavadoras, secadoras, lavavajillas, hornos, placas, campanas, frigoríficos, congeladores y microondas encastrables.

Para disfrutar de esta promoción que ofrece la marca el cliente debe solicitar la garantía mediante correo postal o bien completando el formulario en la propia web de Fagor CNA”

Se trata de 3 años complementarios a la garantía obligatoria para todos los fabricantes de 2 años y comprende “mano de obra de la reparación, piezas y componentes.” Lo de “piezas y componentes” no lo he entendido nunca, puesto que, a mi parecer, las piezas son componentes del aparato. Entonces, bastaría con decir piezas o decir componentes. Pero así, albarda sobre albarda, suena “a más”. Se da por sentado que el desplazamiento del técnico al domicilio del usuario es a cargo de éste durante los tres años de la garantía complementaria.”.
La pregunta es ¿Por qué Nuedva FAGOR hace esta promoción?
Eso lo hacen muchos fabricantes para animar la venta durante unos meses o bien cuando quieren promocionar un tipo o modelo de aparato, pero no comprende, normalmente, a toda la gama de aparatos como parece ser en este caso. Sea como fuere, este asunto me sonaba a “Déjà vu” que es un término francés que significa “ya visto”.
Efectivamente, buscando en mi hemeroteca personal he visto que estaba en lo cierto. El 7.4.2012 FAGOR (la “antigua FAGOR”, claro) anunciaba lo siguiente, que me llevó a editar este artículo:

“FAGOR, ofrece en sus electrodomésticos 7 años de garantía. Sí, pero….¿Y la letra pequeña? 

FAGOR ofrece una promoción desde el 1º de Abril hasta el 30 de Septiembre ampliando la garantía de http://www.fagor.com/web/es/servicio-tecnico todos sus electrodomésticos (excepto el microondas) que sean adquiridos en territorio español, desde los 2 años obligartorios hasta 7 años, o sea, una ampliación de la garantía de 5 años con carácter gratuito” 

A esta promoción, poco después, en Enero de 2.013, le siguió esta otra:

Nueva promoción de Garantía: Atención de cliente preferente con Garantía Fagor Premium.

“La firma ofrece una atención de cliente preferente para mayor tranquilidad y comodidad de los usuarios con la nueva Garantía Fagor Premium, que combina las ventajas de una cobertura total con una asistencia exprés en 3 h. Esta garantía, que se podrá contratar durante los primeros 5 años de vida del electrodoméstico, cubre el total de la reparación: coste de la mano de obra, desplazamiento y repuestos, a la vez que garantiza estar en 3 h en el domicilio del usuario para atender cualquier incidencia que se produzca en una capital de provincia o en cualquier localidad situada en un radio de 50 km.
Fagor ha querido que este servicio pueda estar al alcance de todos sus clientes y por ello lo comercializa a un precio muy atractivo….

Pero… 9 meses después FAGOR presento ´Concurso de Acreedores
Efectivamente, el 18.10.2013, FAGOR presentó Concurso de Acreedores (la antigua Suspensión de Pagos). Es presumible que la Dirección de FAGOR tuviera ya la convicción de que su dificilísima situación económica y fabril les llevaríaa a la suspensión de pagos en breve. ¿Fueron estos complementos de garantía el intento de vender más para evitar el desastre, a la desesperada? Eso es frecuente encontrarlo cuando las empresas en dificultades económicas ven llegar su final: vender más barato, promocionar a la desesperada…pero normalmente sucede en estos casos como decía aquel genial cómico radiofónico argentino Pepe Iglesias “el zorro”: “Las cosas no se veían venir: VENÍAN”. Y VINIERON, efectivamente. FAGOR cerró y a finales de 2.014 la adquirió la empresa catalana CNA, que ha logrado poner en marcha algunas de las fabricaciones de la antigua FAGOR. Y el resto, la mayoría de aparatos, con importaciones ya fabricadas que de FAGOR solo tienen el nombre. Más fácil, menos riesgo, menos costes y menos inversión. La supuesta calidad está por demostrar.
Reconozco que yo fui un agorero, que no creí que nadie en su sano juicio pudiera invertir en levantar algo que ya había muerto. Pero reanimaron los restos y empezaron a vender. ¿Hasta cuándo? La competencia es durísima, y muy especialmente en los electrodomésticos. Tengamos en cuenta que en 2.025 no quedarán más de 10 ó 12 FABRICANTES de electrodomésticos en el mundo. El resto se irá muriendo…Eso sí, comercializadores de marcas los seguirá habiendo, y por supuesto, aprovechándose del conocimiento del público de las marcas clásicas, como puede ser en el caso de Espala de la marca FAGOR…pero para comercializar, no para fabricar productos.
¿Qué fue de aquellas extensiones de la garantía?, ¿Qué fue de las excelencias de la Garantía FAGOR Premium?
Pues cuando apareció la Nueva FAGOR, de aquellas garantías como decía el cómico argentino citado sobre su personaje Fernández contestaba “del finado Fernández nunca más se supo”
Siento decirlo y os aseguro que ojalá me equivoque, pero no se me va de la cabeza aquella célebre frase de William Shakespeare en Hamlet: “algo huele mal en… Dinamarca”