Siguen produciéndose en los medios de comunicación nuevos episodios de la publicidad engañosa del “inventor” español Benito Muros, que dice haber creado las bombillas que duran toda la vida. Ya había escrito yo cuatro artículos sobre el tema. En el último relataba su intervención en el programa de INTERECONOMIA “Disidentes públicos” en el que recitó de carrerilla sus consabidas y absurdas argumentaciones. 

 
Pero como decía, he recibido un comentario a mi último artículo, que ha dejado SERGIO, un amble lector, que deja en evidencia las falsedades de Benito Muros, con sabiduría, maestría, buena argumentación y hasta con un tono irónico en los puntos adecuados. 
 
Por eso, en lugar de contestar al comentario de SERGIO, transcribo íntegramente su comentario convencido de que le será muy útil a los lectores interesados por el tema. A mí me ha encantados. Ahora, lee lo que dice SERGIO. 

“El problema es que no es sólo en Intereconomía o en La Vanguardia, es en todos los medios. En ABC también, en blogs, y dentro de poco será en la teletienda.

Como ingeniero de materiales añado que resulta muy curioso que un tipo con tantos conocimientos, capaz de crear (junto con sus 22 ingenieros) un nuevo material en base a silicio dopado con elementos secretos, no sea capaz de decir tungsteno (o wolframio) y diga tungesto, y no una, sino dos veces seguidas.

El desarrollo de cualquier pequeña modificación tecnológica implica inversiones multimillonarias. El desarrollo de nuevos materiales implica iguales inversiones, pero además requiere tiempo para pruebas, infinidad de pruebas de todo tipo: estabilidad química, medidas eléctricas y electrónicas, envejecimiento, fabricabilidad, disponibilidad de materias primas y suministro…
Una empresa de semejante magnitud no la crea alguien para ayudar a la humanidad. Estamos hablando de millones de euros, y tiempo, mucho tiempo. Y todo ello sin la seguridad de obtener un producto comercializable. Es invertir un capital enorme y cruzar los dedos para que después de una década todo haya ido bien y se pueda comercializar. Lo más alejado al altruismo.

El sueldo de 22 ingenieros de ese nivel asciende a 1 millón de euros anuales. Más instalaciones, salas blancas, maquinaria, equipos de pruebas aceleradas (de las que no habla en ningún momento mientras que sí habla de “años de funcionamiento 24 horas diarias”). Por no añadir la ausencia de referencias a colaboraciones con universidades, publicaciones científicas, etc. Todas, absolutamente todas las cosas de las que habla, están tratadas de manera totalmente contraria a la forma de funcionamiento real de cualquier empresa o cualquier desarrollo tecnológico.

Y claro, después de semejante inversión, lo normal es que los clientes hagan su pedido y no disponga de stock. Inviertes millones de euros pero no puedes tener 1000 puñeteras bombillas en stock. Según su página web, el tiempo de espera del pedido asciende a 35-45 días, vamos, lo normal cuando quieres comprar una bombilla. Pedidas a Hong Kong llegan en 12 días, pero claro, en su caso primero deben encontrar su fabrica europea secreta, donde se reetiquetan y envían al cliente final, mediante mensajería secreta también, para que las multinacionales (los malos) no puedan enviar a sus sicarios.

En fin, que este personaje se aprovecha del analfabetismo científico y tecnológico de los medios de comunicación (yo estoy en paro, por un módico salario podría asesorar a todo su grupo editorial), hace su campaña de márketing, reúne fondos de clientes crédulos e incautos (y de la Generalitat, que parece que ha picado), y si todo va bien hace un pedido de un lote a Hong Kong consiguiendo precios bajos y sumando un margen altísimo. Si todo va mal, compra 4 bombillas por internet, las entrega a sus clientes, y cierra el negocio por amenazas y presiones de los lobbys. Y después de eso, a seguir con los magnetizadores de gas, agua y gasoil, que también en eso está metido este pedazo de inventor español.

Gracias por el blog y perdón por lo extenso del comentario, así sin presentarme ni nada. He llegado a él bastante calentito con lo que leía por ahí y tenía que desahogarme, como veo que ha hecho usted con sus 4 artículos. Muchas gracias por sus explicaciones, se agradece encontrar información de calidad en internet.” 

¿Qué os parece, amigos lectores? ¿Verdad que es muy bueno? Y a SERGIO le digo: colaboraciones como ésta siempre tendrán cabida en mi blog y estaré encantado de que tú, u otros como tú, me enviéis COMENTARIOS de este tipo, en la seguridad de que serán publicados (citando siempre al autor) si son de interés general.