GERARDO, un seguidor del blog que nos tiene acostumbrados a sus “boutades”  asegura en el último comentario que me ha dejado, que las Tabs o cápsulas de ARIEL son de buena calidad, que no hacen publicidad engañosa, que el detergente de esta marca es bueno, que si no especifica lo del prelavado es porque la gente debe saberlo, que si la gente “las tira por el desagüe” es su problema y que si por esa razón no lavan, que esa gente compre otro detergente. 

 
Como decía al principio este lector me tiene acostumbrado a sus peculiares salidas de tono. Si reproduzco –y discuto- su comentario a continuación es para despejar posibles dudas a otros lectores, y por si hubiera algún otro que, por desconocimiento en profundidad de los puntos que comenta, pudiera caer también en la sinrazón, 
 
Dice así el ínclito GERARDO:
“Hola, soy Gerardo.
No entiendo qué publicidad engañosa hace una marca que vende un detergente bueno. Si no especifica lo del prelavado será porque da por hecho que la gente sabe que si metes detergente en el tambor al primer desagüe se va… publicidad engañosa es cuando se dicen cosas falsas para ganar dinero pero en este caso dicen que son muy buenas y lo son…” Nadie ha puesto en duda -y menos yo- que el detergente ARIEL sea bueno. Pero eso nada tiene que ver con la publicidad engañosa, que lo es, pues miente cuando dice que “con otras marcas de detergente se tira hasta un 33 % por el desagüe y que las tabs aprovechan hasta la última gota”. Si hubieras leído, Gerardo, con un mínimo de interés mi artículo sobre el tema. te habrías enterado que en el caso de ARIEL SE TIRA TODO si se hace un programa normal, ya que todos los lavados “normales” llevan prelavado. Y tampoco es cierto que se tire detergente por el desagüe en otras marcas “normales” como queda demostrado en aquel artículo. Y si no quieres verlo, allá tú. 
Dices que no es publicidad engañosa porque es un detergente “bueno” y que si no especifica que se pierde en el prelavado es problema de la gente. Es que resulta, amigo Gerardo, que no toda la gente tiene tu coeficiente intelectual (afortunadamente) y por eso no todo el mundo sabe que si metes la cápsula en el tambor, al primer desagüe se va,…ni tampoco todo el mundo sabe lo que tú sobre publicidad engañosa, de la que aseguras que “publicidad engañosa es cuando se dicen cosas falsas para ganar dinero”. Y de esa manera, con tu clarividencia (infrecuente en los usuarios que no dominan el tema) les echas la culpa a ellos y los tratas de ignorantes. Eso podrías decirlo si tu hubieras sabido esos problemas antes de leer mis artículos, pero mucho me temo que te has enterado cuando lo ha hecho el resto de lectores, cuando los han leído. Y eso solo significa que los usuarios no tienen por qué conocer el funcionamiento interno de las lavadoras, de lo que se aprovecha, para ganar nuevos clientes  con un “genial invento del TBO” tu admirada ARIEL.
Sobre la publicidad engañosa yo te diré lo que es: “es engañosa la publicidad que de cualquier manera, incluida su presentación, induce o puede inducir a error a sus destinatarios y puede afectar a su comportamiento económico, perjudicar o ser capaz de perjudicar a un competidor. Lo es también toda publicidad que silencie datos fundamentales de los bienes, actividades o servicios, cuando esta omisión induzca a error.” Pero tú pensarás (como siempre) que estoy en un error y que la opinión es mía. Pues no, no es mía. Habrás visto que está entrecomillada y en letra cuirsiva, por lo que es una transcripción de la “sentencia de la Audiencia Provincial de Castellón (sección 3ª), de 8 de octubre de 2009”. Pero claro, es posible que no estés tampoco de acuerdo con la sentencia del juez y sigas erre que erre…
En tu sabiduría añades “……que la gente las tire por el desagüe es su problema y si al ver que no lavan (por no darse cuenta de lo del prelavado) vuelven al poner la misma lavadora en lugar de comprar otro detergente es su problema.”. O sea que el tonto es el usuario que, al no advertírsele en la publicidad que no use el prelavado de su lavadora porque si lo hace tirará el detergente y no lavará, el usuario es poco menos que tonto por no darse cuenta él mismo. Es que, Girado, no todos tenemos tu ciencia infusa.
Pero hay una cosa fundamental que dice Gerardo y que deberían hacer todos los lectores que hayan sufrido este engaño. Dice así Gerardo: “ ..si al ver que no lavan (por no darse cuenta de lo del prelavado) vuelven al poner la misma lavadora en lugar de comprar otro detergente es su problema.”. Aquí te doy toda la razón, Gerardo. Si la gente engañada al darse cuenta de la estafa no cambia de marca de detergente, ES SU PROBLEMA. 
A Gerardo le voy a advertir por última vez que sea más  respetuoso con la inteligencia de los lectores. Que cuando se dedique a decir chorradas, que las demuestre. Que cuando hable, que primero lea Y ENTIENDA lo que ha leído y no empiece a disparatar sin fundamento. Que no le voy a admitir ni un solo comentario más que pueda resultar un disparate y menos un menosprecio a los lectores. No quisiera tener que SUPRIOMIRLO, pero lo haré si traspasa la línea de la lógica y el respeto más elemental. Es mi última advertencia.