Los nuevos motores EcoSilence Drive que incorporan algunos modelos de lavadoras de las marcas BOSCH y BALAY, pertenecientes ambas al grupo alemán BOSCH SIEMENS HAUSGERATE, GMBH, son de nueva generación, sin escobillas, de mayor eficiencia energética, menor consumo, menos ruidoso, de más duración y de menos averías.
 
El nuevo motor EcoSilence Drive, es de corriente continua y no tiene escobillas. Esto, dicho así, parece muy poca cosa para tanto revuelo, pero profundicemos un poco en este punto. Para ello voy a generalizar primero sobre  los motores de lavadora y su evolución, para entrar luego en las características de esta nueva generación de motores de corriente continua sin escobillas.
 
El motor de las lavadoras sirve para hacer girar el bombo intermitentemente en ambos sentidos, para que la ropa no se enrede. Hasta no hace mucho tiempo,  todos los motores de lavadora eran de corriente alterna, que es la que nos llega a nuestras casas. Estos motores  llevan en su eje una polea que, mediante una correa, transmite el movimiento a otra más grande que hace girar el tambor.

Perro como sabéis, las lavadoras tienen una velocidad de lavado (unas 50 vueltas (r.p.m.) por minuto, y otras de centrifugado, que hasta hace unos años solo podía ser de 500 u 800 r.p.m. Si el motor era de 2-12 polos, se conseguía la velocidad para el lavado y para el centrifugado a 500 r.p.m. Si el motor era de 2-18 polos se conseguía la velocidad de 800 r.pm y las 50 para el lavado. Así pues, solo podía haber dos tipos de velocidad de centrifugado, dependiendo del número de polos del motor instalado en la lavadora.
 
La necesidad de poder disponer de más velocidades de centrifugado y la posibilidad de poder empezar a centrifugar con poca velocidad para que la ropa de distribuya regularmente por toda la superficie del bombo, aumentándola luego progresivamente, llevó a introducir en las lavadoras el motor de corriente continua, con el que se puede variar sin ningún problema la velocidad de forma progresiva. Solo había que colocar un nuevo elemento en la lavadora, el rectificador, que sirve para transformar la corriente alterna que nos llega a nuestras casas en corriente continua.
 
Hasta aquí, todo en orden. Pero el motor de corriente continua tiene un inconveniente importante: hay que alimentar eléctricamente al bobinado del estator (parte exterior envolvente del motor) y también al rotor (parte central, interior, que es la que gira y acciona las poleas). Para llevar la corriente a esa parte giratoria o rotor, hay que hacerlo desde la parte fija, a través de dos escobillas  de grafito que rozan sobre el colector del rotor o inducido.
 
Las escobillas de grafito tienen algunos problemas:
  • Ofrecen una resistencia eléctrica por el roce con el colector (o sea, calor, que no se aprovechas para el giro del tambor).
  • Tienen un desgaste por su roce continuo sobre el rotor, por lo que con el tiempo hay que desmontar el motor y cambiarle las escobillas o cambiar el motor por uno nuevo. Operación muy costosa, que debe hacer el Servicio Técnico Oficial del fabricante
  • El roce de las escobillas produce ruido.

Si el motor no tuviera escobillas, todos esos inconvenientes desaparecerían…

 
Pues exactamente eso es lo que han hecho las marcas BOSCH y BALAY, colocar en sus lavadoras el nuevo motor EcoSilence Drive sin escobillas. De esta manera se mantienen todas las ventajas del motor de corriente continua (regulación y progresividad de la velocidad) y ninguno de sus inconvenientes: ruido,  pérdidas de eficiencia por la fricción de las escobillas sobre el colector del inducido y mayor duración, por no existir el problema de cambiar escobillas (o cambiar el motor).
 
Esto se ha podido hacer eliminando el bobinado del rotor o inducido que creaba el campo magnético necesario, sustituyéndolo por potentes imanes que crean el mismo campo magnético que el bobinado.  De esta manera, no hay que llevar corriente al rotor a través de las escobillas, pues el rotor, en este caso,  no consume corriente.
 
Dicho esto, quiero pedir disculpas al grupo de   mis lectores que puedan pensar que toda esta explicación es un “rollo” técnico que no les interesa, y a los que únicamente quieren saber resultados. Pero es que hay otros que pueden sentir curiosidad del cómo y el por qué, y también por mi parte, no me gusta dar las informaciones sin explicarlas, argumentarlas y profundizar en sus beneficios.
 
No obstante  hago un resumen rápido, para los dos primeros grupos de lectores, de las ventajas de estos nuevos motores.
  • Más eficientes (ahorro energético)
  • Más duraderos
  • Más silenciosos
Por eso y por otras nuevas aportaciones (programación, consumo de agua..) estas lavadoras son un 30 % más edicientes que la clase energética A. Y termino parodiando  la célebre frase “algún día todos los motores serán así”

Ver en BOSCH vídeo y más información muy interesante sobre estas lavadoras.