Leo en la revista CONSUMER, de EROSKI, un estudio que analiza qué resulta más barato, lavar los platos a mano o en el lavavajillas. Como en este estudio se comparan las opiniones de los defensores del lavado a mano y los que aconsejan lavar a máquina, me voy a permitir dar a mis lectores mi opinión y experiencia sobre qué sistema interesa más, incluyendo tiempo de ejecución, coste del lavado, calidad de resultados con uno y otro sistema y con qué versión se ahorra más en tiempo, en dinero y en resultados.

Para ello iré analizando las dos versiones expuestas en el estudio, reproduciendo los párrafos de uno y otro sistema (en letra cursiva)  añadiendo mis aportaciones en letra normalVeamos los contenidos de este artículo.

1.- ¿Se venden en España muchos lavavajillas?

2.- ¿Qué es más barato, lavar a mano o con el lavavajillas?

3.- Partidarios de lavar en el lavavajillas

4.- ¿Qué programa debo usar?

5.- ¿Es más barato lavar a mano?

 

1.- ¿Se venden en España muchos lavavajillas?

El artículo de CONSUMER dice lo siguiente:

“Cada año en España se compran cerca de 576.000 lavavajillas, según los datos de laAsociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Electrodomésticos. Con este aparato se promete ahorrar tiempo y dinero al limpiar los platos, cubiertos y demás utensilios de cocina. Estudios como el realizado por el Canal Isabel II lo corroboran: con su uso se ahorran 30,6 litros de agua diarios. Sin embargo, hay opiniones contrarias. Entre ellas está la de Toni Lodeiro, experto en consumo responsable: “Si lavamos los platos sin dejar el grifo abierto, con agua fría o tibia, compensa fregarlos a mano”. Entonces, ¿qué es más ecónomico? En este artículo se explican ambas posturas.”

La Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Electrodomésticos (ANFELdice que cada año se venden en España 576.000 lavavajillas.

 

2.- ¿Qué es más barato, lavar a mano o con el lavavajillas?

Hay dos posturas. Veamos:

“Con este aparato se promete ahorrar tiempo y dinero al limpiar los platos, cubiertos y demás utensilios de cocina. Estudios como el realizado por el Canal Isabel II lo corroboran: con su uso se ahorran 30,6 litros de agua diarios”

Segunda postura:

“Sin embargo, hay opiniones contrarias. Entre ellas está la de Toni Lodeiro, experto en consumo responsable: “Si lavamos los platos sin dejar el grifo abierto, con agua fría o tibia, compensa fregarlos a mano”. Entonces, ¿qué es más económico? En este artículo se explican ambas posturas”.”

 

3.- Partidarios de lavar en el lavavajillas

“¿Se ahorra más si se limpian los platos, vasos y cubiertos en el lavavajillas? Según los científicos de la Universidad de Bonn (Alemania), sí. Como se recoge en su estudio, los lavaplatos modernos analizados en todos los países europeos utilizan menos agua y energía que al lavar a mano. Y, además, ¡los resultados son más higiénicos! Un friegaplatos usa de media 10 litros de agua por lavado y lavar la misma cantidad de platos hace que se gaste entre 10 y 20 veces más agua”´

He escrito en artículos anteriores que los lavavajillas antiguos llegaban a gastar hasta 60 litros de agua por lavado, por lo que los costes de agua y muy especialmente la energía eléctrica consumida para calentar el agua en los diferentes ciclos del lavavajillas suponían unos costes muy importantes.

Pero también he dejado escrito en otros artículos que los modernos lavavajillas y muy especialmente los de elevada Eficiencia Energética (A+++) tienen unos consumos de agua en el total de un lavado completo de 10 litros de agua, alejadísimo de los antiguos aparatos de hasta 60 litros de agua de consumo.

Por la misma razón, de menos agua y más eficiencia energética, los actuales lavavajillas consumen menos de una cuarta parte de energía eléctrica respecto a un lavado completo antiguo.

Siendo esto muy importante y a favor del lavado con lavavajillas, hay que considerar también que los aparatos actuales tienen una eficiencia de lavado muy superior a los antiguos, y por supuesto mucha más eficiencia energética, menor gasto de agua, mayor limpieza, mejor higiene, mayor brillantez en cristalería by loza, etc.

 

4.- ¿Qué programa debo usar?

“El problema que hace pensar que se gasta más al usar un lavavajillas es que no siempre se aplica el programa de lavado adecuado. Gran parte del consumo del friegaplatos se emplea en calentar el agua. Un programa de larga duración calentará más agua y, por consiguiente, gastará más electricidad. Por ello, enjuagar antes con agua fría los utensilios más sucios permitirá emplear programas más cortos y eficientes.”

Hay quien aplica siempre el mismo programa siendo distintas las cargas, suciedad de la vajilla, tipo de elementos introducidos (ollas, cacerolas, platos, vasos, etc. Yo os aconsejaría que buscarais el programa más adecuado para el tipo de carga que normalmente hacéis. No es lo mismo lavar vajillas, Vasos, cubiertos, etc., que incluir tabulen sartenes, que, en mi opinión, deben tener otro tratamiento, y mejor a mano, dependiendo del tipo de sartén.

El programa que usemos debe elegirse en función del trato anterior que se da a la vajilla sucia y del modo de hacer la carga del lavavajillas.

En mi opinión, y lo he experimentado ampliamente, hay que temer en cuenta los siguientes aspectos para poder elegir el programa que más nos interese:

  1. a)Es conveniente cargar el lavavajillas lo antes posible después de las comidas. Para ello debe retirarse la suciedad gruesa mediante un tenedor, por ejemplo vaciándolo en el cubo de la basura. No es necesario más cuidado si la vajilla no se ha resecado. Se introduce en el lavavajillas directamente.
  2. b)Si los restos de comida están resecados, hay que mojarlos bajo el grifo e introducirlos en el aparato. Tener en cuenta que el lavavajillas no tiene estropajos para limpiar la suciedad adherida.
  3. c)Buscar un programa corto y ensayar con él. En mi casa lavamos siempre con un programa de una hora y cuarto y va perfecto.
  4. d)Es muy importante la colocación de platos, vajilla, cubiertos, etc. Los platos deben colocarse a ser posible en grupos uno al lado del otro y de la misma forma, y cuidando que entre ellos pueda quedar espacio para que los chorros de agua impulsados por la bomba, penetren en todos los rincones de cada plato.

Como os decía, en mi  casa, con un programa de hora y cuarto, y siguiendo estas pautas, quedan perfectamente limpios. Con un consumo de agua en total de 10 litros pos lavado y 1,5 kWh  de consumo eléctrico, que a 0,22 € el kWh nos cuesta 0,33 € por cada lavado.

Lavavajillas Balay

 

5.- ¿Es más barato lavar a mano?

“No todo son alabanzas al lavaplatos y su supuesto ahorro frente a un lavado a mano. Hay quienes tachan de interesadas (por parte de las empresas fabricantes de electrodomésticos o eléctricas, entre otros) estas aseveraciones.

Entre ellos, Toni Lodeiroexperto en consumo responsable y autor del libro ‘Consumir menos, vivir mejor’. Desmonta la teoría de que utilizar el friegaplatos ahorra. Lodeiro dice que “usar el lavavajillas gasta más agua y energía, porque el aparato siempre lava en caliente, mientras que a mano podemos lavar en frío o templar el gua”

El “experto” en consumo responsable, Sr. Lodeiro asegura que el aparato siempre lava en caliente, mientras que a mano podemos lavar en frío o templado.

¿Y eso qué tiene que ver? Me pregunto yo. Lo importante es ver si lavando en frío se lava bien la vajilla, cuando es evidente y demostrable que lavando en caliente la vajilla queda mejor, y cuanto más caliente, mejores resultados.

Además, a veces, se pone en marcha el lavavajillas sin que esté lleno del todo. ¡Craso error! Es bien conocido que dos lavados a media carga consumen más energía que uno a carga completa.”

Evidentemente, Sr. Lodeiro, es elemental que lavando dos veces se consume más agua y energía. Pero….¿Eso pasa solo lavando en el lavavajillas? Porque hasta donde yo alcanzo, si lavamos a mano puede suceder lo mismo, a menos que amontonemos platos sucios hasta que llenemos el fregadero para empezar a lavarlos para ahorrar en agua y energía para calentarla.…A menos que los lavemos en dos veces, como los  que lo hacen en el lavavajillas.

De otra parte, la mayoría de los usuarios va llenando el lavavajillas sobre la marcha, y espera a tener la carga completa para iniciar el lavado.

“Además, el lavavajillas es uno de los electrodomésticos que más energía consume (cerca del 1% del gasto eléctrico del hogar), desembolso al que hay que añadir el del detergente y la sal específicos, además de antical y abrillantador, que no son productos baratos.”

El experto Sr. Lodeiro asegura que el lavavajillas es uno de los electrodomésticos que más energía consume: el 1 % del gasto eléctrico. Además de no tener ni idea del consumo real de un lavavajillas actual, se coge la estadística y aplica el 1 % del consumo de energía eléctrica de una casa. Sin tener en cuenta si en la casa viven 1,2, 3 ó 10 personas, si comen en la casa 1,2 ó tres veces al día, etc. etc.

Además habrá leído en alguna información de hace más de 15 años ese 1 % del consumo de la casa, pues hoy ese aparato consume por lavado, tal como he calculado y demostrado con cifras que un lavado puede consumir 0,33  €, O lo que es lo mismo: cada tres lavados completos consumen UN EURO. Si esto le parece caro al Sr. Lodeiro, que siga él lavando a mano la vajilla…

Sigue el Sr. Lodeiro argumentando los  costes añadidos…

“…al gasto eléctrico hay que añadir el del detergente y la sal específicos, además de antical y abrillantador, que no son productos baratos.”

Cada vez está más claro que el Sr. Lodeiro vive en el tiempo de hace 20 años. Actualmente no se utiliza normalmente sal para reducir la dureza del agua ni tampoco abrillantador. Desde hace años se utilizan pastillas o bolsitas que llevan, cada una de ellas descalcificador para la cal y abrillantador, además del detergente para el lavado. Hay varias marcas y tipos. Cito uno de ellos: FAIRY, que va en bolsas que contienen 31 bolsitas, una para cada lavado. Cada bolsa cuesta 5,5 5 € , por lo que la bolsita necesaria para cada lavado cuesta unos 17 céntimos de euro, quedando la vajilla perfecta y gastando menos en esas bolsitas que con el detergente que se usa lavando a mano.

Espero que nuestro distinguido pero desfasado experto medioambiental se ponga al día, actualice sus conocimientos y aprenda algo de lo que aquí se ha explicado.

“En cuanto a otros gastos añadidos, habría que contabilizar, según Lodeiro, “la mochila ecológica del aparato”, es decir, las materias primas y energía utilizadas, el impacto económico, social y ambiental de la fabricación, distribución y comercialización, mantenimiento y tratamiento de residuos asociados a la vida del electrodoméstico”. Respecto al ahorro de tiempo, en ocasiones, se tarda menos lavando la vajilla a mano que teniendo que esperar a que el lavaplatos se llene (si no se carga por completo sale muy caro) para poder ponerlo. Lodeiro también añade que al tiempo y trabajo que supuestamente ahorra el lavavajillas, se deberían descontar las horas dedicadas a comprarlo (estudiar qué modelo adquirir, ir a la tienda a elegirlo, instalarlo…) ¡y a ganar dinero para pagarlo, las reparaciones y el incremento de la factura eléctrica!”

Respecto a lo de la mochila ecológica es muy sencillo: sigamos lavando la vajilla en la fuente del pueblo como hacían nuestros antepasados  Y en cuanto al tiempo empleado en estudiar el modelo ir a comprar, a la tienda, pagarlo, instalarlo, pagar las reparaciones, etc. etc. permitidmne, amigos lectores que no lo comente, porque podría soltar algunas palabras y opiniones y no quiero  con mis comentarios ofender a nadie. Por eso dejo mi trabajo de hoy aquí, en el deseo de que os pueda ser útil.

 

Eso es todo por hoy, apreciados lectores. Como ya es habitual, os espero el lunes de la próxima semana para que leáis mi siguiente artículo, deseando también que os interese y os resulte de utilidad. 

Encuentra más sobre el mundo de los electrodomésticos en ahorrarcadadiaconloselectrodomesticos.com