Según informa GFK Emer, líder mundial en investigación de mercados, las ventas de aire acondicionado de alta Eficiencia Energética se ha incrementado en España.

En los primeros cinco meses de este año 2.010, las ventas de equipos domésticos de aire acondicionado han crecido un 24 % respecto al mismo período del año anterior.
 
Este dato no es muy significativo, puesto que se está reduciendo la estacionalidad de este sector, que se había concentrado casi exclusivamente en los meses de verano, y que, afortunadamente, se está desestacionalizando, puesto que es mejor, más fácil y más económico comprar e instalar un aire acondicionado en invierno que en pleno verano, donde difícilmente encontraremos un buen profesional que nos lo instale con urgencia. Así pues, este incremento del 24 % no significa necesariamente que las ventas este año sigan la misma progresión.
 

A lo que iba: lo importante es que el 73 % de los aparatos de aire acondicionado vendidos entre Enero y Mayo, han sido del sistema INVERTER, que ahorran hasta un 30 % de energía eléctrica.
 
Recordemos en qué consiste este sistema Inverter.
 
La diferencia con el sistema tradicional es que en lugar de trabajar el compresor siempre al máximo ritmo, con momentos de paro y marcha, (ver gráfico, parte superior) en el sistema Inverter el compresor trabaja a pleno ritmo hasta alcanzar la temperatura programada, pero luego va manteniendo la temperatura prácticamente constante, pero a baja velocidad, no con saltos o tirones que consumen más energía, pudiendo ahorrar hasta un 30 %.(ver gráfico, parte inferior)
 
Volviendo a nuestro tema: el incremento de venta de aparatos Inverter en este período ha sido del 5,5 % sobre el mismo período del año anterior, alcanzando en esta categoría, el 73 % de las ventas, como ya he dicho, con lo que al reducir un  30 % el consumo, se llega con más facilidad a la clase energética A.
 
Otro dato significativo es que el 90 % de las ventasde aire acondicionado doméstico ha sido de aparatos Split, de una unidad exterior y también una unidad interior, y de 3.000 frigorías, todos con Bomba de Calor, tan útil y económica en invierno. Recordemos lo que es la Bomba de Calor.
 
Este sistema sirve para enfriar en verano y calentar en invierno, invirtiendo el sistema, bombeando  calor del verano al exterior y haciendo lo contrario en invierno. De esta manera se ahorra más de la mitad de la electricidad necesaria para calentar con un calefactor eléctrico. 


Vamos a confiar que se mantenga esta tendencia de comprar los aparatos más eficientes, para el bien de nuestros bolsillos y para el del país, pues reduce la compra de crudo o de electricidad al exterior.