JESÚS, un lector, ha dejado un comentario en mi artículo El consumo de sal en el lavavajillas, el funcionam…donde dice que también hay detergentes líquidos que “incorporan la sal y el abrillantador”. Facilita en enlace con FINISH y comenta que tiene dudas sobre lo que se dice por parte de esa marca. Acaba manifestando su indignación por su lavavajillas, marca INDESIT. De todo eso hablaré en este artículo. 

Como el Comentario no res muy extenso, voy a reproducirlo íntegro. Fice así:

“Jesús, 24 de Septiembre de 2.012
Ojo, que siempre se habla de las pastillas, pero también hay detergentes líquidos que asimismo incorporan la sal y el abrillantador. Por ejemplo este: http://www.finish.es/finish-gel-todo-en-1.php Eso sí, al final dicen algo así como que es especial para lavados cortos, lo cual me escama un poco.
A mí no me queda más remedio que usar cosas líquidas, porque mi lavaplatos (maldito Indesit) tiene el compartimento tirando a pequeño, por lo que la pastilla entra muy justa y tiende a “pegarse” a la puertecilla, impidiendo que se abra” 

Voy a la web de FINISH mediante el enlace facilitado por el amigo JESÚS y encuentro la información siguiente, que copio:

FINISH GEL TODO EN 1 
“Limpieza increíble incluso en ciclos cortos gracias a la nueva fórmula de Todo en 1 GEL enriquecida con sal y abrillantador. 
Su fórmula incluye: detergente, abrillantador y la función de sal regeneradora. 
Especial para ciclos cortos 
También disponible en limón, una fragancia fresca y limpia. 
LA COMBINACIÓN PERFECTA.” 

Difícilmente se puede encontrar un texto publicitario con más falsedades y tonterías por línea. Amigo JESÚS, te felicito por tu hallazgo, que ya en tu comentario apuntas que te “escama un poco”. No solo un poco, sino que no hay una sola verdad en todo el texto. Vamos a analizar las barbaridades que llega a decir FINISH sobre su gel “todo en 1”.
En el primer párrafo dice que el Gel está “enriquecido con sal y abrillantador”. Pues ni sal ni abrillantador. No hay sal porque no es este componente el que se incluye en el gel, la sal, sino que se incluyen polifosfatos para reducir la dureza del agua. Y no se pone sal porque no pinta nada este componente para reblandecer el agua pues si la hubiera sería para hacerla pasar por el descalcificador, y eso NO SUCEDE, como iré explicando. O sea que me quedo con el componente de polifosfatos para reducir un poco la posible dureza del agua…del lavado únicamente, ya que el Gel se pone en el depósito detergente del lavavajillas, y ´este depósito SOLO SE ABRE PARA DESCARGAR su contenido de gel EN EL CICLO DE LAVADO. O SEA QUE EL PRELAVADO, NI SE ENTERA DEL GEL. Pero eso no es importante, pues todos los lavavajillas hacen el prelavado con agua sin descalcificar, sin detregente  y sin temperatura. No así en el último aclarado, que SI DEBE SER AGUA DESCALCIFICADA para evitar que al calentarse, deje restos de cal en la vajilla y lo que es peor, en la cristalería.
En definitiva, dice que hay sal y no la hay, ya que lo que se añade es reductor de la dureza pero SOLO EN EL LAVADO. En el aclarado caliente, NO SE REBAJA LA DUREZA DEL AGUA, pues la única rebajada era en el lavado y esa ya se tiró a la cloaca al final de aquél ciclo. Por lo tanto, al no actuar agua blanda en el aclarado final, pueden quedar manchas de cal en los vasos.
Vamos ahora con el abrillantador, el tercer componente milagroso. Si es verdad que lleva abrillantador incorporado el gel en cuestión, debió abrillantar la vajilla en el lavado, que es cuando se produce la descarga del gel del depósito de detregente, no en el aclarado caliente, que es cuando debe tomar el abrillantador. O sea que de abrillantador en el gel, nada de nada. 
Pero luego, en el texto publicitario, después de decir, como hemos visto, que el gel va enriquecido con sal y abrillantador, como esta multinacional entiende que los consumidores de sus productos somos niños lactantes que no sabernos nada de nada rectifica y donde dijo digo, ahora dice Diego. Veamos el segundo párrafo: “Su fórmula incluye: detergente, abrillantador y la función de sal regeneradora.”. En una sola línea rectifica y cambia lo dicho en la primera. Dice que el detergente lleva, además de abrillantador, que ya hemos visto que no sirve para nada pues el gel se usa solo en el lavado, añade esta “perla”: ..”Lleva la “función sal.” Atención. Antes había dicho que llevaba sal. Ahora cambia y dice que lleva “la función sal REGENERADORA”. Ni lleva sal ni se puede aplicar el calificativo de “regeneradora”, puesto que la sal la toma el lavavajillas en el secado, cuando hace pasar agua por el depósito de la sal para regenerar las resinas del intercambiador iónico, dejando el descalcificador preparado para cuando vuelva a usarse el aparato, en los ciclos de lavado y aclarado. Pues bien: el gel no lleva sal, y si la llevara, el gel se suelta SOLO en el ciclo de lavado, por lo que ni en el aclarado ni en el secado se produce ninguna toma para “regenerar” el descalcificador.
Pero claro, con palabras como “función sal” y “regeneradora”, confunde a la gente que por otro lado no tiene por qué saber lo que llevo explicado hasta aquí. Es realmente una desvergüenza engañar a los clientes diciendo lo que no existe y mintiendo como bellacos. Si uno se fía de que la función sal sustituye a la sal que se pone en el depósito en casos de agua dura, está listo, pues no rebaja la dureza. Y si uno se fía de que el gel ya lleva abriillantador y no pone en el depósito al efecto, también va listo, pues el secado será muy defectuoso, ya que en el último aclarado debe añadirse  el abrillantador, para rebajar la tensión superficial de las gotas de agua y conseguir un buen secado.
Termina con “especial para ciclos cortos”. ¿Qué tiene que ver la velocidad con el tocino? ¿Por qué es especial solo para ciclos cortos? ¿Es que debemos entender por ciclos cortos los que no llevan ni prelavado ni aclarados ni secado? ¿Sólo para el lavado? Pues mejor lavamos a mano.
Menos mal que aunque ni lava mejor ni lleva sal ni la función sal sirva para nada, lleva una gran ventaja: Lleva el milagroso LIMÓN: UNA FRAGANCIA FRESCA Y LIMPIA. Y eso sí se necesita a toneladas: que huela fresca y limpia para compensar el hedor a podrido de su publicidad falsa y engañosa. No hay ni una sola línea sana. Todo es mentira. Y lo que es peor: los de FINISH nos toman el pelo al considerarnos o estúpidos o niños sin destetar. Es el típico argumento de BENKISER, fabricante también del CALGON, el que se necesita unas veces sí y otras NO. Pero es igual, su publicidad no deja lugar a dudas: o usas CALGON o no lavarás bien la ropa, lo que es absolutamente falso pues en aguas blandas tiras el dinero del Calgón a la cloaca, pues maldita la falta que hace en esos casos (la mitad de España) ese reductor de dureza del agua. Pero la multinacional alemana neis tiene acostumbrados e desde los años 70 a estos engaños.
Como estamos en el Reino del “todo vale”, pues eso: todo vale. Especialmente engañar a los consumidores. Y la casta política, mirándose el ombligo mientras, como hace BENKISER, nos mete la mano en el bolsillo. Unos con la justificación que el anterior equipo de gobierno se gastó el dinero de los españoles de tres generaciones, y los otros tomándonos el pelo pensando que somos todos una pandilla de borregos a los que pueden estafar sin despeinarse. Entre unos y otros, así nos luce el pelo. Pero no os preocupéis: dentro de 100 años, todos calvos. Y la deuda del país, pagada.
 Para terminar este tema de las pastillas o gel tres en uno, un consejo práctico. Aunque las pastillas sólidas se descargan en el lavado, el componente de abrillantador no se disuelve hasta el aclarado caliente. No obstante, yo voy cargando el deposito de abrillantador con el líquido más barato que encuentro. No gastéis inútilmente en el más caro. Al fin y al cabo es ácido cítrico en todos los casos. Ese abrillantador suplementario no hace daño, y siempre ayudará en el secado.
Gracias a nuestro amigo JESÚS, que ha levantado este gazapo para el conocimiento de los sufridos consumidores y a mayor “gloria“de BENKISER.
No quiero dejar sin comentar la medición de JESÚS sobre su lavavajillas INDESIT. Razón tienes, amigo. Ya sabéis, apreciados lectores, que me cuesta escribir desprestigiando a marcas marcas de electrodomésticos. Pero hay veces que me ponen el anzuelo y ·”pico”, como en este caso. Tienes toda la razón, amigo JESÚS: es una desgracia haber comprado esa marca. Si queréis conocer más a fondo las características de algunos de los productos de INDESIT, el lavavajillas, por ejemplo, podéis leer mis artículos sobre mis experiencias en China, con los lavavajillas que les “endosó” ese fabricante a los de HAIER. También he sabido que en un tiempo FAGOR, que no ha fabricado nunca lavavajillas, comercializó con su marca unos fabricados por INDESIT. Todavía se acuerdan los técnicos, que siguen maldiciendo tal ocurrencia. Lo siento, amigo JESÚS. Ya sabes: cuando cambies el lavavajillas, procura no caer otra vez en el mismo error. .