Esta vez son las propias sociedades “Ecoasimelec, Tragamóvil, Ecofimática y Ecopilas, las que manifiestan que “en España hay alrededor de 10.000 productores de equipos eléctricos y electrónicos y que apenas 3.000 de ellos están inscritos en el registro de productores.  Este registro, de carácter obligatorio, es a través del cual las empresas declaran sus ventas y se comprometen a sufragar la recogida y reciclaje de sus productos al final de su vida útil” (Las negritas las he puesto yo).
 
Eso significa que el 70 % de los fabricantes e importadores de estos aparatos eléctricos y electrónicos que operan en España NO RECICLAN sus aparatos al final de si vida útil, por la sencilla razón que, al no estar declaradas en el registro, NINGUNA EMPRESA DE RECICLAJE  reciclará aparatos de marcas que no les consta puesto que si lo hacen no van a cobrar su trabajo.
 
Pero a mi juicio creo que en esta información falta añadir algo importante, que las empresas (SIG) que tienen la concesión del reciclaje silencian, y es que ese 70 % de importadores/fabricantes que no están registrados, SI FACTURAN EN SUS VENTAS a la Distribución el canon de reciclaje, por lo que lo cobran a sabiendas de que luego, al fin de su vida, estos aparatos de marcas concretas, no se van a reciclar, al estar excluidos del registro.
 

¿Qué significa esto? Pues que el ciudadano de a pie está pagando en sus compras de estos aparatos el canon de reciclaje también del 70 % de los fabricantes/importadores que no se registran, y que luego, las SIG se van a negar a reciclar.

 
Se me iba a escapar que esto solo pasa en este país y con este gobierno. Pero no es cierto. Sucede esto y a veces mucho más en otros países. Pero ahora me4 estoy ocupando de España.
 
Estoy de acuerdo que el culpable de este gran fraude es ese 70 % de sinvergüenzas que se pasan la ley por el arco del triunfo y se llenan los bolsillos robando a los consumidores.
 
Pero no puedo quedarme ahí. Dice el famoso refrán español: “hecha la ley, hecha la trampa”. Pero no es así en este caso, ya que además de no cumplir la ley registrándose para luego reciclar, no lo hace PERO SI COBRAN el canon.
 
Pero si alguien defrauda es porque otros les dejan. ¿Quién es el responsable de CONTROLAR todo este asunto? Pues el Ministerio de Medio Ambiente del inepto Zapatero, que se rodeó (como no podía ser de otro modo) de inútiles (e “inútilas”) ministros y ministras como los Pepiños (éste además de “no saber hacer la o con un canuto” y presunto “corruto”); de Miguel Sebastián (el regalador de bombillas de las que todavía quedan en correos 25 MILLONES por recoger, al que le engañaron y defraudaron con la estafa de millones de euros con las clasificaciones energéticas de los electrodomésticos); la intergaláctica pajiniana de la conjunción planetaria entre OBAMA y ZAPATERO; Carmen Calvo para la que el dinero público (el que pagamos con nuestros impuestos) NO ES DE NADIE;,  la de que “el feto es un  ser vivo, pero no una persona”, la de “miembros y miembras”; RuGALcara, que mienbte más que habla….
 
Y, en este caso, Rosa Aguilar, la responsable del Ministerio del Medio Ambiente, Rural y Marítimo, con “Begoña Fabrellas, de la dirección General de Calidad y Evaluación Medioambiental, del Ministerio del Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, reconoció que ese es un problema que ya se está intentando solucionar en la nueva directiva sobre residuos eléctricos y electrónicos en la Comisión Europea y se dará potestad a aduanas y a los ministerios de Hacienda para ejercer este control.”
 
Bien. ROSA y BEGOÑA, por lo que parece, echan la culpa a la Unión Europea, que va a modificar la nueva normativa para…. que en España nos demos cuenta del fraude que nos están colando, que no habéis visto, que no habéis controlado, y  que no habéis sancionado. Pero cuando se descubre, como siempre “balones fuera”, la culpa es de la Normativa Europea. Pero eso sí: Begoña y Rosa, el próximo 20 N, después de las elecciones, darán fin a su nefasta falta de responsabilidad y como no podía ser de otra manera, “se irán de ROSITAS
 
¿Tenemos remedio en este país de “corrutos” y de “inetos”? (Pepiño dixit…)