Ayer me preguntó una vecina si era interesante contratar las tarifas planas de gas y electricidad. Mi respuesta fue radical: ni se te ocurra, le dije. Supongo que tú apreciado lector no crees que las compañías de gas y electricidad estén para ofrecernos productos en los que pierdan dinero.

Ciertamente NO. Todo lo que nos puedan ofrecer es porque a ellas les interesa, y eso automáticamente nos debe llevar a desconfiar, como mínimo. En este artículo explicaré cómo funcionan esas tarifas planas y por qué mi consejo es no fiarse de ellas, pues lo más seguro es que nos cuesten más que las tarifas normales.

Vamos a ver las razones de mi consejos de no meterse en ese terreno, donde aparentemente las compañías nos ofrecen beneficios económicos cuando en realidad los beneficios económicos acaban siendo9 para ellas, las compañías. 

Veamos primero la Tabla de Contenidos de este artículo.

1.- ¿Cuales son las diferentes tarifas de electricidad disponibles en las comercializadoras de energía eléctrica?

2.- ¿En qué consisten las tarifas planas de luz y de gas?

3.- El tercer problema es la  tendencia del usuario de  consumir más de lo habitual

4.- Si me paso en el consumo previsto, ¿Qué sucederá?

5.- Realmente os interesa esa modalidad-estafa de las compañías eléctricas y del gas?

 Vamos ahora a desarrollar el artículo completo por capítulos según costumbre habitual.

1.- ¿Cuales son las diferentes tarifas de electricidad disponibles en las comercializadoras de energía eléctrica? 

Las actuales tarifas que manejan las compañías eléctricas son cuatro:

1-     La más popular, la clásica de siempre.

2-     La de discriminación horaria, de coste variable según las horas de consumo eléctrico

3-     La que varía el precio cada día y a cada hora

4-     La tarifa plana

 

2.- ¿En qué consisten las tarifas planas de luz y de gas?

Las tarifas planas son adecuadas para los usuarios que prefieran pagar la misma cantidad siempre, sin sorpresas, o sea, una cuota fija. Eso tiene la ventaja de la previsibilidad, de que siempre pagaremos la misma cantidad en la factura.

Ese sistema aparentemente nos da tranquilidad pues en principio, las facturas serían siempre iguales cada mes, lo que facilita la tranquilidad económica de las familias que la adoptan. Pero eso no es así, como seguidamente tendremos ocasión de ver.

 

3.- Pero las Tarifas Planas ¿Tienen inconvenientes?

Son tres los inconvenientes de este tipo de tarifas planas:

1-Hay que elegir el consumo previsto de gas o electricidad en el momento de contratar el sistema

Pero resulta que esta tarifa plana no está prevista en el mercado regulado por el Estado, con lo que si te cambias a élla sales del mercado regulado pasando al mercado libre, perdiéndose los beneficios del Bono Social y donde las compañías pueden hacer lo que les venga en gana, pues no hay una regulación controlada.

2- Hay que contratar un consumo fijo anual, lo que significa que pagarás una cantidad fija mensual en función de la cantidad de consumo que has previsto al año, dividió por los doce meses y convirtiéndolo en euros.

Pero hay un problema: las tarifas anuales previstas por las compañías son CERRADAS, o sea, no varía según el consumo real. Si has contratado una determinada Tarifa, esa es la que vale. Si gastas menos, no se te compensa.

Vamos a suponer que tu consumo anual actual es de 3.000 kWh.. Como debes contratar una tarifa fija, resulta que  hay para elegir una con 2.500 kWh anuales y la sígueme, superior, con 4.000 kWh de consumo. Y tienes que elegir una de las dos, pues no existen intermedias.

Si coges la tarifa de 2.500 kWh anual, te quedas corto, por lo que luego, como veremos, te penalizaran. Y si adoptas la tarifa superior, de 4.000 kWh, y lógicamenteno los consumeses igual: pagaras los 4.000 kWh en cada mes, desde el inicio hasta el anual dividido por 12 cada mes. O sea, estarás pagando kWh que NO CONSUMES.

 

3.- El tercer problema es la  tendencia del usuario de  consumir más de lo habitual

En efecto, el hecho de tener un pago fijo mensual hace que normalmente gastemos más electricidad o gas de lo necesario, pues se considera que ya estás pagado en las facturas mensuales, por lo que el gasto real se convierte en superior a lo normal, poique la compañía, al final dl año, revisará el consumo real del año y si resulta que hemos gastado menos de lo contratado, Mejor para la compañía, pues ha ahoirrao dinero en su propio beneficio.

Medidor de electricidad

4.- Si me paso en el consumo previsto, ¿Qué sucederá?

Sin embargo si por el contrario resulta que hemos pagado menos de lo previsto, la compañía nos pasará una FACTURA COMPLEMENTARIA que, tendremos que pagar por la diferencia, que  la compañía calculará por los consumos reales en el año.

Pero los cálculos que hará la compañía serán, como siempre, a su favor, ya que el kWh no será al mismo precio, que los anteriores, sino mucho más caro.Actualmente nos cobran el kWh a 0,258 € en la electricidad y 0,111 € el kWh en el gas. Pues bien, la compañía, en el caso de precio fijo, no cobra esas cantidades, sino que la luz la cobra a 0,146 € el kWh y a 0,051 € el kWh de gas. O sea que por cada kWh que nos pasemos del consumo anual, pagaremos aproximadamente el doble de lo contratadoNo está nada mal el negocio de las compañías, ¿No?

Te confías porque cada mes pagas lo mismo, te tranquilizas y ter olvidas de no pasarte en el gasto de kWh y te mandan el regalito al terminar el período de un año con la nueva factura complementaria que te la cobran al doble del pacto inicial. Un buen negocio, excelente, para la compañía.

Tengamos en cuenta que los costes del kWh que se indican aquí son los costes netos que pone la  compañía, A eso hay que añadir siempre los costes de gravámenes, robos, estafas, etc. que nos vienen en la factura y que normalmente doblan el coste limpio del kWh, que hoy en dia ronda en las facturas normales de la luz no a 0,146 € sino que pasa a ser de unos 0,22 € el kWh facturado.

5.- Realmente os interesa esa modalidad-estafa de las compañías eléctricas y del gas?

Ya podéis ir pensando en lo que os va a costar la factura anual de la luz y del gas si entráis en el “consejo” de las compañías para pagar la misma cantidad cada mes. Estaréis tranquilos y consumiendo  por una cantidad fija al mes. Pero si os pasáis un solo kWh al año, pagaréis SOLO EL DOBLE que pagáis ahora.Una excelente ganancia…para las compañías eléctricas y de gas, a costa de vuestros bolsillos.

Eso sí: si no os pasáis de los kWh contratados y gastáis menos. No os compensaran pagando menos, supongo que por aquello que decíamos de niños: “Santa Rita Rita, lo que se da no se quita”. Seguro que los dirigentes de las eléctricas y del gas aprendieron esa frase de niños que hoy les proporciona pingües beneficios…a costa de sus clientes de buena fe que han estado pagando durante un año y que si se descuidan y caen en la trampa, a pagar el doble por kWh consumido en exceso del trato.    

 

Aquí termina mi artículo de hoy lunes, 23 de Abril. Os  espero de nuevo el siguiente lunes dia 30 de Abril que publicaré otro nuevo artículo como es mi norma los lunes de cada semana. Hasta pronto pues, y feliz semana.