La Tarifa Plana de electricidad es una de tantas ofertas de las compañías eléctricas que dicen ponernos fáciles los pagos al facturarnos todos los meses la misma cantidad, sin los altibajos habituales en los consumos eléctricos por meses. En principio parece que puede ser una buena solución, y así se publicita, pero…¿Alguien es todavía tan ingénuo que piensa que las compañías eléctricas nos hacen un favor con este tipo de tarifa? Ya os lo adelanto, NO. Las eléctricas no mueven un dedo sin cobrarnos. Y no solo cobrarnos, sino abusar de sus clientes. Vamos a demostrarlo.

1.- ¿Cómo se va a la Tarifa Plana?

Las facturas se han complicado todavía más por el nuevo sistema de cálculo de las  nuevas tarifas eléctricas, con la facturación por horas en el caso de estar en la tarifa PVPC, o sea,Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (menos de 15 kW de potencia contratada). Esta facturación, aplicando un precio distinto para cada hora de consumo, ha resultado un mecanismo perfecto para las eléctricas, que ofrecen Tarifas Planas con el argumento que de esta manera pagas siempre lo mismo cada mes y por consiguiente, no habrá sorpresas. Pero para eso hay que pasar de la Tarifa Regulada por el gobierno a la Tarifa Libre, donde las compañías pueden hacer lo que les venga en gana.

Así pues, con la excusa de la Tarifa Plana, nos meten en el Mercado Libre, que es su gran objetivo, donde no tienen ningún control gubernamental sobre los precios  que nos aplican.  Pero no es solo eso, sino que la Tarifa Plana esconde también sorpresas, como no podía ser de otra manera en el oligopolio de las eléctricas. Veamos cómo funciona el invento…

2.- ¿Cómo se calcula la Tarifa Plana?

El usuario informa a la compañía cuánto quiere pagar cada mes, en función de su consumo anual. La compañía le aconseja la Tarifa Plana a aplicar, fijando por contrato la cantidad mensual que debe pagar el usuario durante el próximo año, independientemente del consumo mensual que se produzca. Esto parece muy sencillo, pero….

3.- ¿Qué puede suceder? ¿Cómo nos puede engañar la compañía?

En principio parece que todo debe ir bien: pagamos la misma cantidad al año, pero distribuida de forma igual cada mes, con lo que no hay sobresaltos en la factura…hasta que se acaba el año. En ese momento la compañía comprueba el consumo real en kWh que ha habido en el año y se compara con el acordado en el contrato.

Pero sabednos que cada año puede variar la climatología, ser un invierno más riguroso (más consumo de electricidad) o un verano más caluroso (igualmente más consumo). En tal caso, si nos pasamos del consumo en kWh fijado en el contrato, la compañía nos enviará una factura complementaria por el mayor consumo.

Hasta aquí todo parece normal: si consumes más de lo previsto, debemos pagar más, o sea, la diferencia.. Pero eso no es así. La compañía puede cobrarte, por esos kWh excedidos del acuerdo hasta EL DOBLE DE PRECIO por cada kWh. Esta es la trampa, el engaño, el robo de la compañía a su confiado e incauto cliente.

Si el precio del kWh NORMAL es de 0,14 €, el coste de los kWh excedidos puede ser de 0,26 €, o sea, un 86 % de más coste. Si tu consumo anual se ha superado sobre lo previsto en 400 kWh, por ejemplo, tendrás que pagar una nueva factura de 104 €, en lugar de 56 € que hubiera sido el coste de esos 400 kWh a precio de tarifa normal.

No es extraño, ya lo sabíamos: las compañías eléctricas buscan siempre cómo beneficiarse más, sea engañando o metiendo la mano en nuestros bolsillos con toda desfachatez y total impunidad. Ahora ya lo sabes: ¿Te interesa la Tarifa Plana de electricidad, pagando lo mismo cada mes?. A mi desde luego no me van a engañar…

 

Si te ha interesado lo que has leído aquí, díselo a tus familiares y amigos. Posiblemente también les interese. Y si quieres luchar contra la publicidad engañosa, recomienda este blog.