La experiencia de MIELE en el lavado de a ropa se remonta a 111 años de historia, lo que en principio da una idea de los conocimientos acumulados que nos merece credibilidad en sus consejos sobre el lavado de la ropa. El pasado 20 de Abril MIELE explicó su decálogo sobre todo lo que hay que tener en cuenta para el lavado y cuidado de la ropa y buscando también  la mayor eficiencia energética.

 En este artículo analizaremos los diez consejos de MIELE y los compararemos con otras opiniones y consejos de otros especialistas. Vayamos ya a la Tabla de cometidos de este artículo, que es la siguiente:

1.- Usar programas cortos

2.- No sobredosificar el detergente

3.- Lavar con agua fría si la ropa y la suciedad lo permiten

4.- Procurar Usar siempre el mismo programa

5.- Separar colores

6.- No cargar la máquina al máximo

7.- Tomar precauciones previas

8.- Realizar un correcto mantenimiento de las máquinas

9.- No usar el mismo detergente para todo

10.- Seguir  siempre las instrucciones de las etiquetas de la ropa

Como es costumbre en este blog, los textos originales que se toman van “entrecomillados” y en letra cursivay los textos propios van en letra normal… Vamos ya a copiar los 10 consejos de MIELE para el mejor lavado de la ropa y a analizar sus contenidos.

1.-  Utilizar programas cortos para cuidar el medio ambiente y ahorrar. Cuanto más corto es el programa, más energía consumemás coste económico supone y es mucho menos eficaz a la hora de realizar una correcta higiene de las prendas

Aunque MIELE  se ha equivocado: Primero recomienda usar programas cortos para proteger el medio ambiente y ahorra energía y en el desarrollo de sus explicaciones dice todo lo contrario: ”Cuanto más corto es el programa, más energía consume, más coste económico supone y es mucho menos eficaz a la hora de realizar una correcta higiene de las prendas.”

Sus contradictorias e informaciones van a confundir a los usuarios, puesto que primero aconsejan programas cortos y después dice todo lo contrario. La realidad es que los programas cortos tienen su interés cuando la ropa no está muy sucia, pues consumen MENOS ENERGÍA y respetan mejor el MEDIO AMBIENTE. Es un tanto sorprendente que la veterana firma alemana cometa esos errores después de 111 años de ¿aciertos?

Este asunto del lavado en frío me recuerda que el pasado día 26 de Abril escribí un artículo sobre el tema,  que reproduzco, y las fantasías de Paco Heras,educador del Centro Nacional de Educación Ambiental”“La principal clave para reducir hasta en un 85 % el consumo energético en el lavado de la ropa es escoger bien el programa y usar agua más fría“, afirma Paco Heras, educador del Centro Nacional de Educación Ambiental”Esta es la solución que aporta el educador citado para rebajar los costes de lavado hasta un 75 %: lavar con agua fría.

2.- No sobre dosificar el detergente

Sobredosificar el detergente. Usar demasiado detergente no solo no limpia más la ropa, sino que puede deteriorar la lavadora y consume más agua, al aclarar más. Miele recomienda seguir siempre las instrucciones marcadas por el fabricante del producto”

Un exceso de detergente NO DETERIORA LA LAVADORA, pero es un gasto inútil y perjudicial para la ropa, el consumo de agua y nuestro bolsillo, En cuanto al consejo de seguir las instrucciones de la etiqueta de las prendas, ciertamente es fundamental.

3.- Lavar con agua fría si la ropa y la suciedad lo permiten

Lavar con agua fría. Evidentemente el agua fría es muy neutral para la ropa, pero no consigue una correcta limpieza y genera la acumulación de gérmenes y bacterias en el tambor. Hay que perder el miedo a lavar con temperatura, respetando siempre las indicaciones de la etiqueta de la prenda.”

Este consejo es meridianamente claro: es prácticamente indispensable para un buen lavado de la ropa usar agua caliente, ajustando la temperatura de lavado a los consejos de la etiqueta de las prendas y para la eliminación de bacterias y gérmenes.

Este tema de lavar siempre con agua caliente me recuerda  lo leído recientemente (el Lunes dia 16 de Abril de 2.018) en la revista CONSUMER de EROSKI donde decía:

“Ahorrar hasta un 85 % de electricidad lavando la ropa en frío, son los consejos de un profesor del Medio Ambiente”

Sin embargo, podí leerse en la revista CONSUMER de EROSKI que  “La principal clave para reducir hasta en un 85 % el consumo energético en el lavado de la ropa es escoger bien el programa y usar agua más fría”,afirma Paco Heras, educador del Centro Nacional de Educación Ambiental”. Esta es la solución que aporta el educador citado para rebajar los costes de lavado hasta un 75 %: lavar con agua fría. Sigue informando que la lavadora es uno de los tres aparatos……”

Tengo muy claro, y lo dije en su momento, que las fantasías de Paco Heras no teñían mucho recorrido…

4.- Procurar Usar siempre el mismo programa

“Usar siempre el mismo programa. Aunque se suele pensar que hay demasiados, cada uno se adapta a las necesidades de cada tejido y todos son necesarios. Históricamente se usan entre 1 y 3, pero la innovación ofrece opciones más avanzadas.”

Como cada persona tiene sus propias ideas, mi consejo es que dentro de los consejos que se dan sobre los diferentes programas, vayáis probando los más interesantes y de mejores resultados para vuestros tipos de ropa y suciedad de las prendas, pues no es lo mismo, por ejemplo, lavar la ropas de un albañil o mecánico de coches que de un oficinista. La experiencia os aconsejará en cada caso, con la práctica, qué tipos de lavados serán los mejores para vuestra ropa.

Lavadora Miele

5.- Separar colores

“Separar colores y no tejidos. Aunque dos prendas sean del mismo color, no requieren el mismo tratamiento si son, por ejemplo, de raso y algodón. Hay que separar colores, pero también tejidos

6.- No cargar la máquina al máximo

“Cargar la máquina al máximo. Esto evita un correcto lavado, además produce muchas arrugas en la ropa y un deterioro de la máquina”

Entiéndase bien: No cargar la maquina al máximo, puesto que de no ser así, se producen más arrugas en la ropa  difíciles luego de eliminarse, lo del “deterioro de la máquina” no se entiende, puesto que cargándola en exceso sufrirá la ropa, pero no la máquina.

7.- Tomar precauciones previas

“No tomar precauciones previas. Siempre hay que cerrar cremalleras, poner del revés las prendas que así lo requieran y vaciar los bolsillos. De lo contrario, se producen deterioros tanto en la ropa como en las máquinas.”

No tomar precauciones previas como por ejemplo cerrar las cremalleras, vaciar los bolsillos y poner del revés las prendas delicadas para no estropearlas, pueden ocasionar averías o estropear la ropa.

 8.- Realizar un correcto mantenimiento de las máquinas

“No realizar un correcto mantenimiento de las máquinas. Para que realicen un correcto lavado y se mantengan durante más tiempo, hay que limpiar el filtro, usar limpiamáquinas y realizar cada dos semanas al menos un lavado a un mínimo de 60º”.

Lo de la limpieza del filtro es importante, pues se puede atascar y no dejar pasar el agua y, creyendo que es una avería, se llame al Servicio Técnico y te cobre un pastón por 10 minutos de trabajo.

Lo de productos limpia maquinas está bien hacerlo de vez en cuando, especialmente si el detergente usado es en polvo, pues se acumula por las zonas no accesibles de la lavadora y es difícil eliminarlo. Mi consejo es usar detergentes líquidos siempre.

En cuanto a hacer un lavado cada dos semanas a 60 ºC es interesante para eliminar bacterias, pero si de vez en cuando se lava a esa temperatura, no es necesario hacer un lavado expresamente, pues ya se ha hecho con ropa.

9.- No usar el mismo detergente para todo

Usar el mismo detergente para todo y mucho suavizante. No hay que usar el mismo detergente para todo o la misma dosificación de distintos detergentes. Además, se tiende a usar mucho suavizante y después secadora, que anula sus efectos aromáticos

Es normal que se usen detergentes distintos para distintas prendas de ropa. Es conveniente disponer de varios tipoís de detergentes para usar el más adecuado al tipo de ropa y a la suciedad de las prendas.

10.- Seguir  siempre las instrucciones de las etiquetas de la ropa

“No seguir las instrucciones de las etiquetas de las prendas. Aunque suelen ser extensas, siempre es recomendable mirarlas antes de lavar una prenda, porque un mal lavado puede tener un efecto nocivo sobre ella.

Al lavar ropas por primera vez es muy conveniente consultar la etiqueta informativa del uso de lejías, temperaturas de lavado, quitamanchas, etc. 

 

Y aquí, apreciados lectores, doy por terminado el artículo de hoy lunes, 30 de Abril de 2.018. Si lo tenéis a bien, os espero como cala lunes el próximo 7 de Mayo, día en que publicarle el articulo de esa semana.