Ayer un amable lector, que firma como Eusebio B. B. dejó un comentario en mi artículo La calefacción eléctrica por Emisores Térmicos de …  que, por su interés para todos mis lectores me voy a permitir reproducir y comentar. Primero, la reproducción, que copio textualmente.

Soy técnico eléctrico de mantenimiento industrial, y no sabes la gran satisfacción que me ha dado encontrar y leer tu artículo, principalmente por dos motivos.

 

Primero por la claridad con que lo explicas, ya que creo que puede ser comprendido por cualquier persona con un mínimo de cultura, al menos en su planteamiento general, aunque no tenga conocimientos de electricidad.

 


Y en segundo lugar porque esta misma lucha la tengo yo desde hace tiempo con personas de mi entorno (familiares, amigos, incluso compañeros de trabajo que deberían de conocer este engaño por que tienen los conocimientos técnicos necesarios para ello).

 

Cuando cualquiera de mis allegados pretende comprar un radiador eléctrico y me consulta al respecto, tengo que pasarme horas discutiendo con ellos porque en la tienda de turno les han hablado de estos aparatos que supuestamente tienen ‘mas rendimiento y consumen menos’ y que por supuesto valen más, quizás el problema sea mío porque no se explicarme bien (en muchas ocasiones incluso siguen sin creerme a mí y si al de la tienda de electrodomésticos). Pero ahora y gracias a tu articulo tengo una herramienta más para intentar convencerles ya que como ya te he dicho lo expones muy bien.

 

Siempre es agradable encontrarse en la red con personas juiciosas y que utilizan sus conocimientos y años de experiencia para intentar ayudar a los demás, aunque a veces algunas personas no se dejen ayudar, pero como dicen en mi tierra ‘las mentiras tienen las patas muy cortas’, ya se enteraran estos incrédulos cuando les llegue el recibo eléctrico.

 

Un fuerte abrazo.

 

Eusebio B.B.

Seguidamente mi respuesta a EUSEBIO.


Considero que tu comentario (aparte de los elogios hacia mí, que no merezco) tiene un elevado interés para las personas incrédulas que aún leyendo las explicaciones contenidas en mi artículo, dudan de la realidad. Como tú muy bien dices, la demostración de que es cierto lo que digo la encontrarán al recibir la primera factura de electricidad.

Quiero decirte también que me siento satisfecho porque parece que he conseguido (al menos en tu caso) trasladar mi experiencia a mis lectores, que es uno de los principales motivos por los que inicié esta andadura de mi blog, y que anunciaba en mi primer artículo Comienza “Cómo ahorrar dinero cada día con los electrodomésticos”
 
Creo que queda muy claro en mis artículos que procuro siempre decir la verdad (o mejor dicho, “mi verdad”, lo que yo entiendo que es así) y que no me guía criticar a una marca o fabricante porque sí, sino dejar las cosas en claro. Lo mismo que cuando tengo que alabar el trabajo o los aparatos de alguna marca: no me duelen prendas.
 
Otro de los objetivos que me propuse fue el contar las cosas con la máxima sencillez posible con objeto de ser entendido por todos. También en tu caso me lo confirmas, cosa que te agradezco.
 
Respecto a que mucha gente, a pesar de tus explicaciones, siga sin creerte, tengo que decirte que eso está a la orden del día. Te cuento algo que puedes verificar. En la estadística de mi blog, en el apartad “fuentes de tráfico”, figura, en primer lugar y destacado, un Foro de “BANDAANCHA.EU”  En este foro, alguien llamado “boca de pez” inicia un post preguntando qué tipo de calefacción le aconsejan. A la tercera, dice que ha buscado información y recomienda la lectura de mis tres artículos sobre los emisores térmicos. Te aseguro que el número de visitas recibidas por estos artículos míos ha subido espectacularmente a raíz de ese comentario. Y si embargo, si entras en ese foro, verás que la retahíla de comentarios sigue y sigue, unos opinaban que sí, otre no, y al final, alguien que lea todo el post, no sabrá a quien darle la razón. Consuélate pues, si tus allegados no te creen.
 
Aparte de las fórmulas (básicas) de electricidad que justifican el consumo de estos aparatos, y que no puede haber más o menos rendimiento, te voy a dar otros dos argumentos para que puedas convencer a tus conocidos incrédulos.
 
El primero es que en estos aparatos no existe la “etiqueta energética” que es obligatoria en la mayoría de los electrodomésticos, clasificando los aparatos por su eficiencia energética, y promocionando la compra de los más eficientes. ¿Por qué no existe esta etiqueta en los emisores térmicos, estufas, radiadores eléctricos etc. etc.? Sencillamente: porque todos tienen el 100 % de rendimiento. Ni más ni menos. Por consiguiente, No cabe el fomentar la mayor eficiencia energética, pues todos tienen –y tendrán- la misma.
 
Sin embargo, los fabricantes de emisores térmicos van detrás de AENOR  para conseguir un “sustituto” que se parezca a la etiqueta de eficiencia energética. Lee mi artículo Emisores térmicos de “bajo consumo”: a la vista, ¿Un nuevo engaño?
Se pretende que la entidad oficial de normalizaciónl AENOR conceda un certificado de  marca de calidad “emisor eficaz” para seguir engañando y confundiendo al consumidor.
Otro ejemplo: Ayer estuve en EL CORTE INGLES de Diagonal (Barcelona) para comprar unos electrodomésticos. En la entrada del Departamento están los emisores térmicos, entre ellos los de la su propia marca blanca SAIVOD. Estaba lleno de gente y no podía entretenerme a preguntar qué me decían sobre ellos. Pero al llegar a casa, me fluí directo a la Web de EL CORTE INGLES, apartado de emisores térmicos. En primer lugar aparecen, los de su marca propia SAIVOD, y su descripción , que copio textualmente, dice así:

Emisor termofluído digital programable. Cuenta con resistencia eléctrica en acero inoxidable y sistema antihumedad. Dispone de programación completa semanal a través de un cronotermostato con memoria, display de alta resolución para una fácil visualización y rápida lectura y exactitud de detección de temperatura entre 0.1ºC y 0.2ºC. Está realizado con doble capa de acabado de pintura: una por anaforesis y otra segunda capa de acabado final en polvo epoxi. 

Disponible en varios modelos:…..

Como puedes ver, en ningún caso se hace referencia a alto rendimiento ni bajo consumo. Pues bien estos emisores está fabricados por la factoría asturiana I.A.T., “inventora” del calor azul, y de los emisores térmicos ACESOL, que sí publicitan engañosamente sus productos.
 
En EL CORTE INGÑES no se dice nada de eso. Simplemente describe el producto como de calidad (que lo es) pero sin engaño. ¿Crees que si realmente fueran de bajo consumo y alto rendimiento EL CORTE INGLES no lo hubiera publicitado como argumento de venta? No lo hace porque no es verdad.
 
Espero haberte dado a ti –y a otros lectores- más argumentos para confirmar el engaño de los pretendidosalto rendimiento y bajo consumo 
de los emisores térmicos.
 
Muchas gracias, Eusebio, por tus comentarios. Recibe un cordial saludo y mis mejores deseos de que pases unas buenas fiestas navideñas y un mejor año 2.011.
 
Antonio Sánchez