PAU SELLËS, un seguidor del blog, me ha dejado un comentario en mi último artículo relacionado con las tabs o capsulas del detergente ARIEL, tan publicitadas en televisión. PAU me dice que tiene objeciones porque él no usa prelavado y le van bien las tabs, que yo no las he probado, y que estas observaciones qué hace no son con ánino de crítica, sino para comunicar sus experiencias a otros lectores. 

 
En primer lugar, amigo PAU, no solo no me molestan tus observaciones sino que debo agradecértelas, ya que como muy binen dices, me comentas tu experiencia “para que sirva a todos los lectores”. Y de eso se trata. Yo no quiero tener siempre la última palabra. Quiero que lo que no se entienda se pregunte y en lo que no se esté de acuerdo, se diga y se debata. Nada más lejos de mi intención el pontificar sobre los temas que trato. Sé que, como todo el mundo, me equivoco, y cuando es así, lo reconozco. Como sabéis mi objetivo es que mis artículos sean útiles a la mayoría de los lectores. No los hago para otra cosa. Por lo tanto, el debate siempre es bueno pues puede servir para aclarar o reafirmar las cosas.
Ahora voy a ir transcribiendo el comentario de PAU (lo tenéis completo en este enlace), y lo iré comentando al mismo tiempo. Voy a ello. 
“Hola Antonio. Interesante artículo. Te comento mi experiencia, para que sirva a todos tus lectores. En primer lugar indicar que mi lavavajillas, con 11 años y marca Zanussi, su programa corto lava a 50º y no a 60º. Muy probablemente sea en mi caso, y no podamos generalizar, ya que el experto en electrodomésticos eres tu. Y en su ciclo corto, no hace prelavado”. Bien, PAU, yo recomendaba un programa de 60 ºC porque si el lavavajillas lo tiene, lava y seca mejor la vajilla. Pero si no tiene 60º, habrá que conformarse. No sé si has entendido bien lo que yo decía del lavavajillas. Lo repetiré por si acaso. En el lavavajillas es interesante hacer siempre prelavado a menos que sea para “quitar el polvo”, pero si se ha usado la vajilla, es mejor hacer un prelavado para eliminar lo más superficial, que se hace sin temperatura, y luego viene el lavado donde sí es recomendable temperatura medio-alta, para eliminar mejor la suciedad, como decía. Pues bien, la pastilla o cápsula de detergente se introduce en el compartimento donde habitualmente se ponía el detergente normal. Si el lavavajillas hace prelavado, como no se abre el compartimente en este ciclo, no hay problema de “tirarlo” en el prelavado, pues el compartimento se abre solo en el lavado, donde suelta la pastilla. Así pues, en este aparato, es indiferente que haga o no prelavado, pues no afecta a la descarga de la cápsula.
“…Y en su ciclo corto, no hace prelavado (se refiere al lavavajillas). Lo mismo que el ciclo que uso para mi ropa en la lavadora, que a 40º (marca Bosch que curiosamente no tiene a 30º) tampoco usa prelavado…” El hecho de que tengas un programa corto en tu lavadora que no hace prelavado, no quiere decir que todas las lavadoras lo tengan ni que todo el mundo NO use el prelavado. Vamos a hablar de este tema del prelavado. Este ciclo es conveniente hacerlo en los siguientes casos: a) Cuando la ropa esté muy sucia, b) cuando se trate de ropa de niños, que normalmente se ensucian más que los mayores, c) Cuando se lava ropa con la que se ha hecho deporte (sudada), d) con ropa de hacer la limpieza, aunque sea casera. Mi pregunta es ¿Cuántas lavadoras se ponen donde no haya niños, ni se haga deporte, ni se limpie la casa, ni la ropa esté bastante sucia? Pongamos un 25 %. Así pues, en este caso, el 75 % de los lavados de ropa se usará el prelavado. O lo que es lo mismo, en el 75 % de los casos se tirará la cápsula o tab del detergente por la cañería del desagüe, en el prelavado y lo que es peor, se lavará mal en el lavado, al no utilizar detergente, pues lo habíamos tirado en el prelavado.
“…El domingo realicé un lavado con las tabs de Ariel. Soy bastante manazas con la dosificación y, aunque sigo tu blog desde hace poco me parece de un razonamiento impecable, pero con un pequeño fallo, si me permites: en ningún momento he leido que hayas usado el producto…” Cierto. Yo no he usado el producto, pues habitualmente no soy yo quien pone la lavadora en casa. Pero te diré dos cosas. La primera es QUE NUNCA he dicho, ni en ese artículo ni en ningún otro, que el detergente ARIEL no lavara bien o no fuera bueno, como tampoco he dicho que las cápsulas de esta marca sean malas o el detergente que contienen no sea bueno. He dicho, simplemente, que el detergente SE TIRA en el caso de hacer prelavado. Y si es excelente de calidad, como supongo, se TIRA UN E’XCELENTE PRODUCTO A LA CLOACA. Eso es lo que he dicho, que la publicidad engañosa de ARIEL NO DICE EN NINGUN SITIO QUE NO SE HAGA EL PRELAVADO, PUES SE TIRA EL DETERGENTE. Es de eso de lo que me quejo, no de su calidad.
La segunda cosa en relación a tu párrafo de que si había usado yo el detergente, como ya te he dicho, NO. Pero un día mi hija me enseñó las famosas pastillas que había comprado y me explicó cómo funcionaban, que no se ponía en el depósito detergente, sino directamente en el tambor, para estar en contacto con la ropa. Le pregunté si las había `probado y su resultado. Me dijo que lo había probado con la ropa de deporte de mi hijo y que no había quedado bien. Le pregunté con que programa y me dijo: el normal, el de siempre para la ropa de deporte. Le contesté a mi hija que había tirado el detergente pues se había ido en el prelavado y que si la ropa no quedó bien es porque el lavado se hizo sin detergente. Mi hija me aseguró que nunca más compraría esas cápsulas, porque la publicidad le había engañado al no decir que no se puede hacer prelavado. Ni que decir tiene qué volvió a lavar -esta vez con detergente normal- con programa normal (con prelavado) la ropa de deporte de su hermano.
.
“…Como te indico, no hago prelavado por el programa que uso (el mismo que uso mi madre antes con la lavadora Bosch). Y la colada salió limpia, eliminando la suciedad que había. Por mi profesión, no ensucio la ropa, así que lo menciono porque puede ser indicativo…” Amigo PAU, tu eres de ese 25 % de usuarios que no necesita hacer prelavado, por lo que en tu caso el invento funcionó. Pero ya sabes lo que ocurre en el 75 % de usuarios restantes: que han sido engañados por la publicidad de ARIEL.
“…En ningún momento considero que tus razonamientos esten equivocados, al contrario, el anuncio del ahorro es sin duda un engaño; pero quizás el problema es que Procter & Gamber es la nula información en el paquete de las Tabs, que no indica una información tan elemental como la que mencionas: que no se puede usar prelavado. Pero de ahí a presuponer que todo el mundo lo uso, creo que te equivocas (yo, que no soy un experto en lavado no lo uso)…” Como muy bien dices, “nula información en el paquete, sobre que no se puede hacer prelavado..” Es solo de eso de lo que me quejo, amigo PAU. De que no lo dicen, y por ello engañan.. Y eso es publicidad engañosa. Si con esta desinformación dirigida a toso los hogares españoles, hay un importante grupo que usa siempre prelavado, ¿No es una estafa a estos usuarios?. Aunque solo fuera así en una docena: es un engaño. Pero el problema es que pueden caer en la trampa una docena.. de millones de usuarios.
Y el gran problema que subsiste en la base del engaño es que por intentar diferenciarse de otras marcas con una aparente novedad ventajosa, se está perjudicando a millones de usuarios para que la gente crea que esas cápsulas son mejor solución y ahorran más que el detergente normal. Pero como vimos en mi anterior artículo, tampoco es cierto. Y si alguno de mis lectores –o PROCTER & GAMBLE – tienen el secreto de las ventajas de estas cápsulas, que me lo digan, que lo admitiré con toda humildad y me retractaré de todo lo escrito. Quedo a la espera… 
Quiero decirle finalmente al amigo PAU que no solo no me ha molestado su comentario, sino todo lo contrario: con el debate se aclaran más todavía las dudas, y eso siempre es bueno. Que sepas que todos tus comentarios (como los de todos mis lectores) serán siempre bien recibidos. Os animo a hacerlos.