Leído en el periódico LA VANGUARDIA el pasado dia 3 de Abril de 2.018:” Dos fontaneros valencianos neutralizan el malgasto que supone el tradicional  gesto de abrir el grifo y esperar a que el agua fría salga caliente. Me llama la atención el enunciado y leo la información completa que aportan los dos fontaneros valencianos sobre su “invento”. Lo que voy a hacer es analizar las informaciones sobre el invento y comprobar si es posible ese ahorro de 500 € al año cuál es la cuantía real de ahorro que se puede producir.

Os invito, apreciados lectores, a que me acompañéis en el análisis de las descripciones del invento de los fontaneros y la verificación de los 500 € de ahorro en la factura del agua al año.

Antes, como siempre, anunciaré la Tabla de Contenidos de este artículo, que es la siguiente:

1.- Información sobre el invento

2.- ¿Quién garantiza que ese invento funciona? ¿Quién garantiza que el invento es rentable para los usuarios?

3.- ¿Cómo funciona el invento?

4.- Pero entonces, la casa debe tener una doble instalación de tuberías

5.- Los inventos del TBO del profesor FRANZ de COPENHAGUE

6.- No solamente ahorra agua, sino que también ahorra energía, según los inventores.

7.- Y para terminar…¡Más madera!

8.- ¿Cuánto se ahorra realmente al año con el invento y cuando se lograría amortizar la instalación? 

Vista la Tabla de Contenidos de este artículo vamos ahora a desarrollar el tema. Como siempre los textos copiados irán ”entrecomilladlos” y en letra cursiva, y los textos originales míos irán un letra normal.

 

1.- Información sobre el invento

La información del periódico dice“Dos fontaneros valencianos han inventado un dispositivo que neutraliza el malgasto que supone el tradicional gesto de abrir el grifo y esperar a que el agua fría salga caliente, un movimiento que pasa desapercibido pero que cuesta a las familias españolas unos 500 euros al año.

Rafael Rodrigo y Francisco Pelegero constataron que durante esa pequeña espera se desperdician de ocho a quince litros de agua, una “catástrofe” en un país azotado por la sequía, lo que les impulsó a crear “SmartWater”, un artilugio que acaba con ese problema con solo pulsar un botón y con el que un hotel, por ejemplo, podría ahorrar 4.000 euros al año.”

Al parecer el hotel no importa que tenga 5 habitaciones, 50 ó 500. Qué más da: el dispositivo decide que se ahorra 4.000 € al año, como ha decidido que en cada hogar español el ahorro sea de 500 € al año…

Como todos sabemos, cuando vamos a la ducha o a lavarnos las manos, sale el agua fría de momento y después de unos instantes comienza a salir caliente. Eso es absolutamente normal, puesto que el agua que hay en la tubería de la ducha, baño o lavabo, está a la temperatura del agua que contiene los circuitos o tuberías que llevan el agua a los distintos puntos de salida. Por eso normalmente  notamos que durante un tiempo el agua sale fría, en relación a nuestra temperatura corporal. Al cabo de unos instantes, el agua sale ya caliente. Es lógico pues la afirmación de estos dos fontaneros inventores valencianos: el agua sale fría durante unos instantes, por lo que dejamos correr el grifo hasta que sale caliente, en cuyo momento nos lavamos las manos, nos duchamos, nos bañamos, etc.

Estos dos fontaneros inventores dicen que han construido un artilugio que aprovecha el agua fría que dejamos correr del grifo hasta que sale caliente, que es cuando la aprovechamos nosotros.

Según estos expertos esa acción de dejar correr (y tirar) el agua fría, representa un gasto de 500 € al año a cada hogar español. La solución, según ellos, es su invento, que con un solo “clik” acaba con el problema, ahorra como decía unos 500 € al año a una casas y 4.000 € en un hotel.

Como eso habrá que demostrarlo, vamos a seguir sus explicaciones analizando sus argumentos.

 

2.- ¿Quién garantiza que ese invento funciona? ¿Quién garantiza que el invento es rentable para los usuarios?

“El dispositivo, desarrollado y fabricado en Valencia y certificado tanto en España como en Estados Unidos, ha sido comercializado ya en varios países americanos y un estudio de la Universidad Politécnica de Valencia garantiza su amortización en menos de tres años.

Ya hemos leído que este dispositivo de ha vendido en Estados Unidos y que según los estadios de rentabilidad de la Universidad Politécnica de Valencia se amortiza en tres años. Pero eso habrá que demostrarlo por los dos inventores…Sigamos.

3.- ¿Cómo funciona el invento?

Los inventores dicen que funciona de esta manera: “El dispositivo es sencillo: cuando el usuario quiere agua caliente, debe accionar un pulsador instalado junto al grifo y automáticamente este se ilumina de color azul, momento en el que el agua que antes se iría por el desagüe se canaliza a un depósito donde queda guardada.

Después de que el calentador haya hecho por fin su trabajo, la luz del botón pasa a ser roja, lo cual indica que el agua caliente está lista para ser usada.

De esta manera, cuando se abre el grifo, el líquido sale ya a la temperatura idónea mientras que el agua fría queda almacenada para, por ejemplo, usar el lavavajillas o la lavadora y vaciar el inodoro.

Se entiende que al lado de cada grifo de agua caliente de la casa hay un pulsador con una luz azul que se va calentando hasta que el color se pone rojo, con lo que ya sale agua caliente. Mientras sale agua fría, el agua no se tira por el desagüe, sino que se canaliza y se lleva a otro lugar donde se ha colocado un depósito que la recoge, y  la lleva, por ejemplo, a la lavadora o al lavavajillas. Pero ¿Quién “empuja” al agua del depósito para que circule por una nueva cañería que añadir a las de la casa para llevar el agua hasta los dos aparatos y para la cisterna de WC? Porque las pilas de la placa electrónica solo ejecutan órdenes pero no “empujan” el agua del depósito.

4.- Pero entonces, la casa debe tener una doble instalación de tuberías…

Según se explica por los dos inventores, el agua fría que ha ido saliendo, al pulsar el dispositivo del grifo, se va por otro circuito a otro depósito…

En ese caso las tuberías de la casa deben duplicarse mediante una nueva instalación y tiene que colocarse un depósito en algún lugar que recoja el agua fría. O sea que necesitamos un cuarto o rincón o lo que sea donde poner el depósito necesario.

Y no solo eso: desde dicho depósito debemos instalar otro circuito de agua fría que lleve el agua recuperada al lavavajillas, lavadora, etc., tal como dicen los inventores. Y también otro circuito para llevar el agua fría al depósito del inodoro.

Pero para eso, para llevar el agua fría del depósito al inodoro, lavadora, lavavajillas, etc., se necesita una bomba de presión, ¿No? Porque el agua por sí sola no va a circular, pues no tiene presión dentro del depósito.

Y si ponemos una bomba de presión para empujar el agua del depósito, ¿No estamos gastando electricidad para empujar el agua?. Recordemos que normalmente el agua caliente sanitara se hace mediante un termo de gas para calentarla, y en este caso debemos utilizar electricidad para activar la bomba que debe llevar el agua hasta el lavavajillas, lavadora, cisterna, etc…

Mientras estoy escribiendo estas reflexiones me viene a la cabeza el TBO que leía en mi infancia…

5.- Los inventos del TBO del profesor FRANZ de COPENHAGUE

El invento consiste en un artilugio puesto al lado de la puerta de entrada para que al pisarlo suene el timbre de la casa, ahorrándose de esa manera el esfuerzo de PULSAR el timbre.

¿Por qué habré recordado yo aquellos artilugios complejos para evitar sencillas operaciones? ¿Por qué será?

 

6.- No solamente ahorra agua, sino que también ahorra energía, según los inventores.

“Sin embargo, resaltan que lo realmente revolucionario de este nuevo sistema es que, además de agua, ahorra energía. A diferencia de otros dispositivos desarrollados con el mismo fin, el invento de los valencianos no va acoplado al sistema eléctrico de la casa sino que funciona con cuatro pilas doble A, que duran dos años.

Esto ahorra dinero al consumidorque no tiene que pagar más por la factura de la luz, pero al mismo tiempo también implica la reducción del 30 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono: “Instalar SmartWater en cincuenta viviendas equivale a plantar trece árboles cada año”, asegura Rodrigo.”

Y como decían los hermanos MARX“Y TAMBIÉN DOS HUEVOS DUROS” ¿Cómo pueden decirse tamañas tonterías en cosas tan serias? Al parecer, los controles de todo el sistema del invento están montados en una placa electrónica, que como es habitual, su consumo es ínfimo (cuatro pilas pequeñas doble A), pero de eso a  decir que Esto ahorra dinero al consumidor, que no tiene que pagar más por la factura de la luz, pero al mismo tiempo también implica la reducción del 30 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono: “Instalar SmartWater en cincuenta viviendas equivale a plantar trece árboles cada año”, asegura Rodrigo.””

Pocas veces he leído tantas barbaridades juntas. Hoy se ha batido el record.

 

7.- Y para terminar…¡Más madera!

Los inventores siguen con su tema:

“Según un estudio del Centro de Tecnologías Físicas de la Universidad Politécnica de Valencia-Campus de Gandíael ahorro de agua y luz que propicia el nuevo artilugio hace que su precio sea amortizado en menos de tres años.

¿He dicho ya lo de “Y TAMBIÉN DOS HUEVOS DUROS”?. Pues eso. Y siguen con la matraca:

-El sistema permite ahorrar 500 € al año a un domicilio particular

-Y 1.000 € a una peluquería, 3.000 a un gimnasio y 4.000 € a un hotel. 

Sí. Ya he dicho lo de los huevos duros…

Veamos algunos datos más:

Estas reflexiones y datos son mías.

-Costes tuberías (material y mano de obra) de las tuberías duplicadas

– Obra a realizar en paredes y suecos para instalar las nuevas tuberías

8.- ¿Cuánto se ahorra realmente al año con el invento y cuando se lograría amortizar la instalación? 

Vamos a ver esos ahorros que publicitan. Para ello es necesario conocer la realidad del coste del agua en nuestra casa, calculando la cantidad de agua consumida actualmente, su precio de  coste para compararlo con los costes y beneficios del invento.

Cojo una factura del consumo de agua de mi casa y tomo los datos:

Coste total del recibo del agua (es bimensual, o sea que facturan cada dos meses) y he pagado por esa agua, más impuestos, Área Metropolitana, cánones, IVAS y demás latrocinios, 100,43 €

El consumo de agua de los dos meses ha sudo de 10,55 m3, o sea, 5,27 m3 al mes

Si al mes el consumo de agua es de 5,27 m3   al año resulta un consumo de 63 m3 y su coste es de 63 m3 x 6 facturas anuales = 378 €

Sorprendente. Resulta que los inventores aseguran que cada hogar español gasta en el agua que tira si no tienes su invento 500 € al año en el agua fría que se tira. Estoy hecho un lío. Si en mi casa pago al año un total de 378 € por TODA el agua que gastamos, en aseo, duchas, lavadoras y lavavajillas, riego plantas y flores ¿Cómo es posible que tiremos más agua de la que consumimos? ¿Será cosa de brujería? O se trata de una estupidez matemática…o de alguien…

Y lo más importante: en mi casa tenemos la mala costumbre de hacer salir el agua fría, que se tira, hasta que sale el agua caliente.

Como podéis ver, amigos lectores, el invento de los dos fontaneros es fantástico: dicen que con su sistema en mi casa puedo ahorrarme 500 € al año con su invento de aprovechar el agua. Y en mi caso, como hemos visto, solo pago al año 378 €. fantástico: VOY A RECLAMAR A LA COMPAÑÍA DE AGUAS QUE ME DEVUELVA LA DIFERENCIA, O SEA 500 € QUE DEBERÍA GANAR CON EL INVENTO MENOS LOS 378 € QUE HE PAGADO A LA COMPAÑÍA DE AGUAS. Son 122 € QUE ME DEBEN!

Es IM-PRESIONANTE (como decía el torero) que ocurran estas cosas. Que dos fontaneros “inventen” un sistema que cuesta un montón de dinero entre obras, dobles tuberías, etc., diciendo que vamos a ahorrar con ello y que no se den cuenta que están haciendo el ridículo engañando a la gente porque serán magníficos en su oficio, pero no tienen ni idea de hacer cuatro números para ver la realidad de las cosas. Quizá, aunque lo dudo, puedan haber engañado a sus compradores norteamericanos, pero dudo mucho que puedan engañar a los españoles que más o menos sabemos contar, y que, visto lo visto, los gastos necesarios para el invento no se amortizan ni en 20 años,y si no es así, que la Universidad Politécnica de Valencia garantiza su amortización en menos de tres años que lo demuestre.

Señores fontaneros: vayan a lo suyo, que seguramente sabrán hacerlo muy bien, pero recuerden siempre aquello de “zapatero, a tus zapatos”.No se metan en camisas de once varas porque los resultados son estos, los que están leyendo.

 

Aquí termino por hoy, apreciados lectores, el artículo del lunes dia 9 de Abril de 2.018. Os espero el próximo lunes con otro nuevo artículo como vengo haciendo cada semana. Saludos cordiales A TODOS