Me refiero a la página publicitaria donde dice que el consumo de energía en la iluminación de los frigoríficos BOSCH se reduce a diez veces menos. Cierto, Con los LEDS ¡se ahorra la friolera de 0,08 euros al año!. o sea, 8 céntimos de euro.
 
Se trata de un anuncio en La Vanguardia, a página completa, publicado el pasado 7 de Agosto de 2.010, donde se puede leer lo siguiente: (el subrayado es mío)

“Más tecnología. Menos consumo. Los nuevos frigoríficos No Frost de BOSCH son todo un ejemplo de eficiencia. Por un lado, su nuevo cajón HidroFresch conserva más tiempo frutas y verduras. Por otro, su iluminación con LEDs proporciona mayor visibilidad y consume diez veces menos.”

Estoy de acuerdo con lo del cajón para la conservación de frutas y verduras. Esto lo califica el anuncio como de “más tecnología”, quedando la otra aseveración “Menos consumo” para la segunda parte, o sea, que a través de iluminación por LEDs, se consigue un ahorro de energía en la iluminación de diez veces menos.
 
Vamos a calcular lo que supone este fantástico ahorro de energía, que merece ser destacado, según BOSCH como gran argumento en esta página publicitaria.
 
La iluminación del frigorífico (combi, en este caso) se produce al abrir la puerta del conservador, o parte superior del aparato, pues el congelador no tiene iluminación. Vamos a suponer que abrimos la puerta del consevador una docena de veces al día, manteniéndola abierta en cada ocasión 10 segundos, tiempo necesario para sacar o meter alimentos o bebidas. En tal caso, serían 120 segundos al día que tendríamos abierto el conservador. O sea dos minutos diarios. Al mes, 60 minutos, o sea, una hora. Y al año, 12 horas.
 
Con bombillas de incandescencia (normalmente se ponen dos, una en cada pared interior del aparato) de 25 vatios cada una, serían 50 vatios. Como al cerrar la puerta se apaga la luz, al año hemos dicho que las luces estarían encendidas un total de 12 horas. A 50 vatios/hora, serían consumidos 600 vatios/hora al año, o sea, 0,6 KW/h al año. Pongamos que  el precio del KW/hora sea de 0,15 euros. El coste de la iluninación al año, con 2 bombillas incandescentes de 25 vatios cada una, sería de 0,09 euros. O sea, 9 céntimos de euro al año!.
 
Como este gasto parece muy elevado, se ponen LEDs en lugar de incandescentes, que consumen 10 veces menos. Y de esta manera tenemos el formidable ahorro de 0,08 euros al año. Supongo que el descubridor de tamaño ahorro anual exclamaría ¡Eureka! e inmediatamente avisaría al departamento de publicidad para airear el descubrimiento y el ahorro a bombo y platillo…
 
Hablando en serio: tengo un concepto extraordinario de BOSCH. Visité por asuntos de trabajo sus sus fábricas en Alemania en la década de los 70 en mi condición de Director de los Servicios Técnicos de BRU y me quedé impresionado. He seguido su trayectoria y estoy seguro que gracias a sus investigaciones se ha avanzado mucho en el ahorro energético de los electrodemésticos en Europa, pues siempre han sido pioneros y líderes en I+D…, forzando a otros a seguir su camino para no quedarse atrás.
 
Pero cuidemos las formas. No se puede publicitar un ahorro realmente irrelevante como un argumento de venta extraordinario. Desgraciadamente esta publicidad puede impresionar a mucha gente, que desconoce el alcance económico real que representa, y que es ridículo. Pero para los que tenemos algunos conocimientos, resulta sonrojante.
 
Vuelvo a la pregunta del título: ¿Por qué BOSCH publicita un ahorro energético irrelevante? No queda otra opción que prensar en la pretensión de  confundir al comprador para que se le quede  “…consume diez veces menos”. Pero  sinceramente, estoy convencido de que BOSCH no necesita de estas triquiñuelas para prestigiarse más de lo que ya está: En primera línea.