Desde el 1º de Abril han subido el gas natural un 4,1 % y la bombona de butano un  6,1 %. Pero la luz debería haber bajado, y el gobierno ha decidido congelar el precio para “compensar el déficit de tarifas”, o sea, lo que según el gobierno y las eléctricas, los consumidores debemos a las compañías, que durante años no nos han cobrado la totalidad de los costes de la electricidad.
El contubernio  entre gobiernos y compañías eléctricas es evidente. Los continuos abusos de estas compañías no tienen fin. Ved sino las explicaciones detalladas de nuestro amigo Antonio Moreno Alfaro en fsu web ESTAFALUZ cada componente de los costes eléctricos y en concreto, en el “déficit tarifario 

Pues bien, en la tarifa de último recurso (TUR) de los consumidores cuya potencia no supere los 10 KW, los costes trimestrales los fija el Ministerio de Industria en función del comportamiento de dos componentes:
 
a)   Los costes del sistema y otras partidas como las primas a las energías renovables o el déficit de tarifa, que se fijan mediante orden ministerial.
b)  El segundo componente para fijar esta tarifa es el coste real de la energía, que se fija mediante subastas de electricidad en el mercado que se celebran cada tres meses.
 
En este caso, ha bajado el coste de la energía, segundo componente del precio, por lo que el coste total debería haber bajado. Pero el Ministerio que controla Miguel Sebastián, el repartidor de bombillas, ha decidido elevar los peajes de acceso para financiar los costes del sistema y reducir el déficit de tarifa, “sin que ello repercuta en la tarifa de la luz”.
 
Y así vamos: si sube el coste, se sube la tarifa. Si baja el coste se mantiene la tarifa. Claro, hay que hacer méritos ¿No, Sebastián? El momento del paro llegará dentro de un año, si no se adelantan las elecciones y hay que ir preparando la poltrona… Por cierto, el otro día oí que a otro ex ministro, Solbes (el que negó que viniera la crisis para poder ganar las elecciones) ya está a punto de que le den el momio en una eléctrica…