Acabo de recibir un correo de mi amigo el ingeniero sevillano ANTONIO MORENO ALFARO, “en lucha por el derecho constitucional a la tutela judicial efectiva: 19 años, 1 mes y 27 días” como explica en el inicio de su Web ESTAFALUZ, compendio de su lucha contra las compañías eléctricas en defensa de sus atropellados derechos y de los de más de 22 millones de hogares españoles que son estafados sistemáticamente por ese oligopolio del cártel de las eléctricas. En ese correo, ANTONIO MORENO me comunica la inclusión en su Web ya citada de dos nuevos, actuales e interesantes “avisos”: el nº 3 y el nº 4. El primero viene encabezado por el texto “si tiene contratados menos de 10 kw, no pase (ni deje que le pasen) al mercado libre”, seria advertencia a los consumidores de una mayor indefensión en perjuicio de sus intereses que les puede producir pasar de la TUR (Tarifa de Último Recurso) al mal llamado ”mercado libre”. Hoy trataré de este tema y en mi próximo artículo hablaré del segundo aviso, que su autor titula “Tabla comparativa del precio del kWh doméstico en 34 países de Europa, incluida España”, y que contiene mucho más de lo que indica el título.

Comenzaré comentando el objeto de este artículo: que no es recomendable pasar de la Tarifa de Último Recurso (TUR) al llamado “Mercado Libre”. La diferencia entre ambos tipos de contrato con las compañías eléctricas es que en el mal llamado “Mercado Libre” las eléctricas hacen con sus contratados lo que les viene en gana, quedando fuera de los controles y vigilancia que si impone el gobierno de turno a los hogares que han contratado la TUR, pues al menos existe un cierto control gubernamental sobre los costes, además de otras ventajas como veremos en la magistral explicación que da sobre el asunto ANTONIO MORENO.
En referencia a ese supuesto “Mercado Libre” como pérfidamente lo denominan las eléctricas, he de decir que ese mercado libre NO EXISTE. Las eléctricas forman la mejor definición de OLIGOPOLIO que existe. ¿Qué es un OLIGOPOLIO? Veamos seguidamente la definición (Wikipedia) que os aconsejo leáis sustituyendo “varias empresas” por “las eléctricas”. Dice así,
“El oligopolio supone la existencia de varias empresas (las eléctricas) en un mercado determinado que ofrecen un mismo producto, pero de tal forma que ninguna de ellas puede imponerse totalmente en el mercado pues esta situación implicaría la aparición de un Monopolio. Hay por ello una aparente lucha entre las mismas para poder llevarse la mayor parte de la cuota del mercado en la que las empresas toman continuamente decisiones estratégicas, teniendo en cuenta las fortalezas y debilidades de la estructura empresarial de cada competidor. Lo trascendente por tanto, en el oligopolio, es la falta de competencia real, lo cual afecta a los consumidores (demandantes de bienes o servicios).
Por medio de su posición las empresas oligopólicas ejercen poder de mercado provocando efectos negativos para los consumidores entre los que se cuentan: que los precios sean más altos, la producción sea inferior, bajos niveles de calidad o impidiendo el ingreso de nuevos oferentes.” (Las negritas son mías).
Queda clara la falacia de llamarle “Mercado Libre” a lo que es la sublimación del oligopolio, donde no existe la competencia y donde se amañan los precios entre sus componentes. Se dan bajos niveles de calidad y afecta negativamente a consumidores de servicios. Vamos ya a reproducir completo el AVISO 3º de nuestro amigo ANTONIO MORENO ALFARO. Copio textualmente:
“03.01.2014 
AVISO 3.- SI TIENE CONTRATADOS MENOS DE 10 kW, NO PASE (NI DEJE QUE LE PASEN) AL MERCADO LIBRE

Si usted tiene contratada una potencia inferior a 10 kW y, por voluntad propia o por engaño de su compañía eléctrica, ha pasado del mercado regulado (TUR) al mercado libre, le recomiendo que vuelva a acogerse a la TUR, para lo cual solo tiene que solicitárselo a una comercializadora de último recurso, la cual está obligada a atender dicha solicitud.

Mi recomendación tiene dos motivos:

– A igualdad de potencia contratada y kWh consumidos, el importe total de una factura es más alto en el mercado libre que en el mercado regulado (TUR).

– En caso de disconformidad con la cantidad facturada por la compañía eléctrica, el usuario con contrato en el mercado libre no puede reclamar ante la Delegación Territorial de Industria de su Comunidad Autónoma, cuya intervención es gratuita, sino ante los tribunales, mediante abogado y procurador, lo cual provoca la indefensión de dichos usuarios, pues, salvo casos excepcionales, la cantidad facturada en exceso es muy inferior al importe de los gastos derivados de una denuncia ante los tribunales. 

El que los usuarios con contrato en el mercado libre no puedan reclamar ante la Delegación Territorial de Industria explica que algunas comunidades autónomas (entre ellas, Andalucía) permanezcan pasivas ante el hecho de que las compañías eléctricas pasen fraudulentamente al mercado libre a sus clientes acogidos a la TUR, ya que cuantos más clientes pasen al mercado libre, menos trabajo para la Consejería de Industria de dichas comunidades.”

No voy a añadir más comentarios a la clarísima exposición del autor. Solo aconsejaros que si no habéis entrado todavía en su Web, lo hagáis sin pérdida de tiempo. Es un pozo de sabiduría, de investigación y de información que no podéis perderos. Y los que ya conozcan ESTAFALUZ, deberían hacer como con los buenos libros: volver a releerlos de vez en cuando, pues siempre se descubren nuevos matices, novedades y nos aportan una parte de su sabiduría.
En mi próximo artículo trataré, en parecidos términos a éste, el segundo texto aportado a su trabajo por este incansable ingeniero sevillano a quien todos los españoles le debemos, algunos sin saberlo, que gracias a su lucha las eléctricas tienen a un observador y controlador crítico que vela por nuestros intereses denunciando sus estafas, y que a pesar del inmenso poder del oligopolio, no han conseguido callarlo después de muchos intentos. Espero y deseo que la lucha de nuestro amigo termine como la de DAVID contra GOLIAT.