Pues eso es lo que afirma la marca NEWATT en su web : que sus placas radiantes,  de una potencia, por ejemplo, de 300 W, equivalen a un emisor térmico de entre 1.200 W y 1.500 W de potencia. Este gran hallazgo se lo debemos a HUGO, el lector que me ha alertado dejándome un comentario  en este mi artículoHUGO me pregunta mi opinión sobre este asunto y, dada la importancia de este descubrimiento, que revolucionaría toda la Física y en especial la Termodinámica, y también las leyes sobre la electricidad, vamos a analizarlo al detalle para ver si es posible o se trata de otro cuento de mangantes dispuestos a engañar a la gente mintiendo sobre los poderes mágicos de sus productos cuando solo pretenden vender más y a mucho mayor precio sus aparatos.

Veamos primero el comentario de HUGO, que transcribo textualmente. Dice así:

“Anónimo19 de noviembre de 2013 11:20

Hola Antonio,

Mi nombre es Hugo, no se si el hilo de eficiencia energetica es en el que debo plantear mi duda (si no fuera así, lo siento) ¿Que me sabe Vd. decir de unos calefactores llamados NEWATT? Según la información que hay en centro comerciales tipo Leroy Merlín que lo está vendiendo, pueden calentar una habitacion de 20m con sólo 500w, ¿es esto posible?. 

Gracias de antemano, espero haber realizado la pregunta en el lugar adecuado y continue con su labor en el blog que es beneficiosa para los ciudadanos de a pie.” 

Visto el comentario, vamos a la Web de NEWATT- MINIDOMESTIC, que es quien vende los aparatos, bajo el lema “PANEL EMISOR NEWATT RADIATOR I300 BLANCO BAJO CONSUMO”. Está claro pues, el radiador, emisor, o como quieran llamarle, dicen que es de BAJO CONSUMO, con letras bien grandes. Veamos a continuación cómo demuestran eso de “bajo consumo”. Para ello, iré transcribiendo párrafo a párrafo el texto de la Web, entrecomillado” y en cursiva, e iré comentando también mis opiniones, en letra normal, frase a frase. Dice así: (los  subrayados son míos)  

“La tecnología NW CORE integrada en los paneles emisores NEWATT supone un ahorro considerable para el bolsillo, ya que no precisa de un consumo de energía tan elevado como los emisores tradicionales para producir la misma temperatura, esta es la principal razón por la que los paneles emisores NEWATT se pueden denominar de bajo consumo. 

O sea, “…no precisan de un consumo de energía tan elevado como los emisores tradicionales para producir la misma temperatura…” No entiendo lo que tendrá que ver la temperatura de la placa con la eficiencia energética y el menor consumo, pero sigamos adelante a ver si nos lo explican… 

“Las pruebas realizadas por NEWATT arrojan resultados sorprendentes: los 70 ºC de temperatura máxima establecida por ley se alcanzan con consumos que van de los 300W a los 500W mientras que, como antes hemos visto, las resistencias tradicionales utilizadas por los emisores térmicos pueden consumir desde un mínimo de 600W hasta un máximo de 2000W.

Analicemos esta importante frase. Comienza diciendo que los resultados son sorprendentes, y me da la impresión de que en esto sí llevan razón: los resultados van a ser SORPRENDENTES. Sigamos. “Los 70 ºC de temperatura máxima” establecida por ley, es obligatoria en los radiadores, estufas, emisores térmicos, etc, pues no deben sobrepasar, en su superficie, la temperatura de 70 ºC, para evitar el riesgo de quemare si se tocan. Sigo: “(esos 70 ºC)  se alcanzan con consumos que van de los 300 W a los 500 W…”. ¿Desde cuándo los CONSUMOS  (energía) se miden en W (vatios) que es una unidad de potencia? La potencia de la placa puede ser de 300 W, pero su consumo nunca puede ser de 300 W, puesto que el consumo se calcula multiplicando la potencia por el tiempo, y se expresa, en electricidad, por la potencia en vatios multiplicad por el tiempo en horas. O sea, Consumo en kWh = Potencia en vatios x Tiempo en horas. Es una ofensa a la física elemental decir que el consumo eléctrico se mide en w (vatios). ¿Por qué lo hacen aquí? Pues muy sencillo: quieren hacernos ver que la temperatura es la que determina el rendimiento del aparato, y eso, como veremos, es falso. Sigamos.

“, las resistencias tradicionales utilizadas por los emisores térmicos pueden consumir desde un mínimo de 600W hasta un máximo de 2000W.

¡Y vuelta la mula al trigo! Hemos dicho que los consumos no se medien en W sino en kWh. Vuelven a engañarnos para intentar llevarnos a su terreno… Veamos si lo consiguen…
“¿Cómo consigue NEWATT este bajo consumo?

Los paneles emisores NEWATT suponen una revolución porque NO UTILIZAN RESISTENCIAS, sino que utilizan NW CORE, un gel que cuenta con una base de grafeno, un elemento que conduce la electricidad con mayor eficiencia, este gel se aplica de forma uniforme a toda la placa cerámica del panel y, tras un proceso de secado, cambia su estado a sólido Al aplicar una corriente eléctrica (de cualquier intensidad) a este material se consigue que toda su superficie se caliente de forma homogénea y, a su vez, transmite ese calor a la placa cerámica del panel, de este modo, NW CORE sustituye a las resistencias eléctricas tradicionales, pues cumple su función,…”

 Todo este rollazo se resume así: estas placas, en su superficie, debido a lo que sea, con “grafeno”, se comportan como una resistencia, por lo que no necesitan ese elemento (resistencia) para proporcionar el calor. Respecto al grafeno, material de moda  que al parecer va a sustituir con éxito a las pantallas actuales de los teléfonos móviles, si sentís curiosidad, podéis leer mi artículo sobre el tema. Sigamos…
“…pero no necesita consumir tanta energía para alcanzar la temperatura deseada…”. Aceptado: es posible que así sea, que no se necesite tanta energía para llegar a los 70 ºC. Pongo yo un ejemplo: una estufa de las de principios del siglo pasado, compuestas de una resistencia de cromo-níquel, arrollada a un soporte cerámico cilíndrico, de unos 100 W de potencia, puede poner esa resistencia al rojo, a una tempera uta de cientos de grados, a los pocos segundos de conectarla. He dicho resistencia de 100 W. , menos que la de 300 W que obra el milagro de llevar la temperatura a 70 ºC. O sea que un artilugio del siglo pasado, lo más simple y elemental, resulta que según la fórmula de estos nuevos inventores, calienta más con 100 W que un emisor térmico de 2.000’ W. Nosotros también sabemos inventar y decir …chorradas. En efecto, como venimos diciendo, no se trata de alcanzar una temperatura de 70 ºC lo que calienta la habitación, sino la ENERGÍA eléctrica (en kWh) la que se transforma en calor (en 860 Kcalorías por cada kWh). Lo de la temperatura es una anécdota, que esta gente sin escrúpulos ha elevado a la categoría de protagonista., pensando que somos unos pardillos que nos vamos a dejar engañar.
Como decían antes, vamos a ver los resultados SORPRENDENTES que anunciaban. Pero vamos a hacerlo según determina la física, la electricidad y las matemáticas. Vamos a ello.
Ya tenemos el dato: para calentar esa habitación desde la temperatura inicial hasta los 20 ºC, se necesita aportar al ambiente 2.084 kcalorías. ¿De acuerdo? Sigamos.
Ahora veamos si en lugar de poner el emisor térmico de 1.200 Vatios ponemos en la misma habitación una super placa NEWATT de 300 W, ¿Cuánto tiempo tardaría en poner la habitación a 20 ºC?. Hemos calculado antes que tardaba 2 horas el emisor para calentar la habitación. Calculemos ahora el tiempo necesario para que la placa radiante aporte la misma cantidad de calor. Necesitamos 2.064 kcalorías. , o lo que es lo mismo: 2,4 kWh. Y tenemos una potencia de 300 W, o sea, de 0,3 kW. Planteamos esta sencilla ecuación elemental: Potencia en kW x Tiempo en horas = 2,4 kWh;  sustituimos los valores que conocemos: 0,3 kW de potencia x Tiempo en horas =  2,4 kWh;  despejamos el Tiempo, que resultará así   Tiempo en horas = 2,4 kWh /  0,3 kW =  8 horas. El emisor térmico tardaba 2 horas en alcanzar la temperatura ambiente en la habtación. Y el nuevo invento de la placa  tardará  8 horas para calentar lo mismo.  ¡Sorprendente!. Pues no es sorprendente es lo lógico. Si la potencia del emisor es de 1,2 kW y la potencia del invento es de 0,3 kW, la placa es 4 veces menos potente que el emisor y por lo tanto, para conseguir el mismo calor, necesita 4 veces mañas tiempo, o sea las 8 horas que hemos calculado. Esto es física, matemáticas y…sentido común.
Por consiguiente, el invento de las placas o como se llamen no ahorran ni un solo céntimo. El consumo eléctrico para calentar la misma habitación es el mismo que con el emisor. Más de uno se preguntará ¿Cómo pueden ser tan estúpidos esos “inventores” si los vamos a descubrir en cuanto pongamos las placas y necesitemos cuatro veces más tiempo para calentar que el emisor térmico? Pues lo son, pero menos. Porque aquí interviene aquello tan español de la PICARESCA. Emulando al Lazarillo de Tormes, estos inventores cuentan con una faceta de estas placas para intentar darnos el pego. Como sabéis, las estufas y los emisores son aparatos que emiten el calor por radiación y muy especialmente por convección. Y ya sabemos que en este sistema de las placas es por radiación por lo que el  calor se nota enseguida SI TE PONES DE CARA A LA PLACA, NOTANDO INMEDIATAMENTE  EL CALOR EN EL ROSTRO Y EN EL PECHO…Pero sigues con  el mismo frío en la espalda y en… salva sea la parte, pues ahí no llegan los rayos de calor. Este sistema solo calienta lo que “ve” la pantalla, lo que tiene delante. Por eso, en una habitación como hemos dicho, si te pones delante de la placa, sí notaras el calor, pero tardará  8 horas en notar el AMBIENTE caliente como con el emisor térmico. Y es que no hay manera, “hecha la Ley (física y eléctrica, hecha ha la trampa (placas NEWATT”.
Como veis, amigos lectores, se trata de in invento más con trampa. Parece que sí pero es que no. Lo ´único cierto es que con ese invento, el  radiador que puede costar 30 € lo sustituyen por una placa (bonita, supongo) que vale la friolera de 448,99  €. O sea, para dar el mismo calor…quince veces más caras… ¡Qué CARAS duras! Pero ¿Alguien piensa que eso no está permitido, que la publicidad engañosa debería perseguirse?…Yo sí, pero ¿Y los jueces? Muchos jueces son absolutamente incorruptibles; nadie puede inducirles a hacer justicia.” Y así nos luce el pelo…
Una cosa más: Yo no digo que estas placas no sean bonitas ni que no tengan calidad, ni nada de eso. Me quejo de las mentiras que utilizan para hacernos creer que calientan con menos coste de electricidad, cuando cuestan exactamente lo mismo porque consumen lo mismo .