En mi anterior artículo sobre el tema de los posters NOVOMIR 500 que calientan por radiación y que, según sus defensores “Con un consumo tres veces menor que los calefactores convencionales, Novomir500 es un póster que funciona como calefactor eléctrico, construido con materiales de tecnología espacial rusa,…” Explicaba yo la imposibilidad de esta supuesta mayor eficiencia energética de tales posters. Dos días después de publicar el artículo, OSCAR, un lector del blog, me pasó esta información sobre tales posters, que como añadido, inserté en tal artículo: “Interesante echarle un vistazo a la página web del distribuidor de Granada, donde hay un vídeo de su funcionamiento donde se puede ver lo poco que consume….y lo nada que calienta…”

 
Esa empresa granadina era MUCHOHOGAR y los dos técnicos que grabaron el video eran MANUEL y DAVID. A raíz de ese artículo, recibí este comentario que iré transcribiendo a continuación por párrafos a los que, como siempre, iré dando mis opiniones. Las “negritas” son mías.
 
Antes pido disculpas por mi demora en escribir esta respuesta a MUCHOHOGAR, pero otros asuntos más actuales o de mayor enjundia me lo han ido posponiendo. Voy a ello.

1. MuchoHogar12 de enero de 2015, 21:57

Buenas noches Antonio. Nosotros escribimos un articulo y grabamos un video en muchohogar.com probando el funcionamiento de el poster calefactor porque al principio eramos bastante escepticos sobre que funcionara de verdad. Puedes verlo en nuestra web http://www.muchohogar.com/la-solucion-rusa-al-frio-en-la-estacion-espacial-disponible-para-tu-hogar/ . Le aseguro que si no hubieramos visto realmente que funcionaba no lo hubieramos incluido en nuestra plataforma. El enlace que se incluye en el comentario de arriba es el de la empresa que tiene la patente de el producto, si usa el google translator veras un poco más de información. 

Decís que habéis vista que realmente funciona. Solo faltaría que no funcionara: comprar un aparato y que luego no funcione… A menos que deis por sentado que “funcionar” significa que calienta mucho. ¿Os dais cuenta de que el grado de calor o frio son conceptos subjetivos? A mí me puede parecer que calienta mucho un chisme de esos y a vosotros al contrario. La única manera de medir el calor es calcular las calorías que aporte. Lo demás es totalmente subjetivo y no vale para una afirmación medianamente seria.

“Preguntamos a contactos nuestros en Rusia y realmente nos confirmaron que es algo que se lleva vendiendo alli hace muchos años, sobre todo en las casas de campo,

También es una observación subjetiva sin ningún rigor. El que se use en las casas de campo de Rusia no justifica ni demuestra que dé más calor que otro calefactor eléctrico de resistencia de la misma potencia ni que para ello consuma tres veces memos energía, como dice su publicidad.

“y queria hacer varias puntualizaciones sobre su articulo:
1) sus sospechas sobre la procedencia china son infundadas y no tienen ninguna base. 
2) el producto viene marcado con el sello CEsi no cumpliera las directivas europeas (el tema de la toma de tierra) no podría comercializarse según yo entiendo (más info en http://www.marcado-ce.com/acerca-del-marcado-ce/fases-del-proceso.html).

¿Estáis seguiros de que es la marca CE,  la de la Comunidad Europea? Alguien tan poco sospechosa como la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) de España dice al respecto en su artículo :
http://www.ocu.org/consumo-familia/nc/alerta/china-export-confusion
“China Export no es CE: un símbolo para confundir
Cuando los fabricantes quieren indicar que cumplen todas las normas europeas, ponen a sus productos la marca CE (Comunidad Europea). Pero desde hace tiempo un símbolo casi idéntico confunde a los consumidores. ¿Qué hay detrás de la marca China Export?
 
Encontrar el símbolo “CE” (Comunidad Europea) en un producto suele dejarnos tranquilos. Al verlo pensamos que lo que vamos a comprar ha pasado todos los controles necesarios. Sin embargo, esto no es así.”
En ese mismo artículo podéis ver ambos símbolos:

“3) en cuanto a sus comentarios sobre el uso en la MIR, como otras muchas invenciones, se adaptan posteriormente al consumo en los hogares. Un ejemplo de ello es la espuma viscoelástica sobre la que muchos de nosotros dormimos. Usted piensa que los de la NASA la usaban igual que la usamos ahora en el colchón?? Imagino que no.”

No creo sea muy difícil interpretar la ironías contenida en mi comentario sobre el uso y la situación de los pósters en la estación espacial…

“4) Este producto puede compararse con calefactores termoventiladores principalmente, cuya potencia media es de 1500 w, de ahi el tema de el ahorro. Como se indica en el blog www.eficienciaenergetica.com “desde el punto de vista físico, existen tres formas diferentes de transmitir el calor: por contacto, por convección y por radiación.

Creo que llega un poco tarde tu explicación sobre que hay tres sistemas de transmisión del calor, ’ya que lo aprendí en la asignatura de Física en cuarto de ’bachillerato. En cualquier caso, los tres sistemas de calefacción no son un invento ruso, por supuesto. Ni tampoco es necesario ir a una Web especializada para enterrase bien. En mi blog podéis encontrar un montón de artículos sobre los tres sistemas de transmisión del calor y las ventajas e inconvenientes de cada uno. Otra cosa muy distinta es lo que decís sobre la potencia. Si el poster NOVOMIR tiene 500 W de potencia, darla EXACTAMENTE LA TERCERA PARTE DEL CALOR que daría cualquier otro aparato de calefacción eléctrica por resistencia (el termoconvector, por ejemplo). Ni una caloría más ni una menos.

“Los sistemas convencionales como los radiadores o el aire acondicionado que proporciona calefacción utilizan el sistema de convección. Es decir, calientan el aire, y el aire nos calienta a nosotros. Pero la trasmisión a través de la radiación funciona de una forma muy diferente: el cuerpo emisor envía la energía en forma de ondas infrarrojas, que sólo se convierten en calor cuando alcanzan un cuerpo sólido. De esta forma, no estamos calentando el aire, sino los cuerpos, las paredes, suelos y objetos que tocamos, ahorrando energía”. Este sistema funciona con hilo radiante, de manera similar a los techos o suelos radiantes pero en la pared y transportable a cualquier punto. En lo que tengo que darle la razón es en que si que se tarda un tiempo en calentar la habitación, no es el efecto de calor inmediato que te proporciona el aire caliente, aunque la verdad que el calor que proporciona es más saludable ( es cierto que no reseca el ambiente, al no calentar el aire si no los cuerpos).

Craso error, amigos míos, en vuestras explicaciones. Primero decís que no se calienta el arare, pero sí los objetos, personas, paredes, suelos, etc. Deberíais saber qiue cualquier cuerpo u objeto que esté a una temperatura por encima de la temperatura de la habitación, EMITE calor, que va calentando a otros objetos hasta igualar la temperatura de toda la habitaciónon, INCLUIDA LA DEL AIRE. Si el poster tiene 500 W de potencia tardara tres veces más en calentar la habitación que cualquier otro calentador de resistencia, por lo que el CONSUMO de los aparatos es idéntico. El consumo es la cantidad de energía eléctrica solicitada, o sea, los kWh que nos factura la compañía, muy distinto de la POTENCIA en kW, que es la disposición a crear consumo, y que depende de la potencia en kW y del tiempo de funcionamiento, en horas, que se mide en kwh. Como bien decís, el calor por radiación va directo a objetos, y personas, pero solo calienta”lo que ve”. Si te pones frente al poster, te calentara la cara y el pecho, pero te dejarla heladas la espalda y las posaderas…hasta que por el tiempo transcurrido se caliente TODA LA HABITACIÓN, INCLUIDO EL AIRE. NATURALMENTE,E. Respecto a que ese tipo de radiación es más saludable porque no reseca el ambiente, no es cierto. En cuanto el aire  se vaya calentando se irña eliminando humedad, resecando el ambiente al reducirse la humedad relativa.

5) Aparte esta el tema de la seguridad: usted dice “no se incendia ni quema al tocarlo”… Claro, como los radiadores eléctricos achicharran las manos si se tocan y se incendian todos los días pues desgraciadamente, las muertes y los accidentes debidos a problemas con sistemas de calefacción tradicionales se han incrementado en los últimos años (http://politica.elpais.com/politica/2015/01/07/actualidad/1420657938_831658.html) y me parece una frivolidad olvidar esto en un momento en el que la pobreza energética aumenta en nuestro pais. Intente tener la mano un minuto sobre un calefactor tradicional y me cuenta cómo acaba.

Los radiadores eléctricos y los de sistema de calefacción por caldera de gas y radiadores están fabricados para que poniendo la mano sobre el radiador no pase de 60 ºC la temperatura. Por consiguiente, no hay ningún peligro de quemarse.
Si se han incrementado los incendios en los últimos años por la pobreza energética, no es debido precisamente a que se hayan incendiado los calefactores eléctricos, sino TODO lo CONTRA>RIO: por no poder instalar precisamente esos aparatos eléctricos por su coste de consumo. En lugar de eso se ha recurrido forzosamente a otros sistemas como braseros, chimeneas, estufas de leña, de butano, etc. etc., que son lealmente los que producen los incendios, no al contrario. (Ver mi artículo Los peligros del calor barato
Supongo queda clara mi preocupación sobre esos incendios y muertes por la pobreza energética de muchas familias españolas como también os aseguro que la solución no está en esos pósters, sino en abaratar la electricidad y crear unas tarifas asequibles a la gente empujada a la pobreza energética por el desinterés de los políticos que solo quieren ganar votos para perpetuarse en el chollo y llenarse los bolsillos. Y las familias que no tienen ni para comer, y los ancianos solos, olvidados en los pueblos, que se calienten con braseros, chimeneas, estufas de leña y de butano, sin cuidados y sin apoyos ni ayudas, que seguirán engordando cada año las listas de víctimas de incendios y muertes por inhalación de monóxido de carbono.

“6) Está hablando sin probar el producto, criticando a otros profesionales y sinceramente, creo que siendo muy poco riguroso en su información. Decirle que hemos vendido cientos de unidades de este producto y el índice de devoluciones es realmente bajo. De hecho mucha gente nos compra una unidad y despues de probarlo nos encarga más unidades para amigos y familiares. Le animo a que lo pruebe y nos informe.”

Faltaba la guinda del pastel: según decís, “hablo sin probar el producto, critico a otros profesionales y soy poco riguroso en mis informaciones”. Lo que creo, sinceramente, es que no tenéis mucha idea de lo que decís. Veamoslo: 500 W son 500 W ¿Verdad?. Bien, ¿Es necesario probarlo para saberlo? Pues no. Si la potencia es de 500 W, o seá, 0,5 kW, es lo que hay. Ni más ni menos.
Vayamos ahora a calcular la cantidad de calor que aporta cada kWh de energía eléctrica transformada en calor: supongo que no pondréis en duda la Ley de Joule, de donde deriva que cada kWh consumido produce, al transformares en calor, 860 Kilocalorías. En nuestro caso, cada kWh consumido, o sea, 0,5 kW de potencia x 1 hora, nos darna 0,5 kWh, que multiplicado por 860 Kilocalorías el kWh salen 430 Kilocalorías, que son las que aporta el poster cada hora de consumo eléctrico a esa habitación.
Veamos ahora los mismos datos aplicados a un calefactor, el que decís vosotros, de una potencia de 1500 W (1,5 kW·). Funcionando durante una hora la energía consumida seria de 1,5 kW x 1 hora = 1,5 kWh, que multiplicados por las 860 kilocalorías que aporta cada kWh, serian 1,5 kWh x 860 Kilocalorías = 1.290 Kilocalorías, o sea, 3 veces más que el poster de 0,5 kW de potencia y en el mismo tiempo, una hora. Creo que está meridianamente claro que la cantidad de calor aportada por el emisor térmico de 1,5 kW es tres veces más qiue la aportada por el poster NOVOMIR 500. Siendo asi, ¿Qué es lo que necesito probar para demostrarlo? ¿O es que no estáis de acuerdo con las leyes físicas que, recordémoslo, son ciencias EXACTAS? No son “impresiones o sensaciones” que corresponden a las pruebas esas’ que decís. Esas pruebas de los aparatos, por sensaciones, no tienen ningún rigor, pues a vosotros os puede parecer que calientan mucho y a mi que calientan poco. En tal caso, ¿Para qué tengo que probar ese chisme de 0,5 kW de potencia sabiendo que aporta la tercera parte de calor que el de 1.500 W de potencia en el mismo tiempo? ¿O también tengo que contar con los dedos para demostrar que dos y dos son cuatro?
Decís que no soy riguroso en mis informaciones… ¿Es mejor, como hacéis vosotros opinar “a ojo” que calienta lo mismo un poster que un calefactor de 1.500 W?. Porque además, eso es lo que dice la publicidad de esa Web, “que ahorra tres veces lo que consume otro calefactor para calentar lo mismo”. O sea que la Ley de la conservación de la energía, que dice que “La energía ni se crea ni se destruyo: solamente se transforma”. Entonces ese invento ruso, crea calor, pues produce tres veces más de lo que corresponde a su consumo. ¿Es esta la CREACIÓN del calor de la nada? Un milagro, claro, de esos rusos…Cualquier día nos salen inventando también el movimiento continuo o que los burros vuelan impulsados por la cola a modo de hélice y saldremos corriendo a la ventana a verlos volar. Pero resulta que yo soy “poco riguroso” en mis explicaciones… Si os molestarais en leer otros artículos de mi blog, veríais que SIEMPRE explico y/o demuestro lo que digo.
“…que critico a otros profesionales”…Naturalmente que critico a los supuestos profesionales que no tienen idea de lo que dicen. Es más: que confunden (y a veces engañan) a los compradores con falsas promesas que no se pueden cumplir según la Física y las Matemáticas. Sea por ignorancia o por engaño a sabiendas.
Decís también que habéis vendido cienos de estos aparatos sin prácticamente problemas… Pues claro, si te pones delante “dando la cara” al aparato, notas calor aunque las posaderas queden heladas… Y si en una habitación rectangular pones el “pendón” en una pared, notarlas calor si te pones frente a esa pared, pero si te pones en las paredes de los costados, ni te enterarás de que hay un calefactor funcionando. Hasta que, transcurrido tres veces más tiempo que el calefactor de 1.500 W de potencia, se caliente la habitación incluido el aire, pues es la única manera de sentir el calor envolvente en todas partes del cuerpo, y se entra realmente en calor. Pero, amigos míos, la cantidad de energía consumida cuando se alcanza la temperatura de la habitación deseada, es siempre la misma. Y todo lo demás son cuentos chinos…o rusos.
Si a pesar de lo expuesto, no estáis de acuerdo con lo que he escrito, os ruego me lo hagáis saber, pero eso sí, DEMOSTRANDO lo que decís, como hago yo siempre. No me valen ocurrencias, sensaciones ni pruebas de tres al cuarto. Me gusta la broma, pero en asuntos técnicos hay que ser muy serio, si no queremos que nos tomen por el pito del sereno. Os lo dice, a pesar de todo, con cariño, un “cañonero”, para los lectores, “cañonero” es el gentilicio de los nacidos en Lanjarón (Alpujarras, provincia de Granada) donde nace el agua de Lanjarón, la mejor del mundo mundial, o al menos, así me lo parece a mí, aunque NO PUEDO DEMOSTRARLO, porque, a pesar de haberlo intentado, no he conseguido encontrar la fórmula para demostrarlo. O sea, que mi convicción se queda solo en opinión…para los demás… aunque quien la prueba, repite. O bien, permitidme el plagio a Manuel Luque, Director General de Jabones CAMP que, años ha, copiando la frase original de Iacocca, de Crhysler, publicitó en televisión aquella frase que ahora aplico yo al agua de Lanjarón: “Busque, compare y si encuentra agua mejor, cómprela”. Tan seguro estoy. Señalo que nadie me paga publicidad por hablar del agua de Lanjarón. Lo hago por mi patria chica. Y a vosotros, paisanos de MUCHHOGAR, os envío saludos muy afectuosos y cordiales, porque ya sabéis aquello de “lo cortés no quita lo valiente”.