El pasado día 30 de Octubre de 2.014 publiqué el artículo Calor radiante, CALOR 3D…¿Un nuevo timo?. Me fue solicitado en un comentario dejado por DAVID, un lector del blog, que me indujo también a publicar otro artículo sobre THERMIQ, otra marca del mismo sector de placas radiantes de calefacción. De la segunda marca citada no ha habido un solo comentario por su parte, pero de CALOR 3D nos han inundado de respuestas vacías de contenido. En el fondo lo que se discute son mis afirmaciones de que no es cierto que para calentar una habitación las placas radiantes de CALOR 3D consuman menos energía eléctrica que cualquier otro calefactor eléctrico de resistencia (por efecto JOULE). Después de innumerables comentarios/respuestas, con las muy estimables colaboraciones de ALBERT, ROSA, EDU, WITEK, LOBO, RICARDO, DAVID…etc. ya ha llegado la hora de cerrar este capítulo de las sinrazones de esa marca. Pero antes debo agradecer a los citados lectores/colaboradores los comentarios y argumentaciones contra la publicidad engañosa de CALOR 3D y sus fantasías imposibles.
 
Voy a ir citando los burdos argumentos de CALOR 3D y las correspondientes definiciones y luego las posibles consecuencias legales. Lo que no voy a hacer de nuevo es volver a repetir mis explicaciones del por qué no son ciertas las manifestaciones fantasiosas de CALOR 3 D, que podéis ver en mi citado artículo.

Son Publicidad Engañosa las manifestaciones:

1.- “Descubre CALOR 3D:  CALOR 3D® es un sistema de calefacción, con efecto terapéutico, un ionizador y un purificador,Todo en uno y con un consumo mínimo.

2.- “(se gana en confort y se reduce en consumo energéticode mantener caliente el aire de la zona),”

3.-“CALOR 3D® es un sistema de calefacción por radiación, que para funcionar se alimenta con energía eléctrica, aunque es un error catalogarla como calefacción eléctrica, ya que nada tiene que ver su fundamento como sistema de calefacción con los radiadores eléctricos basados en el efecto Joule.

4.-“Como se ha dicho: CALOR 3D® es un sistema de calefacción por radiación, que aunque se alimenta con energía eléctrica nada tiene que ver con otros calentadores eléctricos.”

5.- “CALOR 3D® es un sistema que reduce la factura eléctrica porque consigue el confort térmico deseado en menos tiempo y con menos energía. Se compare con lo que se compare, el sistema CALOR 3D® es siempre el sistema que mejor resultado da
6.- “CALOR 3D® es, además, un sistema terapéutico:”
  • Reduce el dolor en articulaciones (artrosis)
  • Reduce espasmos musculares
  • Produce una marcada disminución de los ácidos grasos
  • Aumenta la temperatura corporal
  • Aumenta la intensidad de los ritmos cerebrales
  • Mejora la llegada de nutrientes al interior de la célula
  • Inhibe el crecimiento bacteriano”
Esta fantasiosa propiedad de los calefactores 3D es claramente PUBLICIDAD ENGAÑOSA. Veamos qué dicen las Leyes sobre este tema:
 

1. Se considera desleal por engañosa cualquier conducta que contenga información falsa o información que, aun siendo veraz, por su contenido o presentación induzca o pueda inducir a error a los destinatarios, siendo susceptible de alterar su comportamiento económico, siempre que incida sobre alguno de los siguientes aspectos:

b) Las características principales del bien o servicio, tales como su disponibilidad, sus beneficios, sus riesgos, su ejecución, su composición, sus accesorios, el procedimiento y la fecha de su fabricación o suministro, su entrega, su carácter apropiado, su utilización, su cantidad, sus especificaciones, su origen geográfico o comercial o los resultados que pueden esperarse de su utilización, o los resultados y características esenciales de las pruebas o controles efectuados al bien o servicio

Artículo 6 Actos de confusión

Se considera desleal todo comportamiento que resulte idóneo para crear confusión con la actividad, las prestaciones o el establecimiento ajenos.

Artículo 20 Practicas engañosas por confusión para los consumidores

En las relaciones con consumidores y usuarios, se reputan desleales aquéllas prácticas comerciales, incluida la publicidad comparativa, que, en su contexto fáctico y teniendo en cuenta todas sus características y circunstancias, creen confusión, incluido el riesgo de asociación, con cualesquiera bienes o servicios, marcas registradas, nombres comerciales u otras marcas distintivas de un competidor, siempre que sean susceptibles de afectar al comportamiento económico de los consumidores y usuarios.

Artículo 21 Prácticas engañosas sobre códigos de conducta u otros distintivos de calidad

1. Se reputan desleales por engañosas, las prácticas comerciales que afirmen sin ser cierto:

...c) Que un empresario o profesional, sus prácticas comerciales, o un bien o servicio ha sido aprobado, aceptado o autorizado por un organismo público o privado, o hacer esa afirmación sin cumplir las condiciones de la aprobación, aceptación o autorización (caso de las supuestas propiedades terapéuticas)

 Artículo 23 Practicas engañosas sobre la naturaleza y propiedades de los bienes o servicios…

3. Proclamar, falsamente, que un bien o servicio puede curar enfermedades, disfunciones o malformaciones

Normalmente se piensa que no vale la pena meterse en denuncias por parte de los usuarios sobre la publicidad engañosa, pues parecen difíciles pensando en procedimientos judiciales complejos. Pero no es así: basta con seguir el  artículo 53 de esta Ley, “El procedimiento se describe en la ley de la siguiente forma: ´´ La acción ante la Comisión nacional del consumidor sólo puede iniciarse en virtud de una denuncia de cualquier consumidor o persona, sin que sea necesariamente el agraviado por el hecho que denuncia. Las denuncias no están sujetas a formalidades ni se requiere autenticación de la firma del denunciante. Pueden plantearse personalmente, ante la Comisión nacional del consumidor, por memorial, telegrama u otro medio de comunicación escrita.”
 
La cosa es muy sencilla: basta una denuncia  por escrito enviada a la Comisión Nacional del Consumidor. Así de fácil. Sin gastos, sin desplazamientos, sin abogados…Tomen nota, señores de CALOR 3D. Y también otros del sector de la calefacción o de cualquier otro que anuncie publicidad engañosa…