ANFEL  (Asociación Nacional de Fabricantes de ELectrodomésticos) informa que la multinacional coreana SAMSUNG ha vuelto a infringir la legislación vigente sobre el etiquetado de Eficiencia Energética de sus electrodomésticos. Ahora se trata de un modelo de horno, BQ3Q3TO73, que se muestra en su página  web como de Eficiencia Energética AAA, cuando esta clasificación energética no existe.
 
Es evidente que se trata de publicidad engañosa que pretende confundir a los consumidores induciéndoles a que interpreten que se trata de una clasificación energética A+++ que tampoco existe como etiqueta energética.

No es la primera vez que SAMSUNG hace este tipo de publicidad engañosa, pues ya loi hizo antes con las lavadoras y vuelven a la carga ahora con los hornos y también muy recientemente  con los lavavajillas, donde en su página web los publicitan con la inexistente clasificación energética AAA.
La Directiva Marco de etiquetado energético (Real Decreto 124/1994), prohíbe en su artículo 6 la exhibición de etiquetas, marcas, símbolos o inscripciones que se refieran al consumo de energía, que no cumplan los requisitos de las directivas de aplicación y que puedan inducir a error o crear confusión.


Las lavadoras, hornos y lavavajillas de clasificación energética “A++” y “A+++”  (o bien AA y AAA) no están contempladas en el etiquetado y no está permitido utilizar dicha denominación. Únicamente es posible declarar comercialmente (no físicamente en el propio etiquetado) una lavadora como “A+” cuando consuma menos o igual a 0,17 kWh/kg, o como “A-10%”, “A-20%”, etc. cuando cumplan dichas reducciones (autorizado por la Comisión Europea).
Todo lo demás es crear confusión a los consumidores e ignorar la citada directiva europea, de obligado cumplimiento en yoda la Unión.
Si esto que hace SAMSUNG no es correcto, evidentemente, ¿Quién le pone el cascabel al gato y denuncia ante las autoridades competentes esta publicidad engañosa? ANFEL   dice que lo va a hacer. Mi pregunta es: ¿Por qué no lo ha hecho ya?. ¿A qué espera?