En la primera parte de este tema,  ¿Se amortiza el mayor coste de compra de los elect… os presentaba una tabla con las diferentes clases energéticas de los electrodomésticos, actualizadas, con los porcentajes de ahorro energético de cada clase, del porcentaje del consumo eléctrico de cada clase y luego añadí una columna de Coeficientes para que cualquiera que lo desee pueda calcular, partiendo de esta tabla, cuánta electricidad puede ahorrarse con una clase energética respecto a otra.

 
Eso es importante si deseamos saber si está bien pagar unos euros más por un electrodoméstico de la clase A+++ respecto al mismo aparato de otra clase inferior. En esa tabla y en el texto os ponía un ejemplo concreto que venía a demostrar el interés que tiene para nuestro bolsillo comprar aparatos de la mayor eficiencia posible. Siempre, claro está, que el fabricante no quiera pasarse de listo y poner una diferencia de precio abusiva, que lo dudo, puesto que la propia competencia del mercado pondría enseguida las cosas en su sitio.

Para  enseñaros el funcionamiento de esa tabla que he confeccionado expresamente para estos casos, voy a repetir aquí debajo  la misma que visteis en el encabezado del anterior artículo. Así será más fácil seguir los cálculos, que intentaré simplificarlos y explicarlos de tal forma que los pueda entender todo el mundo. Seguidamente, reproduzco la tabla.

1
2
3
4
5
6
TIPO
CLASE
AHORRO
CONSUMO
KWh
COEFIC.
Muy
A+++
76%
24%
157
0,24
bajo
A++
70%
30%
196
0,3
consumo
A+
58%
42%
274
0,42
Bajo
A
50%
50%
327
0,5
B
35%
65%
425
0,65
consumo
C
20%
80%
523
0,8
Consumo
D
media
media
Consumo
medio
E
100
100
654 KWh
1
Alto
F
115%
752
1,15
consumo
G
130%
850
1,3




Cuando vayáis a comprar un aparato, lavadora, frigorífico o  lavavajillas, debéis comparar la ETIQUETA ENERGÉTICA de los aparatos que os puedan interesar. Supongamos que vemos una lavadora de la clase energética A+++ y su consumo, indicado en la Etiqueta  Energética es de 0,95 KWh por cada lavado. Vamos a la tabla y vemos que en la clase energética A+++ el coeficiente es de 0,24.


Queremos compararla con la que tenemos en casa y ver cuánto ahorraríamos si la cambiásemos. Supongamos que la que tenemos en casa tiene 10 años, por lo que su clasificación energética correspondería muy posiblemente a la clase E. Vemos en la tabla que su coeficiente sería 1.


El cálculo es el siguiente:

Consumo conocido (0,95), dividido por su coeficiente (0,24) y multiplicado por el coeficiente de la clase que se busca (1) El resultado sería:

0,95 / 0,24 x 1 = 3,95 KWh

Cada lavado de la antigua lavadora consume 3,95 KWh, que a 0,18 € cada KWh, costaría 0,71 € en energía eléctrica. Si calculamos que se lava 5 veces por semana, al año lavaría 260 veces, con un coste de 195 €.


De otra parte, la nueva lavadora costaría en cada lavado 0,95 KWh x 0,18 = 0,17 € por lavado, y multiplicado por 260 lavados, costaría 44,2 €.


Así pues cada año, con la lavadora más eficiente ahorraríamos 195 – 44,2 = 150,8 €. Si la lavadora nueva nos costara 650 €, tardaríamos 4,3 años en amortizar totalmente el coste de compra, quedándonos todavía unos 8 años de funcionamiento normal del aparato. En esos 8 años nos ahorraríamos 1.206 € ¿Vale la pena cambiar la lavadora de 10 años y comprar una nueva de clase energética A+++? Desde luego que sí. Al cabo de 4,3 años habremos recuperado el coste de compra y en los 8 siguientes habremos ahorrado 1.206 €.

Este cálculo demuestra que es rentable cambiar la lavadora antigua. Pero también es muy importante que ante la nueva compra de un electrodoméstico comparemos las etiquetas energéticas de los que nos ofrecen, procurando siempre elegir el más eficiente, ya que siempre, a la larga, será más beneficioso.

Otra cosa: Como sabéis, los Planes Renove solo se aplican premiando a los aparatos más eficientes. Así pues, si en el momento de la compra está en marcha el Plan Renove, te podrás ahorrar, además unos 100 € en la compra.


Finalmente comentaros que las nuevas etiquetas energéticas con clasificaciones de hasta A+++ serán obligatorias a partir del próximo uno de Diciembre de este año 2.011. Pero solo, de momento, para los siguientes aparatos: Lavadoras, lavavajillas y frigoríficos (incluidos los congeladores y las vinotecas). Para el resto de aparatos todavía no se ha emitido la nueva directiva por la Unión Europea. 


Os anuncio que voy a preparar unos artículos sobre el análisis del contenido de las nuevas etiquetas, aparato por aparato, para que veáis que no solo es importante la eficiencia energética referida al consumo eléctrico, sino también el consumo de agua, el ruido, la clase del lavado, del centrifugado, etc.