JAVIER me ha dejado un comentario en mi artículo  donde expresa sus dudas sobre las secadoras de ropa con bomba de calor. Está convencido que ahorrará energía, y pregunta qué marca le recomiendo. 

Comenzaré reproduciendo el comentario completo de JAVIER. Dice así:
Excelente post,Antonio.Como todos.

Hablando de marcas,queria abusar de tu tiempo.

Este otoño pretendo comprar una secadora con bomba de calor sobre los 850 euros y de gran eficiencia-la usare en periodo valle de la Tdh,ademas-.

Le tengo el ojo echado a la AEG T86590ih,me gusta mas que sus equivalentes en Bosch/Balay/Siemens…… pues he leido de atascos en el condensador autolimpiante de estas ultimas(autolimpian pero se pueden atorar,no siendo sencillo retirar el eventual atasco).

Algun consejo?Gracias mil,caballero.”

Hace pocos años que se comenzaron a fabricar las secadoras con bomba de calor. Los fabricantes han investigado a fondo ese sistema ya que la secadora es el electrodoméstico que más consume por ciclo de uso. De ahí vino la aplicación de la conocida bomba de calor para calentar la ropa mojada, aportando el calor del ambiente en lugar de conseguirlo calentando la ropa mojada por chorros de aire calentado con resistencia eléxtrica.
Lo mismo que sucede con la bomba de calor que sirve para calentar una habitación, recogiendo el calor del medio ambiente exterior y “bombeándolo al interior de la vivienda, en el caso de la secadora, el calor del ambiente (habitación) sirve para “bombearlo” al interior de la secadora para extraer la humedad de la ropa con ese calor aportado.
Los consumos aproximados entre modelos de secadoras de 8 kilos de capacidad, en secado de ropa de algodón, serían:
Para hacer funcionar la secadora con bomba de calor se precisa de una potencia eléctrica de 1.000 vatios. Para conseguir que funcione la secadora normal, sin bomba de calor, se necesita una potencia de 2.800 vatios. Esas son las potencias eléctricas necesarias para que funcionen ambos tipos de aparatos. Ahora veamos la energía consumida (kwH) en cada caso. Tomemos dos ejemplos:
  • De clase energética A+++, con bomba de calor, consume por ciclo 1,07 KWh
  • De clase energética B, sin bomba de calor, consumo por ciclo entre 3,5 y 4,7. Tomaremos u n consumo medio por ciclo de 4 KWh
Vemos pues que con la secadora de mayor eficiencia energética nos ahorramos 4- 1,07 = 3 KWh aproximadamente. Si contamos que el KWh cuesta en total una media de 0,19 €, en cada ciclo de secado, con el aparato de bomba de calor ahorramos 3 KWh x 0,19 € = 0,57 € respecto a la secadora normal.
La cantidad de ciclos de secado la establece la Unión Europea, a efectos de comparación energética, en 160 ciclos/año. Eso significaría que los 160 ciclos x 0,57 € de ahorro resultaría un ahorro anual de 91,2 €.
Supongamos una duración efectiva de la secadora de 10 años. El ahorro con la de bomba de calor sería de 91,2  € x 10 = 912 € de ahorro. Mucho más de lo que cuesta la  mejor secadora de bomba de calor.
Otra forma de verlo: imaginemos que la diferencia de precio entre la secadora con y sin bomba de calor es de 400 €. La amortización del mayor coste de la de bomba sería de 400 / 91,2 = 4,38 años, o sea, cuatro años y medio.
En el caso expuesto por nuestro lector JAVIER, dice que pondría la secadora en horas valle de la Tarifa de Discriminación Horaria. En tal caso el coste de consumo eléctrico quedaría rebajado tanto para una como parar la otra secadora, pero el tiempo de amortización sería más elevado. Todo eso mientras se mantenga el actual sistema de TDH y se disponga además de la TUR (Tarifa de Último Recurso), que cualquier día de esos puede irse al traste…
No me gusta pronunciarme por marcas si no hay más remedio. En este caso el lector me propone varias. Solo le diré que yo tengo una de la marca BOSCH y no la cambiaría por ninguna otra marca. Eso de los atascos ¿Quién lo dice? ¿Quiñen lo asegura? Yo no he tenido nunca atascos y lleva tres años funcionando. Es cuestión de sacar y limpiar (si fuera necesario, que normalmente no lo es) el condensador, de extracción fácil, limpieza sencilla y encaje de nuevo en su alojamiento. Esa revisión la puedes hacer vcada medio año, y tardas menos de cinco minutos…
Pero cada uno es muy libre de elegir la marca, el precio y el modelo que más le guste o interese. Eso sí: aconsejo elegire una marca de calidad, solvencia, FUTURO, con un buen Servicio Técnico y en un establecimiento que responda si luego hay problemas con el aparato, como he explicado en muchas ocasiones.